DISCURSOS — DG ROBERTO AZEVÊDO

Más información

  

Gracias, Embajador Gálvez,
Excelencias,
Señoras y señores,

Buenos días.

Muchas gracias por haberme invitado a reunirme con ustedes hoy.

Esta reunión marca un momento importante en los debates estructurados sobre la facilitación de las inversiones para el desarrollo. Es una oportunidad para hacer balance de los progresos que han realizado ustedes en los últimos meses. También les brinda la ocasión de estudiar sus próximos pasos, teniendo en cuenta el objetivo de lograr algún resultado para nuestra Duodécima Conferencia Ministerial, que se celebrará el próximo año.

Su motivación es muy positiva, al igual que la manera transparente e inclusiva en que han avanzado desde que esta iniciativa se puso en marcha en Buenos Aires hace dos años. El mérito es de todo el grupo, pero también suyo, Embajador Gálvez, por su liderazgo como coordinador. Aunque usted ha dicho que no afectará a la labor del grupo, se le echará mucho de menos.

Está claro que la ardua labor del grupo para elaborar un marco de facilitación de las inversiones se ha traducido en avances concretos.

Desde el principio, han hecho ustedes hincapié en los vínculos entre la facilitación de las inversiones y el desarrollo.

Han analizado la manera en que un enfoque coherente de las políticas de facilitación del comercio y las inversiones puede contribuir a promover el crecimiento económico y el desarrollo, sobre todo en los países en desarrollo y los países menos adelantados.

De hecho, muchos Gobiernos dan prioridad a la facilitación de las inversiones como medio de impulsar el comercio, el crecimiento y la creación de empleo.

Los distintos países tendrán necesidades y enfoques diferentes, pero es justo decir que todo el mundo se beneficiaría de un marco común de facilitación de las inversiones, que también dejara margen para que los Miembros aborden sus circunstancias particulares.

Hay un paralelismo evidente con el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio, que claramente ha inspirado su labor.

Desde luego, ya han superado ustedes con creces la etapa de demostrar la importancia de esta cuestión. Han dado pasos importantes para determinar la forma que podría tener un marco multilateral de facilitación de las inversiones.

A principios de este año, pasaron ustedes a un debate basado en ejemplos, utilizando la perspectiva de los casos específicos para elaborar los posibles elementos de un marco. Fue un paso muy importante, porque ayudó a aclarar lo que significaba para ustedes este ejercicio.

En julio, decidieron ustedes basar los debates ulteriores en un documento de trabajo.

Tengo entendido que se ha avanzado de manera satisfactoria, con un elevado nivel de participación, y que el documento de trabajo ya muestra los perfiles de un posible acuerdo. Ello es muy alentador, también por el motivo que acabo de señalar, para aportar claridad.

Asimismo, cabe destacar que cada vez más Miembros se están sumando a estas conversaciones. En la actualidad, la iniciativa cuenta con casi 100 participantes, frente a 70 cuando hace dos años se pusieron en marcha estos debates estructurados en Buenos Aires.

Esto es una clara señal de la importancia que conceden los Miembros a esta cuestión y de la que tiene su objetivo de asegurar que la facilitación de las inversiones y el desarrollo vayan de la mano. La iniciativa recibió un considerable impulso político el mes pasado en Shanghái, tras lo cual 98 Miembros reafirmaron su compromiso con esta labor. También acordaron buscar un resultado concreto en la Duodécima Conferencia Ministerial.

De cara al futuro, es importante mantener este nivel de participación.

Entiendo que sus deliberaciones sobre el documento de trabajo han llevado a una idea más clara de lo que es factible y de lo que todavía requerirá nuevos debates. En lo relativo a la manera de avanzar, entiendo que muchos de ustedes han sugerido que el coordinador prepare un “texto simplificado” para pasar a una fase de negociación en el primer semestre de 2020. Esto resulta muy alentador.

Está claro que tienen ustedes mucho que debatir, así que espero que las conversaciones de hoy aclaren la manera en que pueden ustedes avanzar en todas estas cuestiones.

Como sucede con todas estas iniciativas, y con la OMC en su conjunto, son ustedes, los Miembros, los que están al mando. Por lo tanto, espero que mantengan este nivel de pragmatismo y apertura cuando cambien de marcha para preparar la Duodécima Conferencia Ministerial. Sus esfuerzos contribuyen a que la OMC siga respondiendo a las necesidades de los Miembros y de la economía mundial.

Los animo igualmente a proseguir el diálogo con otros Miembros, a fin de garantizar la transparencia y la inclusividad.

Sigan trabajando así de bien.

Espero con interés escuchar sus debates de hoy.

Muchas gracias.

 

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.