EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES:

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión


MÁS INFORMACIÓN:
Examen de las Políticas Comerciales: Argentina
  

Este cuarto Examen de las políticas comerciales de la Argentina ha brindado una excelente oportunidad de entender mejor sus políticas en materia de comercio e inversión. Quisiera agradecer a la Sra. Beatriz Paglieri, Secretaria de Comercio Exterior del Ministerio de Economía, al Embajador Augusto Costa, Secretario de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, y a toda la delegación argentina su constructiva participación en esta reunión y su firme compromiso con esta labor. También quisiera agradecer al Embajador Trung Thanh Nguyen, Representante Permanente de Viet Nam ante la OMC, su intervención como ponente. Los Miembros han acogido con gran satisfacción las respuestas que ha presentado la Argentina por escrito a las numerosas preguntas escritas formuladas con antelación. Esperan con interés recibir lo antes posible respuestas a las preguntas pendientes.

Los Miembros han felicitado a la Argentina por capear con éxito la crisis mundial, al alcanzar en 2010 y 2011 elevadas tasas de crecimiento del PIB del orden del 9%. También han celebrado los importantes avances obtenidos durante el período objeto de examen en materia de inclusión social, mejora de la distribución del ingreso, alivio de la pobreza y reducción del desempleo. No obstante, también se ha observado que, más recientemente, en el primer semestre de 2012, la tasa anual de crecimiento del PIB se redujo al 2,4%, mientras la inflación se aceleró. Este último aspecto podría representar un problema para el crecimiento futuro, al socavar la competitividad externa de la Argentina y dificultar el logro de su objetivo de inclusión social. Los Miembros esperan que la Argentina haga frente al desafío de mantener un crecimiento fuerte y sostenible y reducir la inflación sin recurrir a políticas de restricción del comercio, como ya se señaló en oportunidad del anterior examen de las políticas comerciales realizado en 2007.

Los Miembros han destacado la activa participación de la Argentina en el sistema multilateral de comercio y el Programa de Doha para el Desarrollo, particularmente en materia de agricultura y cuestiones relacionadas con el desarrollo. Se ha elogiado a la Argentina por su activa participación y firme compromiso con respecto a la finalización del PDD, y la creciente función que cumple en la cooperación Sur-Sur, la Ayuda para el Comercio y las iniciativas de apoyo a los PMA. Los Miembros han señalado que, en su calidad de importante exportador de productos básicos, la Argentina se ha beneficiado considerablemente de su participación en el sistema multilateral de comercio, al duplicar sus exportaciones durante el período objeto de examen. Han instado a la Argentina a seguir fortaleciendo su papel en el sistema multilateral de comercio.

Se ha señalado que, durante el período objeto de examen, la Argentina ha seguido utilizando activamente la política comercial para lograr sus objetivos macroeconómicos y sociales. Por ejemplo, se han utilizado impuestos a la exportación para asegurar el abastecimiento interno a precios bajos y aumentar el ingreso fiscal, así como licencias de exportación y acuerdos de compensación de importaciones y exportaciones para mejorar los resultados de la balanza comercial y fomentar la producción nacional. Los Miembros han preguntado si la Argentina no considera que la utilización de impuestos a la exportación para obtener ingresos distorsiona la asignación de los recursos nacionales y altera su ventaja comparativa. Algunos Miembros han expresado su preocupación por la repercusión de estos impuestos en los precios internacionales, particularmente al tener presente que la Argentina es uno de los principales exportadores de algunos de los productos básicos gravados. En general, los Miembros han animado a la Argentina a adoptar y aplicar medidas comerciales de forma más transparente y previsible, ya que la propia incertidumbre podría sofocar el crecimiento, la inversión y el comercio.

Los Miembros han señalado que, durante el período objeto de examen, la Argentina ha aplicado con mayor frecuencia medidas de restricción de las importaciones, principalmente medidas antidumping, precios de referencia y, en particular, licencias de importación. Han expresado su preocupación por la adopción, a principios de 2012, de una nueva Declaración Jurada Anticipada de Importación que debe presentarse antes de importar. Algunos Miembros de la OMC han denunciado la utilización de licencias de importación, cuestión que también se planteó al OSD, así como la utilización de acuerdos de compensación de las importaciones y las exportaciones. Los Miembros han celebrado que en 2012 y principios de 2013 la Argentina haya eliminado la mayoría de sus licencias de importación y han preguntado qué planes tiene para seguir avanzando en este sentido. En general, los Miembros han cuestionado la transparencia de la aplicación de las medidas de restricción de las importaciones, medidas que en su opinión podrían tener efectos negativos en el comercio. Se ha instado a la Argentina a eliminarlas y aplicar medidas basadas en las normas de la OMC. En sus respuestas, las autoridades de la Argentina han considerado que sus políticas son conformes a las normas de la OMC.

Otras de las cuestiones señaladas por los Miembros durante el examen, ya sea en el proceso de preguntas y respuestas o en sus intervenciones, son, entre otras, las que se enumeran a continuación. Hemos tomado nota de las observaciones formuladas hoy al respecto por el Embajador Costa, incluida su aclaración de que la Argentina no pretende ser autosuficiente.

  • Aranceles: Si bien los Miembros han acogido con satisfacción que durante el período objeto de examen la Argentina haya eliminado los derechos específicos, han observado que en ese período el promedio del arancel aplicado aumentó y que el porcentaje de líneas arancelarias libres de derechos disminuyó. También han mencionado que algunos aranceles aplicados parecen superar los niveles consolidados. Han formulado preguntas sobre la compatibilidad del reciente aumento de los aranceles con el compromiso del G-20 de resistir el proteccionismo.
     
  • Requisitos para nivelar el comercio: Los Miembros han solicitado más información sobre la naturaleza de estos requisitos y su fundamento jurídico, y han preguntado si se han publicado en el Boletín Oficial, cómo se han comunicado a las empresas privadas, qué consecuencias tiene para las empresas su incumplimiento y cómo se justifican estas prácticas en el marco de los Acuerdos de la OMC.
     
  • Inversión extranjera directa: Si bien los Miembros han señalado que en general la Argentina aplica un régimen de IED abierto y casi sin ninguna restricción a la entrada y que se aplica el trato nacional en la mayoría de los sectores, se han planteado preocupaciones relacionadas, entre otros aspectos, con las limitaciones a la repatriación de los dividendos y, en general, al envío de capital al exterior; los criterios para la nacionalización de industrias y los planes de nacionalización de empresas en el futuro; la repercusión de la política de sustitución de importaciones en la IED y la compatibilidad de esa política con el Acuerdo sobre las MIC.
     
  • Programas de incentivos horizontales: Los Miembros han observado que la Argentina mantiene varios programas de esta índole cuyo objeto es reducir el costo inicial de la inversión o favorecer el desarrollo regional o las actividades de investigación y desarrollo. También se ha observado que la Argentina ofrece garantías de crédito y crédito oficial, a veces a tasas preferenciales o fijas, y que, en algunos casos, los programas de incentivos están sujetos a requisitos de valor añadido nacional. Los Miembros han instado a la Argentina a notificar estos programas a la OMC.
     
  • Contratación pública: Los Miembros han preguntado qué planes tiene la Argentina en cuanto a su adhesión al ACP, y han planteado varias preguntas sobre las normas y los procedimientos generales de contratación pública, incluida la concesión de márgenes de preferencia nacional.
     
  • Propiedad intelectual: Se ha solicitado a la Argentina que aclare algunas cuestiones en esta esfera, particularmente la patentabilidad de los productos farmacéuticos y las demoras para tramitar las solicitudes de patentes.
     
  • Servicios: Los Miembros han señalado que los diferentes sectores de servicios están relativamente abiertos a la inversión extranjera. Han instado a la Argentina a que promueva la competencia en algunos sectores de servicios, como el de las telecomunicaciones, y a reflejar mejor la apertura general de su régimen de servicios en sus compromisos en el marco de la OMC.

En conclusión, los Miembros han elogiado por lo general los resultados económicos obtenidos por la Argentina durante el período objeto de examen, si bien han recomendado cautela ante el crecimiento de la inflación. Los Miembros han acogido favorablemente el firme propósito de la Argentina de reducir la deuda pública, aumentar el empleo, mejorar su capacidad productiva y la competitividad del sector manufacturero, combatir la pobreza, mejorar la distribución del ingreso, etc. No son estos objetivos los que suscitan las preguntas y la preocupación de los Miembros, sino la forma en que la Argentina viene utilizando algunas medidas concretas de política comercial para promoverlos. Al igual que en el examen de 2007, este aspecto comprende la aplicación y la repercusión de los impuestos a la exportación, la concesión de incentivos sujeta a requisitos de contenido nacional y la utilización de licencias de importación. En este examen, los Miembros han vuelto a solicitar que la Argentina reexamine la conveniencia de estas medidas.

La participación en la reunión de numerosas delegaciones y la gran cantidad de preguntas formuladas durante este examen de las políticas comerciales han puesto de manifiesto la indiscutible importancia que para los Miembros tiene la Argentina como interlocutor comercial. También es revelador que tantos Miembros hayan subrayado la importancia de su comercio bilateral con la Argentina, aunque hayan recalcado que, a pesar del crecimiento a menudo extraordinario registrado en los últimos años, aún no desarrolla todo su potencial. Por lo tanto espero que este examen ayude a la Argentina a reflexionar acerca de su importancia y su responsabilidad en el sistema multilateral de comercio para que siga formulando su política comercial en consecuencia, tanto en su propio beneficio como en el de todos aquellos que participan en el sistema. Para terminar, quisiera expresar mi agradecimiento a la delegación de la Argentina, a todas las demás delegaciones, al ponente y a la Secretaría por haber contribuido al éxito de este Examen de las Políticas Comerciales de la Argentina.

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.