EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES:

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión


MÁS INFORMACIÓN:
Examen de las Políticas Comerciales: Pakistán
  

El cuarto examen de las políticas comerciales del Pakistán nos ha brindado la oportunidad de examinar la evolución de las políticas comerciales, económicas y de inversión del Pakistán desde el último examen, realizado en 2008. El gran volumen de preguntas presentadas antes de la reunión y las numerosas delegaciones que las han planteado y que han intervenido a lo largo de los dos días de debates muestran la importancia que se concede a la política comercial y de inversión del Pakistán y al papel que desempeña en el sistema multilateral de comercio. La declaración del jefe de la delegación del Pakistán, Sr. Shehzad Arbab, Secretario del Ministerio de Comercio, y las observaciones detalladas y bien documentadas del ponente, el Embajador del Reino de la Arabia Saudita ante la OMC, Dr. Abdolazeez Al-Otaibi, han facilitado mucho nuestro debate. Quiero señalar también que el Pakistán ha contestado tanto a las preguntas planteadas dentro del plazo establecido como a las que se formularon fuera de él, y esperamos con interés recibir las respuestas a las preguntas que hayan quedado pendientes a más tardar un mes después de la presente reunión.

Los Miembros han destacado la resistencia de la economía del Pakistán y han señalado que a pesar de la multitud de circunstancias adversas y dificultades con que se enfrenta, el Pakistán ha logrado registrar un crecimiento positivo a lo largo del período examinado. También se ha subrayado que se prevé que la economía siga creciendo durante el año en curso. Los Miembros han reiterado que es preciso hacer más para reducir el déficit fiscal y subsanar insuficiencias de las infraestructuras como la grave escasez de energía eléctrica.

Los Miembros han acogido con satisfacción el programa de reformas acometido por el Pakistán, en el marco de la "Visión 2025" y del Marco Estratégico de Política Comercial. Han dicho que esperan que el Pakistán pueda llevar a cabo las reformas emprendidas y alcanzar los objetivos que se ha fijado y han reconocido la exitosa transición del país a la democracia, así como la descentralización del poder político promovida por la 18ª Reforma Constitucional.

Los Miembros han encomiado el enfoque constructivo del Pakistán en las negociaciones en el marco del PDD así como su papel positivo en la elaboración del Paquete de Bali y en la labor en curso sobre el programa de trabajo posterior a Bali. Los Miembros han valorado también el hecho de que el Pakistán haya presentado sus compromisos de la categoría "A" en virtud del Acuerdo de Facilitación del Comercio y han celebrado que el Pakistán haya adquirido la condición de observador en el Acuerdo sobre Contratación Pública, señal significativa de la voluntad del país de aumentar la transparencia.

Los Miembros se han felicitado de que, con el fin de facilitar el comercio y la inversión, el Pakistán haya emprendido varias reformas, como por ejemplo la profundización de la liberalización del régimen de inversiones extranjeras, el establecimiento de zonas económicas especiales, la mejora de la política de competencia, la modernización de la infraestructura portuaria y la creación de una ventanilla única nacional.

Varios Miembros han acogido con satisfacción la ligera reducción de los tipos arancelarios NMF aplicados registrada desde 2008, pero han expresado preocupación por la gran diferencia entre los tipos aplicados y los consolidados. Se han expresado reservas similares con respecto a la supresión de las líneas arancelarias libres de derechos. Varios Miembros han planteado el problema que supone a su juicio el alto grado de protección general que favorece la sustitución de importaciones. También se han referido al uso prolongado de instrumentos ad hoc de política comercial, como las órdenes reglamentarias especiales, que menoscaban la previsibilidad del régimen comercial. En ese contexto, los Miembros han valorado positivamente el compromiso del Pakistán de eliminar gradualmente las órdenes reglamentarias especiales en materia fiscal y comercial, como se indicó en la intervención del Pakistán. Algunos Miembros también han expresado preocupación por el elevado grado de protección otorgado a la industria nacional del automóvil.

Algunos Miembros han expresado preocupación por las subvenciones otorgadas en diversas formas, que pueden consistir, por ejemplo, en subvenciones para promover las exportaciones, construir plantas procesadoras, proporcionar a determinadas industrias un acceso preferencial a ciertos servicios públicos o en la aplicación de tipos preferenciales en el marco de planes de financiación de las exportaciones para promover determinados productos. Algunos Miembros han insistido en la necesidad de reducir las subvenciones y las prohibiciones a la exportación.

Los Miembros han señalado asimismo, entre otras cuestiones, el precio de sostenimiento para el trigo, la fijación de precios en la industria farmacéutica, los procedimientos para el trámite de licencias de importación, los mecanismos de salvaguardia y el elevado número de investigaciones antidumping. En cuanto a la prohibición de importar productos de bovino, ganado y aves de corral, los Miembros han indicado que esperan que el Pakistán considere la posibilidad de levantarla.

También se ha mencionado la falta de notificaciones, en particular en esferas como la agricultura y la ayuda interna.

Quiero subrayar una vez más que a pesar de las numerosas dificultades que afronta el Pakistán, su economía ha dado pruebas de resiliencia y varias de las políticas adoptadas desde el último examen han demostrado el empeño del Pakistán en aumentar la transparencia y la previsibilidad. Es alentador ver los progresos que sigue haciendo el Pakistán para alentar un futuro más próspero. Es un país rico en recursos naturales, ocupa una posición geográfica estratégica y tiene una mano de obra abundante, voluntariosa y joven. El reto para el Pakistán es aprovechar ese potencial con políticas y reformas apropiadas, encaminadas entre otras cosas a mejorar el entorno para la actividad empresarial, profundizar la liberalización del régimen comercial y garantizar su previsibilidad, reducir la intervención del Estado en la economía, suministrar infraestructuras adecuadas, especialmente para el sector de la electricidad, y mejorar la situación fiscal mediante una ampliación de la base impositiva. Los Miembros han reconocido esos importantes desafíos y han expresado preocupaciones acerca de los sectores y las cuestiones que son importantes para ellos. Por consiguiente, aliento al Pakistán a que reflexione sobre las observaciones y las deliberaciones de los últimos dos días e incorpore algunas de las recomendaciones formuladas a su programa de reformas y de políticas.

Para terminar, quiero dar las gracias al Secretario Arbab y al resto de la delegación del Pakistán, a todas las demás delegaciones, al ponente y a la Secretaría por este cuarto examen de las políticas comerciales del Pakistán, que ha sido muy provechoso.

 

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.