Pulsar aquí para regresar a "temas comerciales"
ADPIC: INFORMACIÓN SOBRE LOS ADPIC

Acuerdo sobre los ADPIC: visión general

El Acuerdo sobre los ADPIC, que entró en vigor el 1º de enero de 1995, es hasta la fecha el acuerdo multilateral más completo sobre propiedad intelectual.

 

Otras disposiciones  Volver al principio

Adquisición y mantenimiento de los derechos de propiedad intelectual y procedimientos contradictorios relacionados  Volver al principio

En general, el Acuerdo no trata de manera detallada de las cuestiones de procedimiento relativas a la adquisición y mantenimiento de los derechos de propiedad intelectual. En su Parte IV figuran algunas normas generales sobre estas cuestiones cuya finalidad es que la adquisición y el mantenimiento de los derechos de propiedad intelectual no conlleven dificultades de procedimiento innecesarias que puedan utilizarse para menoscabar la protección exigida en el Acuerdo. De conformidad con el párrafo 1 del artículo 62, los Miembros podrán exigir -como condición para la adquisición o el mantenimiento de derechos relacionados con marcas de fábrica o de comercio, indicaciones geográficas, dibujos o modelos industriales, patentes y esquemas de trazado- que se respeten procedimientos y trámites razonables. Cuando la adquisición de un derecho de propiedad intelectual esté condicionada al otorgamiento o registro de tal derecho, el procedimiento correspondiente debe permitir el otorgamiento o registro del derecho dentro de un plazo razonable, a fin de evitar que el período de protección se acorte injustificadamente (párrafo 2). Los procedimientos relativos a la adquisición o el mantenimiento de derechos de propiedad intelectual y los de revocación administrativa y procedimientos contradictorios como los de oposición, revocación y cancelación, cuando la legislación de un Miembro establezca tales procedimientos, deben regirse por los principios generales en materia de decisiones y revisiones enunciados en los párrafos 2 y 3 del artículo 41 del Acuerdo (párrafo 4). Las decisiones administrativas definitivas adoptadas en esos procedimientos deben estar generalmente sujetas a revisión por una autoridad judicial o cuasijudicial (párrafo 5).

Disposiciones transitorias Volver al principio

El Acuerdo sobre los ADPIC da a todos los Miembros de la OMC períodos de transición para que puedan cumplir las obligaciones de él dimanantes. En los artículos 65 y 66 figuran esos períodos de transición, que dependen del grado de desarrollo del país de que se trate.

Los países desarrollados Miembros han tenido que cumplir todas las disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC desde el 1. de enero de 1996. Ahora bien, todos los Miembros, incluso los que se valgan de los períodos de transición más largos, han tenido que cumplir las obligaciones de concesión de trato nacional y trato n.m.f. a partir del 1. de enero de 1996.

En lo que se refiere a los países en desarrollo, el período general de transición es de cinco años, es decir, hasta el 1. de enero de 2000. Un país cuya economía esté en transición, aunque no sea un país en desarrollo, puede también retrasar la aplicación hasta el año 2000 si cumple las tres siguientes condiciones:

que se halle en proceso de transformación de una economía de planificación central en una economía de mercado y libre empresa;

que realice una reforma estructural de su sistema de propiedad intelectual; y

que se enfrente con problemas especiales en la preparación o aplicación de sus leyes y reglamentos en materia de propiedad intelectual.

En cuanto a los países que figuran en la lista de países menos adelantados elaborada por las Naciones Unidas, el período de transición es de 11 años. En el Acuerdo se prevé la posibilidad de prorrogar este período de transición si se recibe una petición debidamente motivada.

Hay dos importantes obligaciones sustantivas que han sido efectivas desde la entrada en vigor del Acuerdo sobre los ADPIC el 1. de enero de 1995. Una es la llamada cláusula de "no degradación", que figura en el párrafo 5 del artículo 65 y se refiere a las modificaciones introducidas durante el período de transición, y la otra es la llamada disposición de "anticipación", que figura en el párrafo 8 del artículo 70 y trata de la presentación de solicitudes de patente para productos farmacéuticos y productos químicos agrícolas durante el período de transición.

La cláusula de "no degradación" que figura en el párrafo 5 del artículo 65 prohíbe a los países la utilización del período de transición para reducir el nivel de protección de la propiedad intelectual de manera que se traduzca en una disminución del grado de compatibilidad con las disposiciones del Acuerdo.

Se aplican normas especiales de transición en los casos en que un país en desarrollo no otorgue protección mediante patentes de productos a un determinado sector de tecnología -especialmente, las invenciones de productos farmacéuticos o productos químicos agrícolas- en la fecha general de aplicación del Acuerdo para ese Miembro, es decir, en el año 2000. De conformidad con el párrafo 4 del artículo 65, el país en desarrollo que se halle en ese caso podrá aplazar la aplicación a ese sector de tecnología de las obligaciones en materia de patentes de productos resultantes del Acuerdo sobre los ADPIC por un período adicional de cinco años (es decir, hasta el año 2005). No obstante, el Acuerdo contiene disposiciones transitorias adicionales con respecto a los casos en que un país no otorgue a los productos farmacéuticos y a los productos químicos agrícolas, en la fecha de entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC, protección mediante patentes que esté en correspondencia con las disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC. Con arreglo a la disposición de "anticipación" contenida en el párrafo 8 del artículo 70, el país de que se trate debe establecer desde la fecha de entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC un medio por el cual puedan presentarse solicitudes de patentes para esas invenciones. No será necesario que se examinen esas solicitudes para determinar su patentabilidad hasta que el país empiece a aplicar la protección mediante patentes de productos en ese sector, es decir, en el caso de un país en desarrollo hasta que finalice el período transitorio de diez años. Sin embargo, en ese momento debe examinarse la solicitud tomando como referencia la situación existente en el momento en que se presentó. Si se acepta la solicitud, habrá de otorgarse protección mediante patente de productos durante el resto de la duración de la patente, a contar de la fecha de presentación de la solicitud. Cuando un producto que haya sido objeto de una solicitud de patente en esas circunstancias obtenga autorización de comercialización antes de que se adopte la decisión sobre la concesión de la patente, existe la obligación -en virtud del párrafo 9 del artículo 70- de otorgar derechos exclusivos de comercialización durante un período de cinco años para cubrir el intervalo. Existen diversas salvaguardias para garantizar que el producto de que se trate sea una verdadera invención: con posterioridad a la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC, debe haberse presentado una solicitud de patente, haberse concedido una patente y haberse obtenido la aprobación de comercialización para ese producto en otro Miembro.

Protección de la materia existente   Volver al principio

Un importante aspecto de las disposiciones transitorias del Acuerdo sobre los ADPIC son las disposiciones relativas al trato de la materia ya existente en el momento en que un Miembro comience a aplicar las disposiciones del Acuerdo. Como se estipula en el párrafo 2 del artículo 70, las normas del Acuerdo sobre los ADPIC se aplican en general a la materia existente en la fecha de aplicación del Acuerdo para el Miembro de que se trate que esté protegida en ese Miembro en dicha fecha. En cuanto al derecho de autor y la mayoría de los derechos conexos, hay prescripciones adicionales. Las disposiciones del párrafo 1 del artículo 9, del párrafo 6 del artículo 14 y del párrafo 2 del artículo 70 del Acuerdo sobre los ADPIC obligan a los Miembros de la OMC a cumplir el artículo 18 del Convenio de Berna, no sólo en lo que se refiere a los derechos de los autores sino también en lo que respecta a los derechos que tienen sobre los fonogramas los artistas intérpretes y ejecutantes y los productores de fonogramas. El artículo 18 del Convenio de Berna, incorporado al Acuerdo sobre los ADPIC, comprende la llamada norma de retroactividad, según la cual el Acuerdo es aplicable a todas las obras que todavía no hayan pasado al dominio público en su país de origen o en el país en el que se reclama la protección por expiración del plazo de protección. En los casos en que un país recupere materia del dominio público para ponerla bajo protección, las disposiciones del artículo 18 permiten cierta flexibilidad transitoria en interés de personas que de buena fe hayan actuado ya sobre la base de que el material pertenecía al dominio público.