Celebración del Día Internacional de la Mujer 2013

La OMC se une a la celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2013 para rendir homenaje a las mujeres de todo el mundo y sus logros económicos, políticos y sociales. El comercio puede empoderar a las mujeres y contribuir a la reducción de la pobreza y la promoción del desarrollo. Se necesita hacer más para ayudar a las mujeres a beneficiarse del comercio.


Véase también:
Sitio Web del Día Internacional de la Mujer
 

El comercio es un potente motor para estimular el crecimiento, generar empleo y reducir la pobreza.  También es un instrumento para empoderar a las mujeres.  Según la OIT, el comercio es la fuente de empleo más importante entre las mujeres del África subsahariana que trabajan por cuenta propia, y genera el 60% del empleo autónomo fuera del sector agropecuario.  Facilitar las actividades comerciales de las mujeres empresarias puede contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.  Las mujeres siguen soportando una parte desproporcionada de la carga de la pobreza, y su empoderamiento tiene un efecto multiplicador sobre el crecimiento económico.

Sin embargo, al conmemorar el Día Internacional de la Mujer 2013 es importante reconocer que aún hay demasiadas mujeres confrontadas a una desproporcionada falta de acceso a los recursos y oportunidades comerciales, así como a los medios para aprovecharlos al máximo.  Su comprensión de las exigencias de los compradores suele ser limitada, al igual que su capacidad para satisfacerlas.  Por lo general, el acceso al crédito por parte de estas mujeres es complicado.  Además, la poca visibilidad de las mujeres empresarias, sobre todo en muchos de los países más pobres, impide que los potenciales compradores comprendan las repercusiones, ventajas y oportunidades asociadas a la integración de las mujeres en sus cadenas de suministro, y cumplan los compromisos existentes con respecto al incremento de la contratación de mujeres en el marco de programas de diversificación de los proveedores.

 

Participación en las cadenas de suministro

Los mercados de contratación de los sectores público y privado pueden ser una importante vía para que las mujeres empresarias puedan aumentar sus exportaciones e ingresos a través del comercio.  Pese a la significativa participación de las mujeres en la economía (según las encuestas de empresas del Banco Mundial las mujeres participan en la propiedad de más del 35% de las empresas del mundo) se calcula que su participación en la contratación de las empresas es inferior al 1%, e incluso en los Estados Unidos, donde se ha fijado a nivel gubernamental un objetivo en materia de contratación del 5%, en 2011 solamente el 3,9 % de los contratos se adjudicaron a empresas comerciales regentadas por mujeres.  Se puede hacer más por mejorar esta situación.

El Centro de Comercio Internacional (ITC), organismo hermano de la OMC, ha desarrollado un conjunto de programas para ayudar a las mujeres a realizar más y mejores intercambios comerciales.  Su programa “Mujeres y Comercio” ha dado lugar a la creación de una Plataforma Mundial para la Acción sobre la Contratación de Mujeres Proveedoras de Bienes y Servicios (Plataforma Mundial), que sirve de marco y de apoyo para que las mujeres empresarias vendan sus productos en las cadenas mundiales de suministro.  Esta plataforma ha contribuido a aumentar los ingresos de las empresas propiedad de mujeres y ha generado nuevas ventas por valor de más de 20 millones de dólares EE.UU.  La exposición y foro anual del ITC para mujeres empresarias ha permitido a estas mujeres participar en reuniones cara a cara con los compradores con miras a entablar relaciones y crear oportunidades comerciales.  Gracias a la acción del ITC, más de 2.000 mujeres en sectores específicos (el sector del café en el África Oriental y Occidental y los sectores del vestido y la joyería en América Latina) también se han conectado a las cadenas de valor de las exportaciones, lo cual ha supuesto un incremento de los ingresos, una expansión de las empresas y un crecimiento del empleo. (Sitio Web del programa Mujeres y Comercio del ITC)

La OMC es también un organismo asociado del Marco Integrado mejorado (MIM), que ayuda a los países menos adelantados (PMA) a incorporar la perspectiva de género en las estrategias de exportación nacionales y sectoriales y a establecer procesos para diagnosticar e implementar la incorporación de esa perspectiva en los proyectos relacionados con el comercio. (Sitio Web de la OMC dedicado al MIM)

 

¿Sabía que…?

  • En el África Occidental y Central las mujeres que realizan actividades de comercio informal transfronterizo dan empleo a 1,2 personas en sus empresas a domicilio y, por término medio, tienen a su cargo 3,2 hijos y 3,1 personas dependientes que no son ni sus hijos ni sus esposos.
  • Una niña tiene muchas más probabilidades de ir a la escuela si vive en una ciudad (en los países en desarrollo, la asistencia a la escuela en las zonas urbanas es un 18% mayor que en las zonas rurales entre las niñas de 10 a 14 años, y un 37% mayor entre las jóvenes de 15 a 19 años).
  • Si las oportunidades de empleo para las mujeres jóvenes fueran iguales a su educación o capacidades aumentaría el promedio de ingresos por hogar.  Si la mano de obra femenina se hubiera incrementado en la misma proporción que la educación durante el decenio de 1990 en Oriente Medio y el África Septentrional, el promedio de ingresos por hogar sería un 25% más alto.
  • Las mujeres jóvenes que están empoderadas económicamente en empleos decentes y seguros o en pequeñas y prósperas empresas, y que gozan de los mismos derechos a la propiedad mobiliaria e inmobiliaria, están en mejores condiciones de forjar un futuro sólido para ellas, sus familias y sus comunidades.
  • Hay estudios que han demostrado que existe una fuerte correlación entre una mayor igualdad de género y a) la rentabilidad de las empresas, b) la renta per cápita y c) el crecimiento económico de un país.
  • El programa del ITC “Mujeres y Comercio” pone de manifiesto que la globalización y el comercio han jugado un papel fundamental para reducir los obstáculos a una mayor igualdad de género.  Los datos disponibles muestran una fuerte correlación entre el incremento del comercio internacional y el aumento de la tasa de empleo femenino; el comercio entraña un aumento del empleo en el ámbito de las exportaciones, una mayor conexión con los mercados y, con frecuencia, unos salarios más elevados en las industrias orientadas a la exportación, especialmente en el caso de las mujeres.
  • Las mujeres empresarias representan actualmente el 51% de los profesionales en puestos de gestión, y el 15% de los ejecutivos de las empresas incluidas en la clasificación Fortune 500. En las economías desarrolladas de todo el mundo las mujeres producen casi el 40% del PIB oficial.
  • Las mujeres poseen el 1% de la riqueza del mundo, tienen una participación del 10% en los ingresos mundiales y ocupan el 14% de los puestos de dirección en el sector público y el sector privado.
Fuente:
Relatos de experiencias concretas presentados a la OMC para el tercer Examen Global de la Ayuda para el Comercio celebrado en 2011.

 

VÍDEOS  

 

Mujeres y comercio mundial

  

Cambiar las cosas: Reestructuración de la economía mundial

  

Debate: ¿Cómo puede el comercio fomentar la igualdad de oportunidades para las mujeres?

  

Declaración de Patricia Francis, Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional

Véase también:

World Trade Organization:

Día Internacional de la Mujer 2012

Día Internacional de la Mujer 2011

 

Centro de Comercio Internacional (ITC):

International Trade Forum Magazine