WTO NOTICIAS: DISCURSOS — DG ROBERTO AZEVÊDO

> Revista general de la evolución del entorno comercial internacional

150pxls.gif (76 bytes)
MÁS INFORMACIÓN:
Discursos: Roberto Azevêdo

 

Gracias, Sr. Presidente.

Tengan ustedes muy buenas tardes.

El Paquete acordado en Bali fue un logro histórico que permitirá imprimir considerable impulso al comercio, al crecimiento y al desarrollo en todo el mundo, pero su verdadera importancia radica en que nos permitirá concluir el Programa de Doha para el Desarrollo.

Al prepararnos para aprovechar esa oportunidad en 2014, conviene pasar revista a los desafíos surgidos en el entorno comercial internacional en 2013 y ver la forma en que los Miembros podrían responder a ellos.

Todos ustedes han recibido mi informe sobre la evolución del entorno comercial internacional, que se distribuyó el 31 de enero. El informe también se publicó en el sitio Web de la OMC en esa misma fecha, de conformidad con el procedimiento aprobado para los documentos de distribución general.

El informe tiene por objeto proporcionar a los Miembros una evaluación de diversas cuestiones y tendencias comerciales y relacionadas con el comercio surgidas durante el período comprendido entre mediados de octubre de 2012 y mediados de noviembre de 2013.

En dos palabras, se trata de comprobar el estado de salud del comercio mundial, y creo que el diagnóstico es cautamente optimista, si bien las medidas restrictivas del comercio siguen siendo motivo de preocupación. El año pasado no estábamos en muy buena forma; hemos contraído algunos malos hábitos que debemos abandonar, pero, en general, el crecimiento del comercio está empezando a recuperarse y tenemos un mejor pronóstico para 2014.

Antes de entrar en detalles sobre las conclusiones del informe, me gustaría darles una idea de la forma en que se preparó.

 

PREPARACIÓN DEL INFORME

Como en ocasiones anteriores, la información acerca de las medidas incluidas en el informe se ha obtenido de Miembros y observadores, así como de otras fuentes oficiales y públicas.

Cincuenta y seis Miembros respondieron a la solicitud inicial de información sobre las medidas adoptadas durante el período en examen.

Todos los datos sobre cada país recogidos en los anexos fueron enviados a la delegación interesada para que procediera a su verificación. Cuando no fue posible verificar la exactitud de la información, eso ha sido indicado en los anexos.

Doy las gracias a las delegaciones que han participado en esta importante labor.

Sin embargo, lamentablemente el número de Miembros que respondieron a la solicitud de información sobre las nuevas medidas comerciales adoptadas sigue siendo bajo. De hecho, el porcentaje de Miembros que enviaron respuestas disminuyó ligeramente: del 38% en 2012 al 35% en 2013.

Aunque muchos Miembros también tuvieron a bien responder a la solicitud de verificación de la exactitud de la información incluida en los anexos, la tasa de respuesta siguió siendo baja: un 50%, porcentaje que también es ligeramente inferior al del año pasado.

En ocasiones se ha criticado la falta de información suficiente en los informes de vigilancia, sobre todo en lo relativo a las medidas internas, incluidas las medidas generales de ayuda económica.

Como primer paso para aumentar la transparencia, y en consonancia con la propuesta formulada por varios Miembros en la reunión del año pasado, que fue favorablemente acogida por todas las delegaciones, en el informe se pasa revista a las obligaciones de notificación a la OMC y al estado en que se encuentra su aplicación por los Miembros.

Deberíamos considerar ahora qué más podemos hacer para aumentar la transparencia de las medidas generales de ayuda económica y la participación de todos los Miembros en la vigilancia de la aplicación de dichas medidas.

 

CONCLUSIONES DEL INFORME

Pasaré ahora a referirme a algunas de las conclusiones de fondo del informe.

En este sentido, el contexto es muy importante. El período en examen se desarrolló en el marco de un crecimiento lento y desigual de la economía mundial. Este es un hecho que hay que tener presente al examinar nuestras conclusiones.

En primer lugar, el volumen del comercio de mercancías aumentó en menos del 2,5% en 2013.

Las proyecciones de crecimiento para 2014 son mucho más halagüeñas y se sitúan entre el 4,0% y el 4,5%, pero se trata de tasas que siguen siendo inferiores a la media histórica del 5,5% registrada desde 1990.

Desde luego, seguimos muy de cerca la evolución reciente de la economía mundial y sus efectos en esas proyecciones.

A principios de abril, la OMC publicará sus estadísticas preliminares sobre el comercio correspondientes a 2013, así como previsiones actualizadas para 2014 y 2015.

En cuanto a la evolución de las medidas comerciales, hay dos categorías específicas: las medidas comerciales correctivas y las otras medidas comerciales.

En el informe puede verse que, si se toman esas dos categorías conjuntamente, en total se notificaron 407 medidas restrictivas nuevas durante el período en examen.

Esa cifra fue de 308 durante el mismo período un año antes.

Las nuevas medidas restrictivas afectan aproximadamente al 1,3% de las importaciones mundiales de mercancías, cuyo valor asciende a 240.000 millones de dólares EE.UU.

Además, esas medidas se suman al conjunto ya existente de restricciones y otros obstáculos a las corrientes del comercio internacional.

Si se examinan específicamente las medidas comerciales correctivas, en su mayoría medidas antidumping y de salvaguardia, se observa que se iniciaron 217 nuevas investigaciones en materia de medidas comerciales correctivas. Esa cifra abarca un 0,2% de las importaciones mundiales, en comparación con 138 investigaciones concluidas o derechos suprimidos, que guardaban relación con un 0,1% de las importaciones mundiales.

Por lo tanto, como sucedió en 2012, en 2013 el número de medidas comerciales correctivas iniciadas fue superior al número de medidas correctivas a las que se puso término.

No cabe duda de que la adopción de medidas comerciales correctivas va en aumento; los Miembros deberían reflexionar sobre las posibles causas de ese aumento.

El número de otras medidas comerciales nuevas también aumentó: de 164 en el año anterior a 190 durante el período en examen.

La mayoría de esas nuevas medidas se aplicó a las importaciones, principalmente en forma de un aumento de los aranceles a la importación y de procedimientos aduaneros, que afectaron aproximadamente a un 1,1% de las importaciones mundiales de mercancías.

En comparación con la tendencia en materia de nuevas medidas restrictivas, el número de nuevas medidas de facilitación del comercio comunicadas por los Miembros disminuyó a 107 en 2013, muy por debajo de las 162 medidas adoptadas el año anterior. Esas medidas abarcan el equivalente del 1,4% de las importaciones mundiales de mercancías, con un valor aproximado de 258.000 millones de dólares EE.UU.

El número de esas medidas, junto con el número de medidas comerciales correctivas a las que se puso fin, representa poco más de un tercio del total de medidas abarcadas en el informe.

La relación entre las medidas restrictivas y las medidas de facilitación del comercio deja mucho que desear.

Los distintos exámenes de las políticas comerciales llevados a cabo en 2013 han revelado que algunos Miembros de la OMC están realizando auténticos esfuerzos para resistir las presiones internas encaminadas a interponer obstáculos al comercio.

Pero debemos reconocer que el cúmulo de restricciones y distorsiones del comercio sigue en aumento.

Creo firmemente que tenemos la responsabilidad colectiva de afrontar el riesgo que plantea el efecto acumulativo de las restricciones al comercio nuevas y existentes.

En este contexto, el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio aprobado en Bali cobra aun mayor importancia. También es muy importante que se aplique de manera oportuna y eficiente.

Pasaré ahora a referirme a las cuestiones relacionadas con los acuerdos comerciales regionales.

Durante el período que abarca el informe, los Miembros notificaron a la OMC 23 nuevos ACR, con lo cual el número total de esa clase de acuerdos actualmente en vigor es de 250.

Además siguen negociándose nuevos ACR, en algunos casos entre partes que tienen colectivamente una proporción muy importante del comercio y el PIB mundiales.

A mi juicio, las iniciativas de esa índole son positivas y deben aplaudirse, pero sólo pueden constituir una parte de un todo más amplio. Los acuerdos de esa naturaleza no bastan, por sí solos, para asegurar las ventajas que se pueden lograr a escala mundial. De hecho, la proliferación de reglamentos y normas puede multiplicar los costos, en lugar de reducirlos.

Como todos bien sabemos, el sistema multilateral de comercio nunca ha sido la única opción para las negociaciones comerciales internacionales. Siempre ha coexistido con otras iniciativas, y se ha beneficiado de ellas. No se trata de alternativas mutuamente excluyentes.

A medida que aumenta el número de ACR y, como resultado de ello, aumentan la liberalización y el número de normas, la OMC debe seguir actualizando sus propias disciplinas, a fin de sentar una base sólida para que las normas se apliquen a todos los Miembros de la misma manera.

Debemos reflexionar sobre la forma de hacer avanzar ambos procesos simultáneamente para poder reducir efectivamente los costos y contener el proteccionismo.

 

CUESTIONES Y RETOS

Como ya he dicho en otras ocasiones, 2014 será un año crucial para la OMC. Es el año en que aplicaremos nuestros primeros resultados negociados y en que se reactivará la Ronda de Doha.

Por eso, para terminar, destacaré algunas de las cuestiones y los desafíos fundamentales a que nos enfrentaremos para hacer avanzar nuestra labor en 2014.

  • En primer lugar, ya he mencionado la acumulación sostenida de las restricciones al comercio y las importantes novedades en la esfera de los ACR. En ambos casos se trata de cuestiones que tienen importantes consecuencias para la evolución del sistema multilateral de comercio y merecen la atención prioritaria de los encargados de formular políticas.
  • En segundo lugar, la transparencia es, a mi juicio, otra esfera en la que deberíamos celebrar un debate franco. Evidentemente, el aumento de la transparencia de las medidas comerciales y relacionadas con el comercio es un factor fundamental que afecta a todos los aspectos de las funciones básicas de la OMC.

El informe muestra que es mucho lo que queda por hacer para que se cumpla en mayor medida con los numerosos mecanismos de transparencia obligatorios que existen y que contribuyen a la eficacia de las normas de la OMC en general.

El intercambio de información entre los Miembros es indispensable no sólo para las actividades de vigilancia que lleva a cabo la OMC a través del Mecanismo de Examen de las Políticas Comerciales y la labor de vigilancia del comercio, sino también para la correcta aplicación de los Acuerdos de la OMC, para evitar diferencias comerciales innecesarias y para el éxito de las negociaciones.

Para mejorar ese aspecto del funcionamiento de la OMC no se necesitan nuevos mandatos; simplemente tenemos que aplicar mejor las normas existentes. En este sentido, el informe es un llamamiento a la acción.

  • En tercer lugar, el resultado positivo logrado en Bali brinda una oportunidad para que ustedes, los Miembros, tomen las medidas necesarias para revitalizar el sistema multilateral de comercio.

Sobre la base del compromiso con el multilateralismo que mostraron los Ministros en Bali, debemos estudiar ahora la mejor forma de que se comprendan los beneficios que reporta la cooperación comercial multilateral, y de conseguir el apoyo necesario a tal fin.

Para ello, debemos tener siempre presentes los numerosos obstáculos tradicionales que siguen interponiéndose al comercio y las distorsiones que siguen afectando al sistema de comercio, así como la necesidad de eliminarlos.

Concluye así, Sr. Presidente, el examen médico del comercio mundial.

Gracias a todos por escucharme. Mucho me complacerá examinar estas cuestiones con ustedes.

Agradezco también a las delegaciones las contribuciones e ideas que han aportado esta tarde. Hemos tomado nota de sus observaciones, que se tendrán en cuenta al preparar la labor de vigilancia de este año.

Por último, tengo a bien informar a las delegaciones de que en la primera quincena de marzo les enviaré la habitual solicitud de información para los próximos informes sobre vigilancia. Espero que todos participen en la labor de vigilancia y cooperen con la Secretaría en la mayor medida posible.

Servicio de noticias RSS

Bookmark and Share

Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.

150pxls.gif (76 bytes)