Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: COMUNICADO DE PRENSA, RESUMEN DEL INFORME DE LA SECRETARÍA Y DEL INFORME DEL GOBIERNO

COMMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/136
27 de junio de 2000

Polonia: Julio de 2000

Importantes reformas comerciales y económicas globales han dado buenos resultados para la economía polaca. Un nuevo informe de la OMC sobre las políticas comerciales de Polonia dice que el PIB real de Polonia ha aumentado un cuarto por encima de los niveles anteriores a la transición y que el PIB per cápita arrojó un promedio de 4.000 dólares de los EE.UU. en 1999. Sin embargo, el informe destaca que la pobreza rural y el desarrollo regional siguen siendo problemas esenciales.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

segundo comunicado de prensa
conclusiones del Presidente

Las reformas económicas dan buenos resultados para la economía Polaca Volver al principio

El informe indica que la adhesión a la UE sigue siendo el principal objetivo político y económico de Polonia y que muchas de las reformas que se están llevando a cabo persiguen este fin. Sin embargo, dice que la búsqueda enérgica de una liberalización multilateral del comercio redundaría en beneficio de los intereses económicos a largo plazo de Polonia.

El nuevo informe de la Secretaría de la OMC, junto con un informe del Gobierno polaco sobre política comercial, servirán de base para el examen de las políticas comerciales de Polonia que se celebrará el 3 y el 5 de julio en el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la OMC.

Si bien Polonia mantiene un enfoque a diversos niveles que combinan las iniciativas multilaterales, regionales y bilaterales, recientemente la liberalización comercial se ha concentrado bastante en el nivel regional, según el informe. La Unión Europea (UE) ha sustituido a la antigua zona del COMECON como principal interlocutor comercial de Polonia y representa aproximadamente las dos terceras partes de las exportaciones e importaciones totales de mercancías. Se ofrece acceso preferencial a los productos de la UE con arreglo al Acuerdo Europeo, en virtud del cual a partir de 1999 quedaron eliminados los aranceles que gravaban todos los productos industriales, salvo los relativos a los productos derivados del acero y el petróleo que se suprimirán a partir de 2000, así como los que gravan los automóviles, que se eliminarán a partir de 2002. Se aplican disposiciones especiales a los productos agropecuarios.

El informe indica que la repercusión de la posible adhesión a la UE de Polonia en su creación neta de comercio no se ha determinado con claridad. Mientras que los aranceles NMF (nación más favorecida) polacos disminuirán en casi dos tercios (con respecto a los niveles de 1999) tras una adopción del Arancel Aduanero Común de la UE, es probable que la asistencia agrícola aumente considerablemente.

Polonia también ha suscrito acuerdos de libre comercio con los Estados miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), otras partes firmantes del Acuerdo Centroeuropeo de Libre Comercio (ACELC) y también con los Estados Bálticos, Turquía e Israel en el marco de acuerdos bilaterales. Se manifiestan diferencias considerables en los aranceles preferenciales entre interlocutores comerciales, y en 1999 estos aranceles ascendían, por término medio, a menos de la mitad de los aranceles NMF de Polonia.

El comercio exterior resulta vital para la transformación de la economía polaca, indica el informe. El mayor acceso a las importaciones competitivas que se han producido a raíz de la liberalización comercial ha facilitado un crecimiento propulsado por las exportaciones. La parte del comercio de mercancías (exportaciones e importaciones) con respecto al PIB aumentó pasando del 38 por ciento en 1994 al 49 por ciento en 1997, antes de disminuir hasta el 44 por ciento en 1999. Los productos manufacturados representan más de las tres cuartas partes del comercio polaco, y la parte de exportación de estas mercancías aumentó del 59 por ciento en 1992 al 77 por ciento en 1998.

Sin embargo, según el informe el crecimiento de las importaciones superó al de las exportaciones durante el decenio de 1990 y las exportaciones, fuertemente conmocionadas por los acontecimientos de Rusia, se contrajeron en un 11 por ciento en 1999. Como resultado, los déficit al comercio por cuenta corriente de Polonia aumentaron considerablemente, acercándose al 9 por ciento del PIB en 1999.

Los derechos NMF de Polonia promediaron un 15,9 por ciento (no ponderado) en 1999, frente al 6 por ciento sobre las importaciones procedentes de la UE y otras fuentes preferenciales. A las importaciones procedentes de países no miembros de la OMC se les aplican aranceles mucho más altos, de una media del 34,6 por ciento. El informe indica que se manifiesta una considerable dispersión de los aranceles: los tipos NMF varían entre cero y 293 por ciento. También señala que se registra una elevada progresividad arancelaria en los alimentos, las bebidas y el tabaco, los productos textiles y el cuero, y la madera y los productos de madera. Dice que la existencia de muchos tipos NMF diferentes, en los que con frecuencia se da una gradación al nivel de un punto decimal, así como los numerosos tipos preferenciales, complican la estructura arancelaria y disminuyen su transparencia.

El informe dice que la asistencia agrícola sigue siendo una de las mayores prioridades en Polonia. La ayuda agrícola casi se duplicó pasando del 12 por ciento en 1991-93 al 23 por ciento en 1997-99. Según el informe, esto ha ayudado a los agricultores, sobre todo a expensas de los consumidores y, probablemente, ha afectado a la eficiencia económica. Los precios de los alimentos, excedieron, por término medio, un 27 por ciento los niveles mundiales de 1999. La ayuda agrícola se facilita mediante aranceles, ayudas al precio, medidas de control de la oferta, subvenciones al crédito y a los insumos, así como con desembolsos directos, entre los que figuran las subvenciones a la exportación y los pagos de complemento recientemente instaurados en relación con el trigo. Entre los principales productos que obtuvieron ayuda figuran los cereales, especialmente el trigo y el centeno, la carne de porcino, los huevos, el azúcar, las aves de corral y las semillas oleaginosas. Los contingentes arancelarios que Polonia introdujo dentro del proceso de arancelización se han utilizado sistemáticamente por debajo del volumen que representan.

Prosigue la reestructuración industrial en Polonia, facilitada por la reducción de la asistencia para los procesos manufactureros y una liberalización comercial que contribuye especialmente a mantener la competencia con los exportadores de la UE. El informe indica que se han realizado avances considerables en la privatización de las empresas de propiedad pública y en la captación de inversión extranjera. Sin embargo, las empresas públicas siguen siendo importantes en algunos sectores clave, como el de la minería de la antracita, el acero, los productos químicos, la construcción naval, la generación de energía eléctrica, el azúcar, los licores, el transporte ferroviario y las industrias de defensa. El gobierno ha acelerado los esfuerzos de privatización desde 1998, con la finalidad de deshacerse del 70 por ciento de las propiedades públicas para el 2001.

En el sector de los servicios, el informe indica que Polonia está dando pasos importantes hacia la privatización y la desregulación. El monopolio estatal existente de hecho en las llamadas telefónicas de larga distancia y locales acabó en 1999 y el final del monopolio legal sobre las llamadas internacionales y los servicios móviles vía satélite está previsto para 2003. En cuanto al mercado del teléfono digital ya está abierto. En el sector financiero, la privatización bancaria se ha acelerado desde 1997, con ayuda de una participación extranjera considerable. Se han eliminado las restricciones a la entrada de bancos y compañías de seguros extranjeros, incluso en lo tocante a la explotación de sucursales, siempre que se respeten los requisitos cautelares que se han hecho más estrictos.

Polonia se comprometió a aplicar el Acuerdo sobre los ADPIC en 2000, y en virtud del Acuerdo Europeo, ha prestado una protección intelectual y una aplicación similar a los de la UE. El informe indica que, según las autoridades, Polonia ha tenido durante cierto tiempo una legislación en materia de patentes, marcas de fábrica y derechos de autor conforme, en líneas generales, con las normas internacionales, y ha reforzado esa protección con la instauración de nueva legislación, como la relativa a los derechos de autor de 1999. El informe indica, sin embargo, que una eficacia mayor en la defensa de derechos de propiedad intelectual sigue constituyendo un desafío esencial. Al parecer, la repercusión de la entrada de productos pirateados y falsificados en Polonia es considerable.

Notas para las redacciones

En los Exámenes de las Políticas Comerciales, ejercicio prescrito en los Acuerdos de la OMC, se examinan y se evalúan a intervalos regulares las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de los países Miembros. También se siguen de cerca los acontecimientos importantes que pueden tener consecuencias para el sistema mundial de comercio. Para cada examen se elaboran dos documentos: una exposición de políticas que presenta el gobierno del Miembro objeto de examen, y un informe detallado que redacta de manera independiente la Secretaría de la OMC. Estos dos documentos son luego examinados por el conjunto de Miembros de la OMC en el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales (OEPC). Esos documentos y las actas de las reuniones del OEPC se publican poco después. Desde la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC en 1995, los informes abarcan también las esferas de los servicios y de los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio.

En lo que respecta al presente examen, el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales examinará el informe de la Secretaría de la OMC y la exposición de políticas elaborada por Polonia los días 3 y 5 de julio de 2000. El informe de la Secretaría abarca la evolución de todos los aspectos de las políticas comerciales de Tanzanía, inclusive sus leyes y reglamentos internos, el marco institucional y las políticas comerciales por medida y por sector.

Se adjuntan al presente comunicado de prensa las observaciones recapitulativas que figuran en el informe de la Secretaría y algunos extractos de la exposición de políticas del gobierno. Los periodistas pueden obtener el texto del informe de la Secretaría y de la exposición de políticas del gobierno en el espacio destinado a los comunicados de prensa en el sitio de la OMC en Internet (www.wto.org). Estos dos documentos, el acta de los debates del OEPC y el resumen del Presidente se publicarán oportunamente en una versión encuadernada y podrán obtenerse en la Secretaría, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han finalizado los siguientes exámenes: la Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), el Brasil (1992 y 1996), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), el Canadá (1990, 1992, 1994, 1996 y 1998), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), las Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995 y 1997), Corea, República de (1992 y 1996), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), los Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), la India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Islas Salomón (1998), Israel (1994 y 1999), Jamaica (1998), el Japón (1990, 1992, 1995 y 1998), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), el Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), el Paraguay (1997), el Perú (1994 y 2000), Polonia (1993), la República Checa (1996), la República Dominicana (1996), la República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991 y 1996), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), el Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

Informe de la Secretaría Volver al principio

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES
POLONIA
Informe de la Secretaría - Observaciones recapitulativas

La República de Polonia prosigue con éxito su rápida transformación en una economía de mercado. Con el impulso de una completa reforma de su régimen comercial y de otras reformas económicas de amplio alcance y apoyándose en el vigoroso desarrollo de su sector privado, la economía polaca ha obtenido resultados satisfactorios. Desde el comienzo del decenio de 1990 unas tasas de crecimiento considerables han situado el PIB real un 25 por ciento por encima de los niveles anteriores a la transición. El PIB per cápita arrojó un promedio de 4.000 dólares EE.UU. en 1999. En cuanto a los indicadores sociales también han mejorado de forma sustancial. Sin embargo, los problemas esenciales siguen siendo la pobreza rural y el desarrollo regional.

La restauración de los equilibrios macroeconómicos y una reestructuración radical de la economía han contribuido grandemente a la prosperidad económica de Polonia. En la actualidad el sector privado representa aproximadamente las tres cuartas partes de la producción. En cuanto a la inversión extranjera se ha acelerado y contribuido así al crecimiento.

Resultados económicos recientes y perspectivas

La economía polaca ha mostrado su resistencia a la influencia de factores externos. A pesar de la profunda recesión inicial, la economía se recuperó rápidamente y registró un crecimiento más rápido a partir de 1992. En 1995 se logró que el PIB real alcanzara el nivel anterior a la transición y posteriormente el crecimiento se ha cifrado en una tasa media del 5 por ciento anual. El crecimiento más lento de un 4 por ciento del período 1998-99, debido esencialmente a la crisis financiera de Rusia y a la desaceleración de la economía alemana, parece presentar un carácter transitorio, con perspectivas que son de nuevo prometedoras tras el éxito de las políticas de estabilización aplicadas para controlar los efectos contagiosos de dichos acontecimientos externos. Se espera que el crecimiento se acelere en 2000 y 2001 hasta situarse en torno al 5 y el 6 por ciento, respectivamente, como consecuencia de la reanudación de un crecimiento de 2 dígitos de las exportaciones.

Las políticas de estabilización prudentes han constituido un elemento importante del éxito de Polonia. Sin embargo, el déficit fiscal que se había reducido hasta el 1,3 por ciento del PIB en 1997, ascendió recientemente hasta el 3-4 por ciento del PIB. Se prevé que el déficit presupuestario disminuya de nuevo en 2000 hasta situarse aproximadamente en el 2 por ciento del PIB. La inflación, a pesar de permanecer a un nivel relativamente elevado, disminuyó hasta el 7 por ciento en 1999 si bien puede aumentar a corto plazo, en parte debido a los incrementos de los impuestos especiales sobre consumos y del IVA. Los elevados tipos de interés pasaron del 24 por ciento de comienzos de 1998 al 13 por ciento de principios de 1999 paralelamente a la pérdida de ritmo de la economía. Subieron de nuevo en septiembre de 1999 como consecuencia de una activación de la economía y del ascenso de las presiones inflacionistas.

El tipo de cambio se liberalizó parcialmente en 1991 cuando se sustituyó el tipo fijo por un sistema de paridad móvil, en el que el tipo se vinculaba a una cesta de monedas formada por el euro y el dólar de los Estados Unidos. A partir de marzo de 1999, la tasa de variación mensual se redujo hasta el 0,3 por ciento y los márgenes se ensancharon hasta más o menos el 15 por ciento. Cuantiosas entradas de capital -alentadas por los elevados tipos de interés nacional- y unas tasas relativamente altas de la inflación polaca dieron lugar, hasta finales de 1999, a una importante apreciación real del zloty que deterioró su competitividad exterior.

Los déficit comercial y por cuenta corriente de Polonia se han ampliado considerablemente, hasta aproximarse al 9 por ciento del PIB en 1999. El crecimiento de las importaciones superó al de las exportaciones durante el decenio de 1990 y las exportaciones, fuertemente conmocionadas por los acontecimientos de Rusia, se contrajeron en un 11 por ciento en 1999. Esos déficit reflejan los desequilibrios entre el ahorro y la inversión internos. Polonia presenta una saludable cuenta de capital, estimulada por cuantiosas entradas de inversión privada. Éstas han financiado eficazmente los déficit por cuenta corriente polacos sin elevar el endeudamiento público con el exterior. Las reservas exteriores ofrecen una cobertura de las importaciones de seis a ocho meses. La deuda externa, apuntalada por las operaciones internacionales de reestructuración de la deuda, descendió desde el 37 por ciento del PIB en 1995 al 27 por ciento en 1999.

El comercio exterior resulta vital para la transformación de la economía polaca. El mayor acceso a las importaciones competitivas que se han producido a raíz de la liberalización comercial ha facilitado un crecimiento propulsado por las exportaciones. La parte del comercio de mercancías (exportaciones e importaciones) con respecto al PIB aumentó pasando del 38 por ciento en 1994 al 49 por ciento en 1997, antes de disminuir hasta el 44 por ciento en 1999. La Unión Europea (UE) ha sustituido a la antigua zona del COMECON como principal interlocutor comercial de Polonia y representa aproximadamente las dos terceras partes de las exportaciones e importaciones totales de mercancías. Los productos manufacturados representan más de las tres cuartas partes del comercio polaco. La participación en las exportaciones de estas mercancías se incrementó desde el 59 por ciento en 1992 al 77 por ciento en 1998. En el ámbito de las manufacturas, la parte en las exportaciones del hierro y el acero y los productos químicos ha disminuido, mientras que las de las máquinas, el material de transporte y los bienes de consumo han aumentado considerablemente.

Objetivos de política comercial

El principal objetivo de las políticas comerciales de Polonia es, en general, tender hacia una mayor liberalización. Polonia mantiene un enfoque a diversos niveles que combina las iniciativas multilaterales, regionales y bilaterales.

Polonia es Miembro fundador de la OMC y concede a todos sus Miembros el trato de nación más favorecida (NMF) por lo menos. Tiene la condición de observador en el Acuerdo Plurilateral sobre Contratación Pública. En el contexto de la Ronda Uruguay, Polonia consolidó sus aranceles agrícolas y la práctica totalidad de sus aranceles industriales; los aranceles sobre los productos abarcados por el Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ATI) deberán descender gradualmente hasta cero para 2002. Asimismo, dentro de sus compromisos en el marco de la Ronda Uruguay, todas las medidas no arancelarias, incluidos los gravámenes variables se convirtieron en aranceles, si bien a tipos elevados, y se facilitó un mínimo de acceso al mercado por contingentes arancelarios a los productos agropecuarios, entre los que figuraban las carnes de bovino, porcino y ave así como la leche y determinadas frutas y hortalizas y legumbres. Polonia amplió sus compromisos iniciales sobre servicios con respecto al AGCS mediante su participación en los Acuerdos de la OMC sobre Servicios de Telecomunicación Básicos y sobre Servicios Financieros, si bien todavía debe ratificar el Quinto Protocolo.

En Polonia recientemente la liberalización comercial se ha concentrado bastante en el nivel regional. Las reducciones de los aranceles preferenciales dentro de los acuerdos de comercio de ámbito regional han superado las reducciones multilaterales. Se ofrece acceso preferencial a los productos de la UE con arreglo al Acuerdo Europeo, en virtud del cual a partir de 1999 quedaron eliminados los aranceles que gravaban todos los productos industriales, salvo los relativos a los productos derivados del acero y el petróleo que se suprimirán a partir de 2000, así como los que gravan los automóviles, que se eliminarán a partir de 2002. Se aplican disposiciones especiales a los productos agropecuarios. Polonia también ha suscrito acuerdos de libre comercio con los Estados miembros de la AELC, otras partes firmantes del ACELC (Acuerdo Centroeuropeo de Libre Comercio) y también con los Estados bálticos, Turquía e Israel en el marco de acuerdos bilaterales. Se manifiestan diferencias considerables en los aranceles preferenciales entre interlocutores comerciales y en 1999 estos aranceles ascendían, por término medio a menos de la mitad de los aranceles NMF de Polonia.

Tras adquirir la condición de miembro de la OCDE en 1996 y después del comienzo de las conversaciones de adhesión a la UE de marzo de 1998, el mayor impulso de las reformas de Polonia es el que constituye el objetivo de abrirse a la UE para 2003. Este objetivo está ejerciendo una influencia considerable en las políticas económicas y comerciales de Polonia, que se están adaptando actualmente a las de la UE. Ello exige introducir cambios globales en los acuerdos institucionales así como poner en vigor nuevas leyes y reglamentaciones para lograr la coherencia con el acervo comunitario de la UE.

Polonia ya está bien integrada en Europa, y especialmente en la UE, y resulta evidente que ese proceso sólo puede intensificarse. De hecho las conversaciones con la UE están muy adelantadas en muchos ámbitos. Polonia adoptó en mayo de 1999 un programa nacional de preparación para la adhesión a la UE revisado y en noviembre de 1999 concluyó un análisis selectivo de su legislación para determinar si era compatible con la normativa de la UE. Sin embargo todavía están pendientes las negociaciones en varios sectores importantes, como la agricultura, el medio ambiente y la circulación de personas.

La repercusión de la posible adhesión a la UE de Polonia en su creación neta de comercio no se ha determinado con claridad. Mientras que los aranceles NMF polacos disminuirán en casi dos tercios (con respecto a los niveles de 1999) tras una adopción del Arancel Aduanero Común de la UE, es probable que la asistencia agrícola aumente considerablemente. Además, las disparidades sectoriales cada vez mayores que se presentan en la asistencia según esté dirigida a las manufacturas o a la agricultura pueden entorpecer la eficaz asignación de recursos que se da en Polonia.

Un mayor grado de integración con la UE debería acelerar el desarrollo económico de Polonia, aportar nuevas oportunidades y dar impulso a unas reformas económicas más completas en relación con el comercio, las inversiones y otros ámbitos. La ampliación de las preferencias comerciales regionales con carácter no discriminatorio y su establecimiento en el marco multilateral deberían elevar al máximo las ventajas que para Polonia ser derivan de la liberación comercial.

El sistema SGP de Polonia excluye muchos productos, como los textiles, del trato preferencial. Por término medio los márgenes de los aranceles preferenciales de las importaciones procedentes de los países en desarrollo y menos adelantados son limitados; en general esos países reciben un acceso menos favorable que los interlocutores comerciales de Polonia en el plano regional.

Medidas de política comercial y conexas

Los aranceles NMF de Polonia arrojaron un promedio del 15,9 por ciento (sin ponderar) en 1999, en comparación con el 6 por ciento aplicado a las importaciones procedentes de la UE y otras fuentes preferenciales; el 14,1 por ciento sobre las importaciones procedentes de los países en desarrollo; y el 9,9 por ciento procedente de los países proveedores que se cuenten entre los países menos adelantados. A las importaciones procedentes de países que no son miembros de la OMC se aplican aranceles mucho más elevados cuyo promedio es del 34,6 por ciento. El recargo del arancel que se aplicaba a todas las importaciones por razones de balanza de pagos en 1994, descendió progresivamente desde el 6 por ciento al 3 por ciento y se suprimió a partir de 1997.

Se manifiesta una considerable dispersión de los aranceles. Los tipos NMF varían entre 0 y 293 por ciento, con una desviación típica de 24 puntos porcentuales. También se registra una elevada progresividad arancelaria en los alimentos, las bebidas y el tabaco; los productos textiles y el cuero; y la madera y los productos de madera. La elevada incidencia (de más del 90 por ciento) de los tipos arancelarios ad valorem contribuye al aumento de la transparencia arancelaria. Sin embargo la existencia de muchos tipos NMF diferentes, en los que con frecuencia se da una gradación al nivel de un punto decimal, así como los numerosos tipos preferenciales, complican la estructura arancelaria y disminuyen su transparencia.

Casi el 94 por ciento de las líneas arancelarias de Polonia están consolidadas. Polonia adoptó consolidaciones al tipo máximo para muchos productos que superaron, por término medio, los tipos NMF aplicados en 1999 en un 25 por ciento y en casi un 66 por ciento los correspondientes a los productos agropecuarios. Este desfase deja margen para elevar los derechos en el futuro, si bien afecta la previsibilidad del sistema arancelario. Recientemente Polonia utilizó este margen para elevar considerablemente hasta los niveles de consolidación los aranceles aplicados a una variedad de productos agrícolas como el trigo, la mantequilla, el azúcar, la colza y la carne de cerdo.

Por lo general los derechos de despacho de aduana son ad valorem y no mantienen relación con los servicios prestados. Algunos derechos se eliminaron en junio de 1999; el resto se eliminará de aquí a 2001, salvo por los que mantenga la UE. El IVA y los impuestos especiales sobre consumos que gravan algunas importaciones parecen discriminatorios ya que los tipos más bajos gravan los productos nacionales como las prendas de vestir cuando los productos nacionales están exonerados de los impuestos especiales sobre consumos mientras que las importaciones se gravan al 20 por ciento.

El nuevo Código Aduanero de 1997 y la Ley de Servicios (administración) de Aduanas de 1999 ofrecen un marco importante para el perfeccionamiento de la administración aduanera. No obstante los despachos en aduana todavía suelen entrañar largas demoras y ciertos aspectos sugieren que el trámite no es sistemático. Se está instaurando un sistema informatizado y el control aduanero se basará en el análisis del riesgo.

La mayoría de las prohibiciones y de los contingentes, como los que se aplican a los productos petroleros, se han eliminado. Polonia prohíbe la importación de automóviles de turismo y comerciales usados que tengan más de diez y de seis años, respectivamente, por razones de prevención y ambientales. Estos impedimentos se eliminarán de aquí a 2002. La concesión de licencias de importación también se aplica a los aceites y gases derivados del petróleo; ciertos motores de vehículos y otras piezas para montaje; algunos productos alimentarios; gelatina para utilización industrial; bebidas alcohólicas y productos derivados del tabaco.

Los contingentes arancelarios se aplican a una gran variedad de importaciones. En julio de 1995 se aplicaron contingentes arancelarios globales, sobre la base del orden de presentación de las mercancías, a muchas importaciones agrícolas dentro del proceso de arancelización. En buena medida esos contingentes se han utilizado sistemáticamente por debajo del volumen que representan. Polonia también ha aplicado contingentes arancelarios bilaterales a las importaciones agropecuarias procedentes de sus interlocutores comerciales en la región. Los contingentes arancelarios, incluso de carácter bilateral, también se aplican a determinados productos manufacturados.

Polonia mantiene normas obligatorias en materia de higiene y seguridad -el certificado B- en relación con muchos productos para proteger los intereses de los consumidores. Muchas normas polacas no están relacionadas con las normas internacionales. A pesar de que la lista de productos abarcada por la certificación B obligatoria quedase reducida a la mitad en 1997, sigue aplicándose la prescripción a cerca de un tercio de la totalidad de los productos comercializados en Polonia.

De las 18.000 normas polacas de 1999, aproximadamente el 75 por ciento eran conformes con las normas de la UE; el 15 por ciento se ajustaba a las normas internacionales no adoptadas por la UE; y el 10 por ciento eran de ámbito nacional. Polonia se plantea que como mínimo, el 80 por ciento de sus normas estén armonizadas con las normas de la UE para 2002, adoptando las prescripciones de la UE cuando éstas difieran de las normas internacionales.

Polonia aplica reglamentaciones estrictas en materia de cuarentena y otras disposiciones MSF que afecten a las importaciones de alimentos, como los animales vivos y los productos afines, las legumbres y hortalizas y las frutas. Desde 1992 Polonia también ha suscrito varios acuerdos bilaterales en relación con cuestiones MSF. Las nuevas reglamentaciones, que incluyen las prescripciones en materia de etiquetado se aplican a las importaciones de alimentos modificados genéticamente desde noviembre de 1999.

Polonia ha adoptado medidas coyunturales con respecto a las importaciones, entre las que figuran derechos antidumping, contingentes de importación y prescripciones en materia de concesión de licencias, en relación con una variedad de productos, como el acero, el calzado y los productos químicos. Aunque el uso que ha hecho Polonia de las medidas de salvaguardia generales haya sido limitado, con frecuencia ha recurrido a medidas de salvaguardia específicas, esencialmente en relación con las importaciones agropecuarias, de conformidad con el Acuerdo sobre la OMC y los acuerdos bilaterales suscritos.

Diversos sistemas de ajuste y de asistencia regional ofrecen asistencia financiera, como donaciones, préstamos, concesiones fiscales y garantías de préstamos para promover la reestructuración de ciertas ramas industriales. Esas disposiciones se han aplicado en las ramas industriales del hierro y el acero, los productos químicos, los transportes, las máquinas, la elaboración de alimentos, la energía, la construcción y los productos farmacéuticos. Se aplican preferencias de precio nacionales del 20 por ciento a los contratos para la adquisición pública de bienes y servicios, incluida la construcción. Los proveedores nacionales deberán utilizar como mínimo un 50 por ciento de materias primas, o incurrir en un 50 por ciento de los costos de construcción, al nivel local.

Polonia mantiene, al menos de forma intermitente, contingentes y prohibiciones de importación, que se refieren a varios productos, como los cueros y pieles de animales y la chatarra no ferrosa, con la finalidad de proteger la oferta nacional. Estas medidas constituyen una ayuda para los elaboradores situados en las fases posteriores del proceso de producción, como los fabricantes de calzado, al rebajar los precios de los factores por debajo de los niveles mundiales. Polonia también vigila determinadas exportaciones de acero a la UE, según las autoridades para contrarrestar la amenaza de medidas antidumping. Varios exportadores polacos también participan en los compromisos en cuanto a precio y volumen respecto a las exportaciones a la UE.

También se utilizan subvenciones a la exportación, en particular en el caso del azúcar, la fécula de patata y canales de cerdo. Las subvenciones ascendieron a un total de 13,9 millones de dólares EE.UU. en 1998. Los compromisos agropecuarios de Polonia con arreglo a la OMC le permiten hacer extensivas las subvenciones a la exportación a productos originales, como los productos animales, la carne, las frutas, las legumbres y hortalizas, la colza y el aceite de colza.

La Empresa de Seguros de los Créditos a la Exportación de propiedad pública facilita tanto el seguro como las garantías a la exportación. También se procede a la promoción y financiación de las exportaciones, mediante préstamos y garantías de préstamos. Polonia cuenta con 17 zonas económicas especiales y ocho zonas de comercio exterior que ofrecen incentivos. El nuevo Código Aduanero contempla el reembolso o la suspensión del pago de los derechos que graven los factores de producción importados sometidos a transformación con vistas a la exportación. Los exportadores también se benefician de descuentos fiscales relacionados con la inversión que gravan de forma preferencial los ingresos por exportación.

Las normas de la UE se han utilizado para conformar la política de competencia de Polonia. La legislación vigente prohíbe las prácticas monopolísticas, entre las que figura el abuso de posición dominante en el mercado, que se define como una parte de mercado superior al 40 por ciento. Están prohibidas las fusiones si crean o refuerzan la posición dominante de una firma en el mercado. La normativa de Polonia en materia de competencia todavía no contiene las disposiciones correspondientes a las de la UE sobre la ayuda pública y no se dispone de información completa a este respecto. La introducción de nueva legislación plenamente conforme con las prescripciones de la UE sobre la competencia y la protección del consumidor está programada para el año 2000.

Polonia se había comprometido a poner en vigor las disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC para el año 2000 y, de conformidad con el Acuerdo Europeo, a facilitar protección de la propiedad intelectual y disposiciones de aplicación análogas a las de la UE. Según las autoridades, Polonia ha contado durante cierto tiempo con una legislación en materia de patentes, marcas de fábrica y derechos de autor que es conforme, en líneas generales, con las normas internacionales y ha reforzado esa protección con la instauración de nueva legislación como la relativa a los derechos de autor de 1999. También se está considerando una nueva ley sobre la propiedad industrial.

Una eficacia mayor en la defensa de los derechos de propiedad intelectual sigue constituyendo un desafío esencial. Al parecer la repercusión de la entrada de productos de importación pirateados y falsificados en Polonia es considerable. Se están introduciendo disposiciones legales reforzadas en lo relativo a la incautación aduanera de estos productos. Desde 1999, las aduanas polacas han podido incautarse de productos sospechosos sin exigir previamente una solicitud del propietario legítimo. No están permitidas las importaciones paralelas.

Evolución por sectores

La asistencia agrícola sigue constituyendo una elevada prioridad en Polonia. La ayuda agrícola casi se duplicó (con arreglo a un criterio ESP) pasando del 12 por ciento en 1991-93 al 23 por ciento en 1997-99. El ESP siguió aumentando en 1999 hasta alcanzar el 25 por ciento, en comparación con los niveles del 29 por ciento anteriores a la transformación del período de 1986-88. Esta asistencia a los agricultores se ha hecho básicamente a expensas de los consumidores y probablemente ha afectado a la eficiencia económica. Los precios de los alimentos excedieron por término medio, en un 27 por ciento los niveles mundiales de 1999. Otras transferencias de ingresos procedentes de los consumidores polacos en 1999 se cifraron en 10.600 millones Zl y en 3.900 millones Zl las procedentes de los contribuyentes. Las transferencias totales a los agricultores representaron el 2,4 por ciento del PIB.

La ayuda agrícola se facilita mediante aranceles, ayudas al precio, medidas de control de la oferta, subvenciones al crédito y a los insumos, así como con desembolsos directos, entre los que figuran las subvenciones a la exportación y los pagos de complemento recientemente instaurados en relación con el trigo. Entre los principales productos que obtuvieron ayuda figuran los cereales, especialmente el trigo y el centeno, la carne de porcino, los huevos, el azúcar, las aves de corral y las semillas oleaginosas. El Servicio de los Mercados Agrícolas interviene para aportar ayuda de sostenimiento del precio de mercado a los productos básicos seleccionados.

Polonia tiene políticas sectoriales para algunos productos manufacturados, como el material de transporte. Para fomentar el montaje de vehículos de motor se estableció una asistencia basada en unos aranceles relativamente altos que también incluía la importación en franquicia de conjuntos de piezas para montaje; asimismo se introdujeron en 1996 disposiciones para la concesión de licencias con objeto de fomentar la producción de vehículos.

Prosigue la reestructuración industrial en Polonia, facilitada por la reducción de la asistencia para los procesos manufactureros y una liberalización comercial que contribuye especialmente a mantener la competencia con los exportadores de la UE. Se han realizado avances considerables en la privatización de las empresas de propiedad pública y en la captación de inversión extranjera. Sin embargo, las empresas públicas siguen siendo importantes en algunos sectores clave, como el de la minería de la antracita, el acero, los productos químicos, la construcción naval, la generación de energía eléctrica, el azúcar, los licores, el transporte ferroviario y las industrias de defensa. El Gobierno ha acelerado los esfuerzos de privatización desde 1998, con la finalidad de deshacerse del 70 por ciento de las propiedades públicas para 2001. Entre los ámbitos prioritarios para la privatización figuran los servicios financieros y de telecomunicaciones así como ciertos servicios fundamentales como el suministro eléctrico.

La prestación eficiente de servicios a las empresas, entre los que figuran las finanzas y las telecomunicaciones, son esenciales para el desarrollo del sector privado. Polonia está adoptando medidas de fondo para privatizar la prestación de esos servicios y para regular sus mercados. El monopolio estatal existente de hecho en las llamadas telefónicas de larga distancia y locales acabó en 1999 y el relativo a los servicios nacionales de télex y telegráficos concluirá en 2000. El final del monopolio legal sobre las llamadas internacionales y los servicios móviles vía satélite está previsto para 2003. En cuanto al mercado del teléfono digital ya está abierto. La privatización de la empresa pública de servicios de telecomunicaciones TPSA, comenzó en 1998 y está previsto que el proceso se acelere. Se están estableciendo nuevas disposiciones legales y un régimen regulador para controlar las prácticas anticompetitivas y garantizar la interconexión de los nuevos operadores que obtengan licencias y la prestación de un servicio universal.
La privatización bancaria se ha acelerado desde 1997, con la ayuda de una participación extranjera considerable. Se han eliminado las restricciones a la entrada de bancos y compañías de seguros extranjeros, incluso en lo tocante a la explotación de sucursales, siempre que se respeten unos requisitos cautelares que se han hecho más estrictos. No existen límites para el número de licencias extranjeras expedidas.

Política comercial e interlocutores comerciales extranjeros

Polonia es un participante activo en la OMC, de la cual es Miembro fundador. Polonia hace extensivo el trato NMF al menos a todos los Miembros y prácticamente todo su arancel está consolidado. Su política comercial se basa en los compromisos con la OMC y la liberalización comercial, en la medida en que apoya la reforma económica en curso, constituye un objetivo importante.

La adhesión a la UE permanece en el primer plano de las metas económicas y políticas de Polonia. De hecho gran parte del proceso de reforma en curso está siendo impulsado por este objetivo. En las condiciones de la adhesión a la UE los aranceles industriales de Polonia disminuirían sustancialmente pero es probable que la asistencia agrícola aumente lo que tal vez suscite ciertos problemas en relación con la creación de comercio neto.

Polonia cuenta con una red amplia y creciente de acuerdos de comercio preferenciales en los que el promedio del arancel, con arreglo a tales acuerdos, es considerablemente inferior al promedio de los tipos NMF aplicados por Polonia. Las inquietudes que los interlocutores puedan manifestar acerca de esta disparidad -y sus posibles efectos en la asignación nacional de recursos- podrían atenuarse mediante cierta multilateralización de las preferencias.

La búsqueda enérgica de una liberalización comercial multilateral iría en beneficio de los intereses económicos a largo plazo de Polonia. Asimismo los interlocutores comerciales de Polonia también podrían facilitar el éxito de su transición al garantizarle un acceso no discriminatorio a sus mercados.

Informe del Gobierno Volver al principio

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES
POLONIA
Informe del Gobierno - Parte III

AI. Régimen de política comercial
(1) Orientaciones de la política comercial en los años noventa

1.Desde comienzos de los noventa, la política comercial de Polonia se ha caracterizado por un amplio proceso de liberalización regional y multilateral. En los años siguientes Polonia negoció diversos acuerdos de libre comercio con sus interlocutores comerciales y aplicó los acuerdos multilaterales de la Ronda Uruguay.

2.La liberalización del comercio exterior se ha convertido en instrumento clave para el desarrollo de un sistema de economía de mercado y para la integración de la economía de Polonia en la economía mundial. La gran apertura de la economía polaca a la economía mundial ha sido un componente importante de las transformaciones radicales llevadas a cabo desde el otoño de 1989.

3.La liberalización de las importaciones se consideró como un instrumento importante para acelerar la reforma de los precios, estimular la competencia, reducir la inflación y, mediante todo ello, superar la ineficacia de la planificación central y asegurar el funcionamiento adecuado de los mercados. El aumento de la competencia a consecuencia de la liberalización de las importaciones debía también acelerar la desmonopolización, mejorar la asignación de los recursos, generar economías de escala, atraer inversiones extranjeras directas y contribuir así a un crecimiento más rápido. Se esperaba igualmente que la liberalización de las importaciones estimulara la mejora del nivel tecnológico de la economía nacional y, por consiguiente, aumentara el potencial de exportación.

4.La integración con las Comunidades Europeas iba a desempeñar el papel más importante, debido a su potencial económico, tecnológico y político. El Acuerdo de Libre Comercio de Europa Central (ALCEC) estuvo en primer lugar motivado por los esperados beneficios económicos relacionados con la liberalización del comercio y se reforzó por la proximidad geográfica de los países miembros. Este Acuerdo era también necesario para evitar la discriminación del comercio mutuo que se habría derivado de los acuerdos bilaterales de libre comercio entre los países individuales del ALCEC y la Unión Europea. Otros acuerdos de libre comercio han constituido los elementos del proceso de ajuste de la política comercial de Polonia a la futura adopción de las relaciones exteriores comunes de la Unión Europea.

5.Paralelamente a la liberalización regional, Polonia participó de forma activa en las negociaciones de la Ronda Uruguay y presentó sus propias aportaciones. Desde la entrada en vigor de la OMC Polonia ha aplicado resueltamente los Acuerdos de la Ronda Uruguay. Las normas de amplio alcance sobre relaciones económicas han creado un punto de referencia para la formulación de políticas en Polonia, lo que equivale a decir que están desempeñando el papel de pilar exterior para la transformación sistémica de Polonia.

(2) Acuerdos regionales Volver al principio

6.El Acuerdo Europeo de Asociación con las Comunidades Europeas se firmó el 16 de diciembre de 1991. Prevé la creación gradual de una zona de libre comercio en el comercio industrial, una reducción moderada de los obstáculos al comercio en el comercio agrícola, la liberalización progresiva del comercio de servicios y el flujo de capital, así como la aproximación de la legislación polaca al acervo comunitario. Su parte comercial entró en vigor el 1º de marzo de 1992 y las demás disposiciones el 1º de febrero de 1994. En 1993 empezaron a crearse zonas de libre comercio con el ALCEC y los países de la Asociación Europea de Libre Cambio en función de los acuerdos respectivos.

7.En los años siguientes se negociaron nuevos acuerdos de libre comercio con otros interlocutores (véase el cuadro 1). Todos ellos han tomado como modelo la parte comercial del Acuerdo Europeo y se centran en la creación de zonas de libre comercio de productos industriales y en cierta liberalización del comercio agrícola.

8.El 1º de enero de 1999 se habían abolido los aranceles sobre casi todos los productos industriales importados de la UE (a excepción principalmente de los aplicados a los automóviles, que se suprimirán el 1º de enero de 2002) y sobre la mayoría de los productos industriales procedentes de otros países que son partes en los acuerdos de libre comercio. Los aranceles restantes se eliminarán con arreglo a todos los acuerdos de libre comercio a más tardar a principios de 2002.

Cuadro 1 Volver al principio
Acuerdos de libre comercio negociados por Polonia con sus interlocutores comerciales en los años 1990

País Fecha de la firma Fecha de entrada en vigor
Comunidades Europeas Acuerdo Europeo que establece una Asociación entre la República de Polonia, por una parte, y las Comunidades Europeas y sus Estados Miembros, por otra - 16 de diciembre de 1991 La parte comercial (Acuerdo Provisional sobre Comercio y Medidas de Acompañamiento entre la República de Polonia y la Comunidad Europea y la Comunidad Europea del Carbón y del Acero) entró en vigor el 1º de marzo de 1992 (Diario Oficial (1) de 1992 Nº 17, ítem 69), y el Acuerdo Europeo en su totalidad el 1º de febrero de 1994. (Diario Oficial de 1994 Nº 11, ítem 38).
ALCEC Acuerdo de Libre Comercio de Europa Central, entre la República Checa, la República de Hungría, la República de Eslovaquia y la República de Polonia, firmado el 21 de diciembre de 1992, Diario Oficial de 1994 Nº 129, ítem 637 1º de marzo de 1993
AELC
(Islandia, Liechtenstein,
Noruega, Suiza)
Acuerdo entre la República de Polonia y los Estados Miembros de la Asociación Europea de Libre Cambio firmado el 10 de diciembre de 1992, Diario Oficial de 1994 Nº 129, ítem 639 15 de noviembre de 1993
República de Eslovenia Acuerdo de Adhesión de la República de Eslovenia al ALCEC firmado el 25 de noviembre de 1995 1º de enero de 1996
República de Lituania Acuerdo de Libre Comercio entre la República de Polonia y la República de Lituania firmado el 27 de junio de 1996, Diario Oficial de 1996 Nº 158, ítem 807 1º de enero de 1997
República de Rumania Acuerdo de Adhesión de la República de Rumania al ALCEC firmado el 12 de abril de 1997 1º de julio de 1997
República de Bulgaria Acuerdo de Adhesión de la República de Bulgaria al ALCEC firmado el 17 de julio de 1998 1º de enero de 1999
República de Letonia Acuerdo de Libre Comercio entre la República de Polonia y la República de Letonia firmado el 28 de abril de 1997, Diario Oficial de 1999 Nº 63, ítem 709 1º de junio de 1999
República de Estonia Acuerdo de Libre Comercio entre la República de Polonia y la República de Estonia firmado el 5 de noviembre de 1998 No ratificado todavía, se aplica provisionalmente desde el 1º de enero de 1999
Estado de Israel Acuerdo de Libre Comercio entre la República de Polonia y el Estado de Israel firmado el 21 de julio de 1997, Diario Oficial de 1999 Nº63, ítem 707 1º de junio de 1999
Islas Feroe Acuerdo de Libre Comercio entre la República de Polonia y el Reino de Dinamarca y las Islas Feroe, firmado el 3 de noviembre de 1998, Diario Oficial de 1999 Nº 63, ítem 705 1º de junio de 1999
República de Turquía Acuerdo de Libre Comercio entre la República de Polonia y la República de Turquía firmado el 4 de octubre de 1999 1º de mayo de 2000

(1) Dziennik Ustaw – Diario Oficial de la República de Polonia. Volver al texto

(3) Aplicación de los acuerdos de la OMC relativos al comercio de mercancías

9.Polonia se convirtió en miembro fundador de la OMC el 1º de julio de 1995; sin embargo, las primeras reducciones arancelarias sobre las importaciones industriales de los Miembros de la OMC se introdujeron el 1º de enero de 1995. Los compromisos arancelarios sobre los productos industriales incluían la consolidación del 96 por ciento de las líneas arancelarias (las principales excepciones son los vehículos de motor, el petróleo y artículos de ropa) y una reducción media del nivel arancelario del 38 por ciento. Los productos agropecuarios estaban sujetos a arancelización, a consolidaciones arancelarias y después a una reducción de los aranceles del 36 por ciento durante seis años.

10.La mayoría de las reducciones arancelarias sobre los productos industriales entraron en vigor en 3-5 tramos anuales, y las últimas reducciones sobre la mayoría de los artículos sensibles (incluidos los textiles) serán efectivas en 2001. Los aranceles sobre los productos agropecuarios se redujeron en 6 cuotas iguales a principios del 2000.

11.Polonia participó también en el Acuerdo sobre Tecnología de la Información de 1997. Con arreglo a este Acuerdo se aplicaron reducciones arancelarias adicionales sobre ordenadores, semiconductores, equipo de telecomunicaciones, soporte lógico, etc.

(4) Instrumentos de política comercial Volver al principio

(i) Aranceles

12.Después de la suspensión de la mayoría de los aranceles en el primer semestre de 1990, orientada fundamentalmente a combatir una inflación sumamente elevada, Polonia introdujo nuevos derechos de aduana en agosto de 1991. Estos derechos de aduana, que en su mayoría no presentaban cambios, fueron la base de las reducciones arancelarias negociadas posteriormente con numerosos interlocutores comerciales.

13.A consecuencia de la liberalización regional y multilateral, el nivel de los aranceles ha disminuido sustancialmente. El arancel medio ponderado sobre todas las importaciones industriales fue del 2,2 por ciento en 1999. Aproximadamente los dos tercios de las importaciones industriales (importaciones procedentes de la UE y de otros países reguladas por acuerdos de libre comercio) han estado libres de derechos desde comienzos de 1999. Por consiguiente, el promedio arancelario sobre las importaciones restantes (de los países sujetos a derechos NMF y de los países en desarrollo comprendidos en el esquema del SGP) fue del 5,5 por ciento (cuadro 2).

14.Los aranceles sobre los productos agropecuarios siguen siendo más altos que los de los bienes industriales. El arancel medio ponderado (incluidas las suspensiones) sobre las importaciones agrícolas procedentes de la UE alcanzó el 18,1 por ciento en 1999; en el caso de las importaciones provenientes de los países del ALCEC la cifra fue del 11,6 por ciento, y del 12,7 por ciento en el de las demás importaciones agrícolas.

15.Polonia ofrece preferencias del SGP a 45 países en desarrollo con un PIB per cápita más bajo que el suyo y a 49 países considerados menos adelantados. Los tipos arancelarios sobre las importaciones procedentes de los países en desarrollo ascienden al 80 por ciento del nivel de NMF. Las importaciones procedentes de los países menos adelantados están exentas de derechos. Sin embargo, determinados productos que se consideran sensibles están excluidos de los sistemas de concesiones para ambos grupos de países, e incluyen algunos productos agropecuarios y textiles, cosméticos y automóviles.

16.También afectan al nivel de protección arancelaria, aparte de las preferencias ofrecidas a los interlocutores comerciales, las suspensiones de derechos y los contingentes arancelarios, dentro de los cuales se aplica un tipo aduanero reducido o del cero por ciento. En ocasiones se han aplicado suspensiones sobre los productos agropecuarios que escaseaban en el mercado interno, y sobre ciertos suministros y componentes industriales a fin de reducir los costes de fabricación, por ejemplo sobre las materias primas y accesorios de la industria textil, del cuero, petroquímica, electrónica y del papel. Los contingentes arancelarios se derivan de los compromisos contraídos por Polonia en el marco de la OMC (sobre productos agropecuarios) o de los acuerdos de libre comercio (por ejemplo sobre los vehículos de motor), o bien se introducen de forma autónoma por razones económicas y sociales (por ejemplo sobre productos farmacéuticos, combustible para buques o productos alimenticios sin gluten para niños). Con la reducción general del nivel de los aranceles de importación ha ido disminuyendo el número de suspensiones autónomas y de contingentes arancelarios.

Cuadro 2 Volver al principio
Promedio ponderado de los aranceles sobre las importaciones de Polonia en 1999
(en %, según la distribución de las importaciones en mercancías en 1998)

    Sin suspensiones Con inclusión de suspensiones
SA Designación UE ALCEC Otros países Total UE ALCEC Otros países Total
I-XXI Total 2,3 1,8 7,1 3,5 2,3 1,8 6,5 3,3
I-IV Productos agropecuarios 18,2 11,6 13,0 16,0 18,1 11,6 12,7 15,8
V-XXI Productos no agropecuarios 0,8 0,5 6,1 2,3 0,8 0,5 5,5 2,2
I Animales vivos y productos animales 26,2 15,1 13,9 22,8 26,2 15,1 13,9 22,8
II Productos vegetales 11,5 11,0 4,3 7,9 11,4 11,0 3,9 7,7
III Grasas y aceites 18,5 3,9 12,6 13,7 17,6 3,9 12,4 12,8
IV Productos alimenticios elaborados, bebidas y tabaco 20,4 15,9 23,0 20,5 20,4 15,9 22,7 20,4
V Productos minerales 0,7 1,7 0,9 1,2 0,7 1,6 0,8 1,2
VI Productos químicos 0,1 0,0 5,1 1,0 0,1 0,0 4,6 0,9
VII Plásticos, caucho y productos conexos 0,00 0,0 7,5 1,3 0,0 0,0 6,8 1,1
VIII Cuero, piel y productos conexos 0,00 0,0 16,6 3,5 0,0 0,0 15,9 3,4
IX Maderas tropicales y sus productos 0,00 0,0 4,8 1,4 0,0 0,0 4,5 1,3
X Pulpa de madera, papel y cartón 0,00 0,0 3,7 0,3 0,0 0,0 2,7 0,2
XI Tejidos y productos de tejidos 0,03 0,2 10,7 2,8 0,0 0,2 10,5 2,7
XII Calzado, sombreros y artículos conexos 0,0 0,0 14,9 6,7 0,0 0,0 14,9 6,8
XIII Vidrio, artículos de piedra, cemento 0,0 0,0 21,2 14,0 0,0 0,0 21,2 14,0
XIV Perlas, piedras preciosas 0,0 0,0 6,4 0,6 0,0 0,0 6,2 0,5
XV Metales no preciosos 1,3 1,6 8,9 2,4 1,1 1,6 7,4 2,2
XVI Maquinaria y equipo 0,0 0,00 6,0 1,5 0,0 0,0 4,7 1,2
XVII Material de transporte 6,1 1,3 12,0 7,7 6,1 1,3 11,7 7,6
XVIII Equipo de medición y control 0,0 0,0 6,7 2,9 0,0 0,0 6,4 2,8
XIX Armas y municiones 0,0 0,0 24,4 12,7 0,0 0,0 24,4 12,8
XX Manufacturas diversas 0,0 0,0 9,4 2,7 0,0 0,0 9,4 2,7
XXI Obras de arte 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0

Fuente: Cálculos del Ministerio de Economía.

17.Para disfrutar del acceso preferencial al mercado polaco, el exportador extranjero debe presentar los documentos que confirmen que el producto es originario de un país con derecho a las preferencias. En el caso de la Unión Europea, la AELC, el ALCEC, los Países Bálticos y Turquía, se aplica el sistema de acumulación paneuropea de las normas de origen. El sistema facilita el reembolso de los derechos de aduana sobre los componentes originarios de cualquiera de estos países y que se utilicen en la producción de las mercancías de exportación.

18. La incorporación de Polonia a la UE, actualmente objeto de negociaciones, y la futura adopción del arancel exterior de la UE afectarán considerablemente al nivel de los aranceles de importación. Se reducirán los aranceles sobre los productos industriales, y la protección arancelaria que se aplica a los productos agropecuarios disminuirá o aumentará según el producto. Los aranceles de importación polacos son más bajos que los aranceles externos de la UE sobre los cereales, productos lácteos, plátanos, determinadas frutas, etc. Los aranceles más elevados se aplican a productos como el tabaco, la mayoría de las bebidas alcohólicas, las manzanas, ciertos tipos de patatas, ciertos productos cárnicos, té negro, etc.

19.La adopción del sistema de preferencias de la UE para los países en desarrollo y los países menos adelantados ampliará considerablemente el número de países que puedan acogerse a las preferencias arancelarias.

(ii) Medidas no arancelarias

(a) Restricciones cuantitativas y medidas administrativas

20. En Polonia se aplican en grado muy limitado las restricciones cuantitativas. Las medidas más restrictivas -prohibiciones- se han utilizado para proteger la salud de los consumidores y los animales (en las importaciones de algunos productos alimenticios importados desde ciertos países europeos), para proteger el medio ambiente (en las importaciones de ciertos vehículos usados y carrocerías y chasis de dichos vehículos, motores de dos tiempos y vehículos equipados con dichos motores) o para proteger el material genético (en las exportaciones de ocas vivas y de huevos de oca). La prohibición aplicada a las importaciones de cosechadoras usadas, introducida en julio de 1994, se levantó el 1º de enero de 1997. La prohibición de la importación de bebidas alcohólicas y de vodka no aromatizado, introducida en 1991, se abolió el 1º de julio de 1995 de conformidad con el Acuerdo sobre la Agricultura de la OMC.

21.En relación con la adhesión a los convenios internacionales sobre sustancias que dañan la capa de ozono, Polonia aplica hasta finales del 2001 una prohibición temporal o el registro automático de la facturación con el exterior de estas sustancias y de los productos que las contienen.

22.Algunas restricciones del comercio exterior se derivan de razones políticas, por ejemplo la prohibición de las exportaciones de minas antipersonales o el control particularmente riguroso del volumen de ventas de algunos productos y tecnologías.

23.Los contingentes impuestos para proteger la industria nacional se han ido liberalizando sistemáticamente. Los contingentes de exportación introducidos respecto a algunos productos en 1991 fueron aumentando gradualmente y posteriormente se eliminaron: sobre los productos del alcohol y del tabaco el 1º de julio de 1995 como consecuencia de la arancelización de los obstáculos no arancelarios en el comercio de productos agropecuarios, y sobre la gasolina, el fuel-oil y el combustible para calefacción a principios de 1997. En 1998-1999 Polonia eliminó también las restricciones cuantitativas en las exportaciones de pieles sin curtir, desperdicios de cuero y chatarra y desperdicios ferrosos y no ferrosos introducidas en 1993-1994 a fin de garantizar la disponibilidad de materias primas para las industrias del acero y del cuero.

24.Polonia aplicó contingentes a las exportaciones de textiles y prendas de vestir a raíz de los acuerdos firmados con los Estados Unidos, el Canadá, la CE y Noruega en el marco del Acuerdo Multifibras. Las restricciones sobre las exportaciones a la UE y a Noruega se suprimieron a finales de 1997. Los contingentes de exportación a los Estados Unidos y el Canadá se mantendrán hasta finales de 2004. La regulación más favorable de las exportaciones de textiles y prendas de vestir a la UE y a Noruega fue posible gracias a la firma de los acuerdos de libre comercio. Las restricciones a las exportaciones a Turquía introducidas en enero de 1996 obedecieron a la entrada en vigor de la unión aduanera de este país con la UE y finalizaron con la supresión de los contingentes a las exportaciones a la UE.

25.El comercio exterior de determinados productos requiere todavía licencias especiales, pero desde 1992 el número de productos sujetos a este requisito ha ido disminuyendo a ritmo constante. En la actualidad precisan licencia los artículos siguientes: armas y municiones para objetivos diferentes al uso militar o policial, material explosivo y pirotécnico (importaciones y exportaciones), bebidas alcohólicas, productos del tabaco, productos del petróleo, así como las piezas para el montaje industrial de automóviles y tractores (importaciones). Las licencias las expide el Ministerio de Economía a todos los operadores que cumplen los requisitos establecidos en la legislación pertinente.

26.Algunos productos requieren un permiso para su importación o exportación. Se trata de productos sujetos a contingentes o al registro automático o no automático de la facturación y productos que requieren licencia para ser objeto de comercio exterior.

(b) Medidas frente a las importaciones desleales o excesivas

27.Con una protección en frontera decreciente la industria polaca se ha estado enfrentando a un aumento de la competencia extranjera. Al mismo tiempo, los exportadores polacos han encontrado obstáculos de acceso al mercado en muchos países, sobre todo procedimientos y derechos antidumping. Semejante experiencia ha despertado un mayor interés de los productores polacos en la búsqueda de medidas similares contra la competencia extranjera.

28.Las medidas respectivas están disponibles en el marco de la nueva legislación de protección del territorio aduanero polaco contra las importaciones excesivas y las importaciones con precios de dumping, que entró en vigor a principios de 1998 de conformidad con los principios de la OMC y otros acuerdos internacionales firmados por Polonia. El Ministro de Economía emprende los procedimientos pertinentes previa reclamación documentada de productores nacionales que representen al menos el 25 por ciento de la producción nacional de un producto determinado. El Ministro puede emprender de oficio el procedimiento, pero en la práctica casi nunca lo hace.

29.Las medidas proteccionistas frente a las importaciones objeto de dumping o excesivas sólo pueden aplicarse cuando se cumplen ciertos requisitos, es decir cuando se demuestra en una investigación especial la existencia y/o la amenaza de daño a la rama de producción nacional y su relación causal con las importaciones en conflicto. Las medidas de salvaguardia deben tratarse como excepcionales y deben liberalizarse progresivamente. Las decisiones sobre la adopción de medidas de protección corresponden al Ministro de Economía tras consultar al Presidente de la Oficina de Protección de la Competencia y de los Consumidores.

30.Hasta ahora Polonia no ha tomado ninguna medida contra las subvenciones, puesto que aún no ha adoptado la legislación pertinente en conformidad con las normas de la OMC. El Gobierno ha elaborado el proyecto de ley correspondiente y lo ha sometido al Parlamento. Probablemente se promulgue a finales de 2000.

(c) Medidas antidumping

31.Desde el anterior examen, Polonia ha iniciado cuatro investigaciones antidumping. Tres de ellas se refieren a países que no son miembros de la OMC (China y Bielorrusia). En 1999, al amparo de la Ley de 11 de diciembre de 1997 sobre Protección contra las Importaciones objeto de Dumping en el Territorio Aduanero de Polonia, se inició una investigación antidumping contra un productor alemán que exportaba película radiográfica. Todavía no ha finalizado.

(d) Medidas de salvaguardia (del tipo del artículo XIX del GATT)

32.Las medidas de salvaguardia en el sentido del artículo XIX del GATT de 1994 y del Acuerdo sobre Salvaguardias han sido el instrumento de defensa comercial aplicado con más frecuencia en Polonia, especialmente desde la entrada en vigor en 1998 de la nueva ley de protección contra las importaciones excesivas. Con arreglo a las anteriores disposiciones de la Ley de Aduanas de 1989, en Polonia se aplicaban tres medidas de salvaguardia. Dos de ellas de manera no discriminatoria (ciertos tipos de vehículos de motor y las cosechadoras-trilladoras usadas) y una de forma selectiva (urea y nitrato de amonio originarios de seis antiguas repúblicas soviéticas). La mayoría de los ocho casos iniciados al amparo de la nueva ley se remite de manera selectiva a los acuerdos regionales o bilaterales con países no pertenecientes a la OMC. La única excepción fue una salvaguardia contra la importación excesiva de láminas de acero revestido, iniciada sobre una base erga omnes en junio de 1999.

(iii) Otras medidas comerciales

(a) Salvaguardias especiales en las importaciones de textiles y prendas de vestir

33. En 1999, con arreglo a la Ley de 11 de diciembre de 1997 sobre Protección del Territorio Aduanero de Polonia contra las Importaciones Excesivas de Determinados Textiles y Prendas de Vestir, se iniciaron tres investigaciones en materia de salvaguardias: contra las importaciones de hilados texturados de poliéster procedentes de Turquía, de fibras sintéticas de la República de Corea y de Taiwán, y de ciertos hilados acrílicos de Lituania.

(b) Salvaguardias especiales en las importaciones de productos agropecuarios

34.Con arreglo a la Ley de 28 de junio de 1995 sobre los Principios, Condiciones, y Procedimiento para imponer aranceles adicionales a ciertos productos agropecuarios importados, Polonia puede aplicar derechos adicionales a las importaciones de la mayoría de los productos agropecuarios incluidos en la arancelización (alrededor del 70 por ciento de todas las líneas arancelarias para productos agropecuarios). La Ley, que se basa en el modelo de la cláusula de salvaguardia especial del Acuerdo sobre la Agricultura de la OMC, entró en vigor con la adhesión de Polonia a la OMC. El Ministro de Economía puede imponer los derechos a petición del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural siempre que se sobrepase un determinado umbral fijado o que el precio de importación sea un 10 por ciento menor al precio de umbral. Los volúmenes en cuestión así como la lista de productos agropecuarios que pueden estar sujetos a derechos de aduana en un año determinado se actualizan en función de la situación del país y de los mercados extranjeros. En la práctica, los derechos adicionales se introdujeron periódicamente en las importaciones de flores cortadas, carne de cerdo, carne de ave, aromatizantes, trigo, azúcar, almidón y conos de lúpulo.

(c) Protección contra las perturbaciones de la balanza de pagos

35.A finales de 1992 se introdujo un recargo temporal del 6 por ciento a las importaciones al percibirse una amenaza de deterioro de la situación de la balanza de pagos. Se hizo de forma coherente con los procedimientos establecidos en el marco del artículo XII del GATT mediante un Decreto del Ministro de Finanzas, y se aplicó como un impuesto adicional sobre el volumen de negocios hasta el 4 de julio de 1993. Después se transformó por Decreto del Consejo de Ministros en un derecho de aduana independiente. A partir del 1º de enero de 1994 se sustituyó por un recargo a la importación basado en la Ley aprobada por el Parlamento, que se utilizaba como un impuesto autónomo en la frontera que gravaba todas las importaciones. El recargo, que era del 6 por ciento en 1994, se redujo gradualmente (5 por ciento en 1995 y 3 por ciento en 1996) y se eliminó a comienzos de 1997. Se aplicó a todas las fuentes de importaciones, incluidos los interlocutores comerciales con quienes Polonia mantenía relaciones comerciales basadas en el artículo XXIV del GATT.In 1999, under the Law of 11 December 1997 on Protection of Polish Customs Territory against Excessive Imports of Certain Textiles and Clothing, three safeguard investigations were initiated: against imports of textured yarn of polyester originating in Turkey, synthetic fibers from Republic of Korea and Taiwan, and certain acrylic yarn from Lithuania.

(5) Notificaciones previstas en los acuerdos de la OMC Volver al principio

(a) Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido

36. Con arreglo al Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido de la OMC, que entró en vigor el 1º de enero de 1995, Polonia presentó la lista de productos incluidos en la primera y la segunda fase de integración en el GATT de 1994, que representan más del 36 por ciento del volumen de las importaciones de 1990.

(b) Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS)

37. La economía polaca podría ser incluida en el grupo de las economías en desarrollo más dinámicas del mundo. Se caracteriza por el papel en continuo crecimiento de su sector de servicios. Este sector se ha convertido en la actividad más importante de la economía polaca dada su participación en el empleo y su contribución al PIB. Los cambios que surgen en el mercado polaco demuestran que Polonia empieza a parecerse al modelo de economía de servicios que caracteriza a los países desarrollados.

38. El proceso de liberalización de la economía ha continuado ininterrumpidamente. Las medidas vigentes que constituyen limitaciones al acceso a los mercados o al principio de trato nacional serán eliminadas. Un ejemplo es la supresión de las restricciones con respecto a la forma de la actividad económica de los proveedores de servicios extranjeros. Las entidades extranjeras podrían ahora proseguir su actividad económica bajo la forma de sucursales y oficinas de representación. Los obstáculos restantes al establecimiento comercial cesarán el 1º de enero de 2001.

39. Polonia declara una participación activa en la ronda de negociaciones multilaterales sobre servicios que ha empezado el 1º de enero de 2000. Y no excluye del ámbito de las negociaciones ni modos de suministro ni sectores de servicios. Polonia considera que el elemento esencial de las negociaciones será la modificación de las listas de compromisos específicos y de las listas de exenciones del trato NMF. Este proceso se basará en la eliminación de las restricciones vigentes respecto de los servicios y proveedores de servicios extranjeros bajo la forma de obstáculos al acceso a los mercados y limitaciones al trato nacional. Polonia, en particular, participa en las negociaciones que intentan desarrollar principios universales relativos a prescripciones y procedimientos sobre títulos de aptitud, normas técnicas y prescripciones en materia de licencias que serán vinculantes en todo el sector de servicios. Colabora en el trabajo relativo a la aplicación de las normas pertinentes del AGCS que regirán las cuestiones de contratación pública y subvenciones en el sector de servicios. Y además está interesada en el desarrollo del mecanismo de medidas de salvaguardia urgentes.

40. Polonia contrajo diversos compromisos con arreglo al Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios de la OMC. Estos compromisos abarcaban 54 sectores e incluían entre otros: la construcción, las telecomunicaciones, los servicios presentados a las empresas, los servicios financieros, y los servicios de turismo y transporte .(2). En la mayoría de los casos los compromisos de Polonia entrañaban consolidaciones del nivel vigente de acceso al mercado polaco. Es interesante señalar que el nivel de liberalización real de acceso al sector de servicios en Polonia es más alto que el negociado con los interlocutores económicos.

41. Polonia participó activamente en las negociaciones posteriores sobre determinados sectores de servicios. Con arreglo al Acuerdo sobre Telecomunicaciones Básicas firmado en 1997, Polonia contrajo compromisos en diversas áreas y servicios como: telefonía, transmisión de datos por télex, telégrafo y facsímil, arrendamiento de líneas, teledifusión y radiodifusión, telefonía celular y telecomunicación por satélite. Con respecto al acceso a los mercados de todos los servicios de telecomunicaciones, los compromisos establecen que la licencia o permiso para realizar los servicios sólo puede emitirse por agentes registrados en Polonia.

42. No se ha impuesto ninguna restricción en el suministro transfronterizo (es decir desde fuera de Polonia) de la mayoría de los servicios de telecomunicaciones ni en la forma de consumo de los servicios por entidades polacas en el extranjero. Hasta finales de 2002 no se permite a las entidades extranjeras con sede en Polonia suministrar el servicio internacional de telefonía, télex o telégrafo. La liberalización de los servicios de télex y telégrafo suministrados por personas jurídicas extranjeras ha sido ofrecida desde el 1º de enero de 2000.

43. Con arreglo al Acuerdo sobre Servicios Financieros (1995 y 1997)(3) , Polonia ha contraído compromisos sobre los siguientes tipos de servicios financieros: depósitos de cartera, préstamos, servicios relacionados con órdenes de pago y giros, garantías y títulos bancarios (con exclusión de las garantías y compromisos del Tesoro), intermediación en la emisión de todo tipo de valores (excluidos los emitidos por el Tesoro) y servicios suministrados por fondos fiduciarios. En la mayoría de los servicios Polonia no asumió obligaciones en el campo de acceso a los mercados para los servicios transfronterizos (es decir la posibilidad de consumir servicios prestados en el extranjero por los ciudadanos de un país; la disponibilidad de dichos servicios se vincula a las posibilidades de transferir activos en divisas al extranjero). Respecto de estos servicios, Polonia asumió compromisos muy limitados en el modo de suministro de servicios en territorio polaco por personas físicas extranjeras.

44.Para dicho tipo de servicios, Polonia no ha asumido compromisos de liberalización en el campo de acceso a los mercados ni en materia de trato nacional, tanto en cuanto a los servicios transfronterizos como en lo que respecta al acceso a los servicios en el extranjero. La única excepción a este planteamiento es la asunción limitada de compromisos en el ámbito de los servicios transfronterizos y del consumo extranjero, respecto a la prestación y transferencia de información financiera y del procesamiento de datos financieros. Se ha adoptado una reserva con respecto al último tipo de servicios, para cuyo suministro o utilización se requiere la intermediación de la red pública o de otro operador autorizado.

45. Los compromisos de mayor alcance en el acceso al mercado de los servicios financieros se refieren a los servicios suministrados por personas jurídicas extranjeras con representación comercial en Polonia, con respecto a los que se han impuesto algunas limitaciones en conexión con las reglamentaciones nacionales consolidadas y la aplicación del llamado principio de cautela (por ejemplo, un banco sólo puede establecerse bajo la forma de una sociedad anónima y tras la obtención de un permiso).

46.Se han introducido limitaciones similares en el caso de los servicios suministrados por personas físicas extranjeras con representación en Polonia. Sin embargo, esta restricción no tiene gran relevancia práctica sino sólo un valor indicativo en vista de que no se han asumido compromisos de liberalización con respecto al acceso a los mercados de servicios suministrados por personas físicas extranjeras en Polonia.

47.Por otra parte, se ha garantizado el principio de trato nacional respecto al tercero y al cuarto modo de suministro de servicios financieros, lo que significa que se permitirá a las entidades extranjeras suministrar servicios financieros en el mercado polaco en iguales condiciones que las entidades polacas.

48. Aparte de eso, se formuló una reserva que complementa las oportunidades para la introducción de nuevas reglamentaciones por motivos de cautela, por la que se pueden modificar las reglamentaciones vinculantes o introducir nuevas reglamentaciones. No obstante, se ha garantizado que la aplicación de estas reglamentaciones será totalmente compatible con las disposiciones del Anexo sobre Servicios Financieros del AGCS.

(c) Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias

49.En febrero de 1996 Polonia notificó la aplicación o la posibilidad de aplicación de cinco tipos de subvenciones a la exportación: concesión de deducciones del impuesto sobre la renta por las inversiones relacionadas con la exportación, concesión de deducciones del impuesto sobre la renta hasta el nivel de la mitad de los ingresos de exportación para las entidades que operan en zonas económicas especiales, programas de apoyo financiero para garantías de créditos y programa de apoyo para el seguro de contratos de exportación por la Corporación de Garantía del Crédito a la Exportación (KUKE)(4).

50. De conformidad con la disposición del Acuerdo sobre el período de transición, todas estas subvenciones deben suprimirse o bien ajustarse a las normas de la OMC antes de finales de 2001. El primer tipo de incentivos a la inversión se eliminó el 1º de enero de 2000. Los contribuyentes que obtuvieron antes del 31 de diciembre de 1999 el derecho a tales incentivos pueden utilizarlos hasta finales de 2002. Todavía se aplican las deducciones del impuesto sobre la renta para entidades de zonas económicas especiales, pero no se crearán nuevas zonas de ese tipo.

51. En marzo de 1998, Polonia presentó una notificación de conformidad con el artículo 25 del Acuerdo sobre Subvenciones(5). Este documento comprendía las subvenciones específicas aplicadas en el sector manufacturero en 1996 (12 tipos de subvenciones) y las subvenciones agrícolas aplicadas en 1994-1996 (cuatro tipos de subvenciones). Además, la notificación incluía cuatro tipos de subvenciones a la exportación notificadas anteriormente de conformidad con el artículo 29 del Acuerdo sobre Subvenciones.

(d) Acuerdo sobre las Medidas en materia de Inversiones relacionadas con el Comercio (MIC)

52.El 28 de septiembre de 1995 Polonia notificó una medida sobre inversiones que no se ajustaba a lo establecido en el Acuerdo sobre las MIC: la reducción del impuesto sobre la renta por la compra de cajas registradoras que contabilizan el IVA. Esta medida suponía una mayor reducción del impuesto para los compradores de equipos nacionales que para los compradores de los fabricados en el extranjero (se considera que el equipo es de fabricación nacional si los componentes importados no exceden del 60 por ciento del coste total de producción)(6). Desde el 1º de enero de 1997, se ha reducido el impuesto de manera uniforme respecto a todas las registradoras de conformidad con la obligación de trato nacional prevista en el párrafo 4 del artículo 3 del GATT de 1994. Por consiguiente Polonia, con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 2 del artículo 5 del Acuerdo sobre las MIC, ha eliminado las medidas notificadas en virtud del párrafo 1 del artículo 5 del Acuerdo sobre las MIC(7).

(e) Acuerdo sobre la Agricultura Volver al principio

53. En el campo de la agricultura, las subvenciones a la exportación sólo se aplican al azúcar y ocasionalmente a la carne exportada a la Comunidad de Estados Independientes. El valor de esas subvenciones está muy por debajo de la cantidad prevista en la Lista de Polonia con arreglo al Acuerdo sobre la Agricultura de la OMC.

(f) Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias

54. En virtud de este Acuerdo Polonia ha establecido el Servicio Nacional de Información en el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Departamento de Producción Agropecuaria. Desde la adopción de este Acuerdo, Polonia ha presentado al Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias 22 notificaciones sobre medidas sanitarias y tres sobre medidas fitosanitarias. Algunas de ellas estaban relacionadas con las medidas de urgencia adoptadas para proteger la salud y la vida de las personas y de los animales o para preservar los vegetales, y la mayoría de las notificaciones facilitaban información sobre las normas y principios de importación y exportación de determinados animales y plantas.

(g) Acuerdo sobre los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC)

55. El Gobierno polaco está decidido a garantizar la protección de la propiedad intelectual. Desde 1994 la legislación polaca ha previsto un nivel creciente de protección con la aprobación de la nueva Ley de Derecho de Autor y Derechos Conexos.

56. Polonia presentó al Consejo de los ADPIC su intención de acogerse al derecho, previsto en el párrafo 3 del artículo 65 del Acuerdo sobre los ADPIC, de aplazar la fecha de aplicación de las disposiciones del Acuerdo con excepción de los artículos 3, 4 y 5. Durante el período de transición la legislación polaca ha sido totalmente compatible con las disposiciones vinculantes del Acuerdo sobre los ADPIC (artículos 3, 4 y 5 del Acuerdo).

57. En 1998 se revisó la legislación polaca sobre derecho de autor y derechos conexos, así como la relativa a la observancia de esos derechos. Polonia se ha sometido al examen, aunque se había acogido al período de transición previsto en el párrafo 3 del artículo 65 del Acuerdo sobre los ADPIC. El examen ha demostrado que la legislación polaca en estas esferas está en conformidad con el Acuerdo sobre los ADPIC salvo algunas disposiciones.

58. Uno de los ejemplos de la conformidad con el Acuerdo sobre los ADPIC es el Reglamento sobre los principios de procedimiento y funcionamiento de las Autoridades Aduaneras para la retención de las mercancías en caso de posible violación de las disposiciones sobre propiedad intelectual, comercial e industrial, dictadas en febrero de 1999 por el Consejo de Ministros a fin de introducir las modificaciones necesarias para satisfacer las prescripciones de la sección 4 del Acuerdo sobre los ADPIC.

59. El nivel de protección de Polonia de los derechos de propiedad intelectual será superior a las prescripciones del Acuerdo sobre los ADPIC debido a su adhesión a la Unión Europea. In the field of agriculture export subsidies are applied only to sugar and occasionally to meat exported to the CIS. The value of those subsidies is much below the amount provided for in Poland’s Schedule under the WTO Agreement on Agriculture.

 175pxls.gif (835 bytes)
Cuadro en esta pàgina

Cuadro 1: Acuerdos de libre comercio negociados por Polonia con sus interlocutores comerciales en los años 1990
Cuadro 2:
Promedio ponderado de los aranceles sobre las importaciones de Polonia en 1999

Notas:

(2) Documento GATS/SC/71, de 15 de abril de 1994 Volver al texto
(3) La lista de los compromisos modificados por Polonia en la esfera de los servicios financieros se incluye en el documento GATS/SC/71/Suppl. 1, de 28 de julio de 1995. Volver al texto
(4) Documento de la OMC, G/SCM/N/9/POL, de 23 de febrero de 1996. Volver al texto
(
5) Documento de la OMC, G/SCM/N/25/POL, de 10 de marzo de 1998.. Volver al texto
(6) Documento de la OMC, G/TRIMS/N/1/POL/1, de 6 de octubre de 1995. Volver al texto
(7
) Documento de la OMC, G/TRIMS/AN/1/POL/1/Add.1, de 16 de diciembre de 1996.. Volver al texto