EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SRI LANKA
3 y 5 de marzo de 2004

Observaciones formuladas por la Presidenta a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Las perspectivas económicas parecen favorables pero el crecimiento sostenible requiere nuevas reformas


Este segundo Examen de las Políticas Comerciales de Sri Lanka ha permitido un intercambio de opiniones constructivo entre Sri Lanka y sus interlocutores comerciales, en el que se han aclarado numerosos aspectos del régimen de política comercial de este país. El debate resultante se ha visto enormemente facilitado por las valiosas contribuciones del Secretario Wickremasinghe, junto con los restantes miembros de su delegación, y de nuestro ponente, el Embajador Muhammad Noor Yacob.

Los Miembros han encomiado los esfuerzos del Gobierno por seguir adelante con el programa de reconstrucción y rehabilitación esbozado en el documento de política "Regaining Sri Lanka", y han alentado a las autoridades a proseguir las reformas comerciales y otras reformas económicas, que junto con una paz duradera serían esenciales para lograr el crecimiento económico sostenido y la reducción de la pobreza. Los Miembros han reiterado su apoyo al proceso de paz y de reforma de Sri Lanka y han expresado su disposición a contribuir en él. Han elogiado la iniciativa de privatización de Sri Lanka y las medidas tomadas para desreglamentar los sectores del petróleo y de la energía. Se han expresado inquietudes en relación con la acusada dependencia de Sri Lanka de unos cuantos mercados y productos de exportación, como los textiles y el vestido.

Los Miembros han acogido con satisfacción la participación constructiva de Sri Lanka en la OMC e instado a las autoridades a seguir participando activamente en las actuales negociaciones sobre agricultura, productos industriales y servicios. Han señalado el viraje de Sri Lanka hacia los acuerdos regionales. En su respuesta, las autoridades han reiterado el firme compromiso del país con la primacía del sistema multilateral de comercio y han recalcado que sus acuerdos regionales serían complemento del multilateralismo.

Varios Miembros han expresado su preocupación por la falta de previsibilidad y transparencia del régimen arancelario. Asimismo han señalado, inter alia: el elevado nivel de los aranceles NMF aplicados, en especial en el caso de los productos agropecuarios; el bajo porcentaje de los tipos consolidados; la gran brecha entre los tipos consolidados y los aplicados; la alta progresividad arancelaria y en consecuencia la elevada protección efectiva. Los Miembros han aludido también a otras cargas a la importación (fundamentalmente al recargo a la importación y al gravamen para el desarrollo de puertos y aeropuertos) y han alentado a Sri Lanka a revisar sus exenciones de derechos. Los Miembros se han referido al régimen especial de licencias de importación y han pedido que se aclare cuáles son las mercancías que están sujetas a licencias por "motivos económicos". Asimismo, se han planteado preguntas relativas a las restricciones a la importación de productos cárnicos, las prohibiciones de importación de productos modificados genéticamente, las normas y las medidas comerciales especiales.

Los Miembros han expresado su satisfacción por la simplificación de las formalidades aduaneras, en especial por la adopción de sistemas informatizados para el despacho de aduanas, y han alentado a que continúe esta modernización. En lo que respecta a la contratación pública, los Miembros han aludido, entre otras cosas, a la existencia de preferencias de precios para los productos de fabricación nacional y los contratos de trabajo locales, así como a la opacidad del procedimiento de licitación. Se ha alentado a Sri Lanka a reformar el sistema de contratación y los Miembros han acogido con beneplácito el anuncio de que Sri Lanka tiene la intención de solicitar la condición de observador en el Acuerdo sobre Contratación Pública. Los Miembros han saludado la adopción de nueva legislación en materia de propiedad intelectual y recalcado la necesidad de que ésta vaya seguida de una aplicación y observancia efectivas.

En lo que respecta a los servicios, los Miembros han expresado su satisfacción por las medidas tomadas por las autoridades para reducir la participación estatal y suprimir las restricciones a la aportación de capital extranjero en los servicios financieros. Han encomiado los esfuerzos en pro de la liberalización del mercado de las telecomunicaciones y han alentado a Sri Lanka a continuar este proceso.

Los Miembros han agradecido asimismo las respuestas orales y escritas facilitadas por la delegación de Sri Lanka; quedan a la espera de recibir respuestas a las preguntas pendientes.

Por último, este Examen ha permitido a los Miembros adquirir un buen conocimiento de las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de Sri Lanka. Ha ayudado a identificar las esferas en las que a través de nuevas reformas podrían sentarse las bases de un crecimiento económico sostenido, y así de una paz y prosperidad duraderas. Los Miembros han alentado a Sri Lanka a continuar liberalizando su régimen comercial y a seguir participando activamente en las negociaciones del Programa de Doha para el Desarrollo.