EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SINGAPUR
14 y 16 de junio de 2004

Observaciones formuladas por la Presidenta a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Las perspectivas económicas parecen buenas aunque siguen existiendo dificultades


Hemos mantenido un debate muy informativo y constructivo sobre las políticas y las prácticas comerciales de Singapur. El debate se ha beneficiado en gran medida de las valiosas contribuciones del Secretario Permanente Heng Swee Keat y su delegación, de nuestro ponente, el Embajador Eirik Glenne, encargado de dirigir el debate de hoy, y de los Miembros del OEPC. Varios Miembros también han agradecido a Singapur sus esfuerzos por facilitar los debates sobre el comercio multilateral, en especial en las esferas de los ADPIC y la agricultura.

Este cuarto Examen de las Políticas Comerciales de Singapur ha demostrado que su economía sigue siendo una de las más abiertas al comercio internacional y a las inversiones. Esta apertura ha ayudado en gran medida a Singapur a hacer frente a las recientes conmociones económicas, como la crisis financiera asiática y más recientemente la desaceleración económica mundial, agravada por la crisis del SARS y los acontecimientos ocurridos en Oriente Medio. Los Miembros alabaron las continuas reformas de Singapur encaminadas a promover una economía competitiva, globalizada, empresarial y diversificada ante estas conmociones. Algunos Miembros solicitaron más detalles sobre la naturaleza de estas reformas, en especial sobre los esfuerzos para mejorar la flexibilidad salarial, el empleo y la formación, y para abordar el problema de una aparente caída de la productividad total de los factores registrada recientemente, aunque he tomado nota de las observaciones de Singapur a este respecto.

Los Miembros observaron que, siendo su comercio internacional aproximadamente tres veces su PIB, Singapur seguía adherida a un sistema multilateral de comercio basado en normas. No obstante, varios Miembros señalaron el número de acuerdos bilaterales de libre comercio que Singapur había firmado desde el anterior Examen y preguntaron cómo conciliaba esta tendencia con su participación en el sistema multilateral de comercio. Los Miembros instaron a Singapur a seguir participando en las negociaciones actuales de la OMC. El representante de Singapur subrayó la adhesión de su país al sistema multilateral de comercio y respondió que sus acuerdos bilaterales de libre comercio tenían mayor alcance que los de la OMC y podían contribuir a una mayor liberalización del comercio multilateral. Singapur también estaba participando activamente en las actuales negociaciones de la OMC y haría todo lo posible para garantizar su éxito.

Los Miembros formularon preguntas sobre determinados aspectos de la política comercial de Singapur, en particular: las formalidades aduaneras y la facilitación del comercio; la diferencia entre tipos arancelarios consolidados y aplicados; el uso de los derechos específicos; las políticas de concesión de licencias, especialmente en lo que respecta al arroz; las normas; y la política relativamente rigurosa de Singapur en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias. También se formularon preguntas acerca de los procedimientos de contratación pública de Singapur y la aplicación de los derechos de propiedad intelectual. Se observó que Singapur hacía un uso relativamente limitado de medidas excepcionales.

Habida cuenta de que existen relativamente pocas restricciones al comercio internacional, los Miembros se interesaron sobre todo por las reformas internas recientes y en curso en Singapur. Varios Miembros acogieron con satisfacción el anuncio de que Singapur iba a poner en práctica a lo largo de los próximos años una política de competencia aplicable a toda la economía. Si bien tomaron nota de que se habían llevado a cabo algunas reformas en relación con las empresas vinculadas a la administración (EVA) propiedad de Temasek, sociedad de cartera perteneciente al Estado, los Miembros solicitaron más detalles sobre, entre otras cosas, la “desmistificación de Temasek”, las EVA y su posterior privatización, las medidas para garantizar una competencia leal entre éstas y otras empresas del sector privado, así como los esfuerzos realizados para reducir la participación del Estado en la economía. También se formularon preguntas acerca de los incentivos fiscales y no fiscales y los sectores en los que se concentran actualmente.

En cuanto a los servicios, los Miembros observaron reformas importantes, en especial en los servicios de telecomunicaciones, banca y seguros. Señalaron que la liberalización de los servicios de telecomunicaciones, en particular, había resultado beneficiosa para los consumidores, y alentaron a Singapur a seguir realizando reformas también en otros sectores. Se solicitaron más detalles sobre los servicios de banca y seguros, transporte, audiovisuales, profesionales y turísticos. Algunos Miembros también solicitaron información sobre la Lista de Singapur anexa al AGCS.

Para finalizar, me gustaría agradecer a la delegación de Singapur las respuestas orales y escritas que ha facilitado durante la reunión y felicitar una vez más a Singapur por ser un Miembro ejemplar de la OMC y por sus esfuerzos para ayudarnos a comprender mejor sus políticas relacionadas con el comercio. Nuestros debates nos han ayudado asimismo a apreciar los importantes desafíos a los que se enfrenta Singapur hoy en día y las medidas del Gobierno para abordarlos.