EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: BRASIL
29 de noviembre y 1 de diciembre de 2004

Observaciones formuladas por la Presidenta a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: El Brasil sigue liberalizando y la adopción de medidas adicionales beneficiaría a la economía y al comercio mundiales


El cuarto Examen de las Políticas Comerciales del Brasil ha brindado la oportunidad de entablar un diálogo fructífero entre el Brasil y otros Miembros de la OMC. Han sido sumamente valiosas para todos tanto la amplia dedicación asumida por la delegación brasileña, que presidió el Embajador Tarragô, como las perspicaces observaciones formuladas por el ponente, el Embajador Spencer. Si bien observaron que el Brasil había sufrido las consecuencias de los adversos acontecimientos internos y externos durante el período objeto de examen, los Miembros reconocieron y elogiaron las reformas que seguía aplicando el Brasil. Éstas se habían traducido en excedentes fiscales primarios, un descenso de la inflación y una mejor resistencia a las situaciones de crisis. Los Miembros señalaron que se había reactivado el crecimiento, impulsado en gran parte por el aumento y la diversificación de las exportaciones a mercados no tradicionales.

Los Miembros valoraron sobremanera la activa participación del Brasil en la OMC, su compromiso con la liberalización del comercio y su contribución al avance del Programa de Doha para el Desarrollo. Sin embargo, varios Miembros observaron que el Brasil no había participado en las negociaciones relativas al ATI y que hasta la fecha no había ratificado los Protocolos Cuarto y Quinto anexos al AGCS. Se señalaron la activa participación del Brasil en el procedimiento de solución de diferencias de la OMC, y sus esfuerzos encaminados a reforzar la cooperación Sur-Sur. Varios Miembros se refirieron también al creciente número de acuerdos comerciales preferenciales recientemente negociados o en curso de negociación por el Brasil, y manifestaron la esperanza de que tales iniciativas apoyaran los esfuerzos realizados a nivel multilateral. Se formularon preguntas acerca del calendario previsto para la conclusión del proceso de integración del MERCOSUR.

Los Miembros destacaron la importancia que revestían las inversiones, en particular las inversiones extranjeras directas, para las perspectivas de crecimiento futuros del Brasil, pero expresaron cierta inquietud con respecto a las restricciones restantes a la participación extranjera. Los Miembros formularon preguntas en relación con la decisión del Ejecutivo de retirar todos los acuerdos bilaterales de inversión que debía examinar el Congreso con miras a su ratificación.

Los Miembros estuvieron de acuerdo en que el régimen comercial del Brasil se había hecho más abierto y transparente durante el período considerado, pero muchos observaron que seguía habiendo obstáculos al acceso a los mercados en unas pocas, aunque importantes, esferas. Los aranceles aplicados por el Brasil habían experimentado una reducción desde el último Examen realizado en 2000, pero continuaba la progresividad arancelaria y persistían algunas crestas; los Miembros observaron asimismo que si se redujera la todavía amplia disparidad entre los tipos aplicados y los tipos consolidados, mejoraría la previsibilidad del régimen comercial del Brasil. Se expresó preocupación en torno a la variedad y la complejidad de las cargas no arancelarias impuestas a la importación, a nivel tanto de los Estados como federal. Los Miembros observaron que el régimen del Brasil para el trámite de licencias de importación se había simplificado, pero subrayaron que persistía un número elevado de productos sujetos a licencias no automáticas. El recurso activo y continuado a medidas especiales por parte del Brasil era motivo de preocupación para algunos Miembros, y se instó al Brasil a actuar con moderación al aplicar esas medidas. Se plantearon preguntas en relación con otras medidas, como los procedimientos aduaneros, los reglamentos técnicos, y las medidas sanitarias y fitosanitarias.

Los Miembros pidieron aclaraciones sobre las razones que justificaban el mantenimiento de un régimen para la importación por correspondencia y de los impuestos a la exportación, y manifestaron su preocupación respecto de las prescripciones en materia de contenido nacional y otras prescripciones para acceder a los múltiples programas de ayuda del Brasil. Los Miembros señalaron asimismo que varias industrias manufactureras del Brasil habían llegado a ser competitivas a nivel internacional, pero cuestionaron el hecho de que algunas industrias recurrieran a la progresividad arancelaria y a otro tipos de ayudas. Se instó al Brasil a hacer una contribución significativa en las negociaciones en curso sobre el acceso a los mercados para los productos no agrícolas.

Las deliberaciones relativas a los servicios se centraron principalmente en las telecomunicaciones, el transporte marítimo, y los servicios financieros y profesionales. Los Miembros se interrogaron sobre las disposiciones jurídicas que dan al poder ejecutivo la facultad de decidir sobre la participación extranjera en los servicios financieros y de telecomunicaciones. También se instó al Brasil a que mejorara sus compromisos en el marco del AGCS e hiciera una contribución sustancial en las negociaciones sobre servicios.

Para concluir, este Examen ha confirmado los progresos realizados por el Brasil en materia de transparencia y liberalización de su régimen de comercio e inversiones. La recuperación basada en las exportaciones que se ha registrado en el último año es una prueba concreta de los beneficios que supone la mayor integración del Brasil en la economía mundial. No obstante, para lograr la continuidad de los beneficios ya alcanzados, y para que éstos se traduzcan en una mejora del nivel de vida, se necesitan nuevas reformas encaminadas a reducir los obstáculos al acceso a los mercados y las deficiencias internas que todavía crean incertidumbre para los comerciantes y los inversores, aumentan los costos de producción y reducen el bienestar de los consumidores. Por ello, celebro las diversas medidas para resolver esas cuestiones cuya adopción en curso anuncian las autoridades brasileñas. También me alienta saber que el Brasil procura integrarse más plenamente en el comercio mundial, y que seguirá desempeñando un papel activo en la OMC. Contribuiría ampliamente al logro de ambos objetivos el aumento del nivel de los compromisos contraídos por el Brasil en el marco de la OMC, en consonancia con el importante papel que desempeña en el sistema multilateral y con su ambicioso programa de negociación en esferas tales como la agricultura.

CIausuro la presente reunión manifestando nuevamente mi agradecimiento por el compromiso constructivo asumido por el Brasil en este Examen y por las numerosas respuestas aportadas a las preguntas formuladas por los Miembros. Los Miembros esperan con interés recibir respuestas por escrito a las preguntas pendientes. También doy las gracias al ponente y a los numerosos Miembros que han contribuido con su participación al éxito de este ejercicio.