UNDÉCIMA CONFERENCIA MINISTERIAL DE LA OMC

Más información

  

Las acciones descritas en la Declaración, impulsarán el crecimiento económico en todo el mundo y proporcionarán más y mejores empleos remunerados para las mujeres.

Los miembros y observadores de la OMC que apoyan esta iniciativa, explorarán y harán lo necesario para encontrar formas de mejor enfrentar los obstáculos al comercio, la falta de acceso al financiamiento comercial y la poca participación de mujeres en mercados de contratación pública. Los miembros intercambiarán información sobre lo que ha — y lo que no ha- funcionado en sus intentos por recopilar datos económicos desagregados por género y alentar la participación de las mujeres en la economía. Dentro del contexto de la OMC, los miembros examinarán sus propias políticas con un enfoque en género y buscarán encontrar formas de trabajar juntos para aumentar la participación de las mujeres en la economía mundial. También buscarán garantizar que la asistencia al desarrollo relacionada con el comercio tome en consideración su enfoque e impacto en las mujeres. Los progresos serán informados en 2019.

Actualmente, numerosas mujeres de todo el mundo se encuentran al margen de la economía. Si bien las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de la población mundial, generan solo el 37% del producto interno bruto (PIB) y administran solo alrededor de un tercio de las pequeñas y medianas empresas. En algunos países en desarrollo, la propiedad empresarial femenina representa tan solo el 3-6%. Una encuesta del Centro de Comercio Internacional en 20 países reveló que solo una de cada cinco empresas exportadoras pertenece a una mujer. En más de 155 países, existe al menos una ley que impide las oportunidades económicas para las mujeres. Ningún país ha logrado cerrar la brecha de género en participación y oportunidad económica; el progreso es tan lento que, a la velocidad actual, se necesitarían 170 años para alcanzar la igualdad de género. También es evidente que los acuerdos comerciales y el comercio internacional afectan a las mujeres y a los hombres de manera diferente.

La Declaración de Mujeres y Comercio de Buenos Aires fue presentada por los gobiernos de Islandia y Sierra Leona, así como por el Centro de Comercio Internacional. Surgió de los esfuerzos realizados por el Grupo de Impacto sobre el Comercio de los Campeones Internacionales de Género, una red de liderazgo que agrupa a los hombres y mujeres responsables de la toma de decisiones para romper las barreras de género.

Con más de 100 Jefes de Delegación presentes, la Presidenta de la XI Conferencia Ministerial (MC11) de la OMC, Susana Malcorra y el Director General de la OMC, Roberto Azevêdo, recibieron la Declaración hoy al margen de la Conferencia. Esta es la primera vez que los miembros que asisten a una Conferencia Ministerial de la OMC emiten una declaración que pide una mayor inclusión de las mujeres en el comercio.

El Director General de la OMC Roberto Azevêdo dijo: “Esta declaración conjunta sobre Comercio y Empoderamiento Económico de las Mujeres es un paso muy positivo para desarrollar lo que todos queremos ver: un sistema comercial más inclusivo. Me enorgullece apoyar esta iniciativa y contribuir a su lanzamiento aquí en la Argentina, durante la Undécima Conferencia Ministerial de la OMC”.

Gudlaugur Thór Thórdarson, el Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de Islandia, señaló: ‘El comercio puede ayudar a promover el empoderamiento económico de las mujeres y también es bueno para la economía. Por lo tanto, enfocarse en las mujeres y el comercio no sólo es lo correcto, sino que también tiene sentido desde el punto de vista económico’.

Arancha González, Directora Ejecutiva del ITC, indicó: ‘La reducción de las barreras que enfrentan las mujeres empresarias, en el hogar y en el ámbito internacional, impulsaría el crecimiento y lo haría más inclusivo socialmente. Significaría más empleos mejor remunerados para las mujeres, sobre todo porque las empresas cuyas propietarias son mujeres contratan a más mujeres, especialmente en los niveles más altos. Y sería un gran avance hacia la realización del Objetivo 5 de la Agenda sobre Desarrollo Sostenible 2030 para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas’.

Cecilia Malmström, la Comisionada Europea de Comercio, dijo: ‘Para que realmente podamos cosechar los beneficios del comercio, la independencia y el espíritu empresarial de las mujeres deben ocupar un lugar central en nuestras políticas. Necesitamos transformar las ideas en acción’.

Ann Linde, Ministra de Asuntos relativos a la UE y Comercio de Suecia, dijo: ‘Conseguir que más mujeres se involucren es una política económica sólida para todos los países, independientemente de su nivel de desarrollo. La desigualdad de género es algo que ninguno de nosotros puede permitirse’.

Kamina Johnson Smith, Ministra de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica, dijo: ‘Una mayor participación de las mujeres en el comercio internacional generará empleos sostenibles que impulsarán el crecimiento mundial. Apoyo la Declaración de la Mujer y el Comercio porque la política comercial es fundamental para hacerlo posible’.

Heraldo Muñoz, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, dijo: ‘El empoderamiento económico de las mujeres es una prioridad en la negociación de políticas comerciales y en las acciones de promoción de exportaciones llevadas a cabo por nuestro gobierno. Por esta razón,  apoyo la Declaración sobre la mujer y el comercio’.

François-Philippe Champagne, Ministro de Comercio Internacional de Canadá, dijo: ‘Canadá ha sido un país líder en el avance de la Declaración sobre la Mujer y el Comercio. Alentamos a los países a promover enfoques de comercio inclusivos y progresivos’.

La Embajadora Yvette Stevens, Jefa de Delegación de Sierra Leona en la MC 11, dijo: ‘Los desequilibrios estructurales, que contribuyen a una distribución desigual de los beneficios del comercio, deben reconocerse y tomarse medidas en consecuencia’.

Miembros y observadores que apoyan la Declaración de Buenos Aires sobre Mujeres y Comercio: Afganistán, Albania, Alemania, Argentina, Australia, Austria, Barbados, Bélgica, Benin, Brasil, Bulgaria, Burundi, Camboya, Canadá, Chad, Chile, Colombia, Costa Rica, Côte d'Ivoire, Croacia, China, Chipre, República Checa, República Democrática del Congo, Dinamarca, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Estonia, Etiopía, Fiji, Finlandia, Francia, Gabón, Gambia, Grecia, Grenada, Guatemala, Guinea, Guinea-Bissau, Guyana, Haití, Honduras, Hungria, Islandia, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Jamaica, Japón, Kazajstán, Kenya, Kirguistán, República Democrática Popular Lao, Letonia, Lesotho, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Madagascar, Malawi, Malasia, Mali, Malta, Mauricio, México, , Mongolia, Montenegro, Myanmar, Namibia, Países Bajos, Nueva Zelandia, Níger, Nigeria, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Filipinas, Polonia, Portugal, Rumania, Federación de Rusia, Rwanda, Saint Kitts and Nevis, San Vicente y las Granadinas, Senegal, Sierra Leona, República de Corea, República de Moldavia, Eslovaquia, Eslovenia, Samoa, Somalia, España, Sudán del Sur, Swazilandia, Suecia, Suiza, Taipei Chino, Tayikistán, ex República Yugoslava de Macedonia, Togo, Tonga, Túnez, Turquía, Uganda, Ucrania, Reino Unido, Uruguay, Vanuatu, Viet Nam, Zambia

Compartir


Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.