AGRICULTURA

Más información

  

La reunión del Comité fue la primera reunión presencial celebrada en la OMC desde que comenzó el confinamiento. Se complementó con una plataforma virtual que permitió a los Miembros de la OMC participar también a distancia. La Presidenta, Christiane Daleiden Distefano, de Luxemburgo, dijo que la reunión había contado con una “nutrida asistencia”, ya que 55 delegaciones se inscribieron para asistir a la reunión presencial y 215 participantes se unieron a través de Internet.

Iniciativas y declaraciones sobre la crisis provocada por la COVID-19

Los Miembros de la OMC presentaron sus recientes iniciativas para salvaguardar la seguridad alimentaria mediante un “comercio abierto y previsible” en el contexto de la crisis de la COVID-19. Entre ellas figuraban una declaración conjunta impulsada por el Canadá (WT/GC/208/Rev.2-G/AG/30/Rev.2), una iniciativa del Grupo de Cairns (WT/GC/218, G/AG/31, TN/AG/44) y una declaración del Grupo de Ottawa (WT/GC/217). El Grupo de Cairns es un grupo integrado por Miembros exportadores de productos agropecuarios y el Grupo de Ottawa se describe como un pequeño grupo de Miembros de la OMC que apoya las reformas para hacer frente a los desafíos que amenazan el sistema multilateral de comercio. 

El Japón y la Unión Europea (G/AG/GEN/159) presentaron, respectivamente, una declaración sobre la vigilancia de las restricciones a la exportación y un informe ad hoc sobre las medidas relacionadas con la COVID-19 en la esfera de la agricultura.

Muchos copatrocinadores expresaron su pleno apoyo a la declaración conjunta impulsada por el Canadá, en la que se comprometían a abstenerse de imponer medidas restrictivas del comercio que “en última instancia, repercutirían negativamente en la seguridad alimentaria, la nutrición y la salud de la población de los Miembros”. El Grupo Africano hizo hincapié en los múltiples desafíos a los que se enfrentaba África e insistió en mantener un margen de actuación en el marco del artículo 6.2 del Acuerdo sobre la Agricultura para apoyar a los agricultores con ingresos bajos o pobres en recursos.  Los Miembros del Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico, por su parte, expresaron su preocupación por la adopción de restricciones a la exportación, de importantes paquetes de incentivos y de otras medidas que podrían agravar los efectos de la pandemia al “incentivar los desequilibrios del comercio mundial de productos agropecuarios”.

Basándose en el principio general de velar por que las medidas de restricción de las exportaciones relacionadas con la COVID-19 fuesen “selectivas, proporcionadas, transparentes, temporales y compatibles con las normas de la OMC”, en la iniciativa del Grupo de Cairns se proponía que la OMC llevase a cabo un examen más detenido de las medidas de apoyo a la agricultura en el contexto de la COVID-19, con inclusión de un seguimiento por parte de la Secretaría de la OMC, de debates periódicos en el Comité de Agricultura, y de un grupo de trabajo de la OMC, voluntario e impulsado por los Miembros, sobre las medidas agrícolas relacionadas con la COVID-19. Otro Miembro se hizo eco del llamamiento del Grupo de Cairns en favor de un comercio internacional abierto y funcional para apoyar la seguridad alimentaria mundial, y destacó los inconvenientes de aplicar políticas de autosuficiencia en el sector agrícola. Por otra parte, un país desarrollado Miembro de la OMC pidió a los copatrocinadores que “pasaran de las palabras a los hechos” y presentaran informes ad hoc al Comité sobre sus medidas relacionadas con la COVID-19, en aras de la transparencia.

De cara al futuro, 13 Miembros de la OMC se comprometieron en la declaración del Grupo de Ottawa a adoptar medidas de política comercial que apoyarían una recuperación inclusiva, sostenible y resiliente, y convinieron en que las normas comerciales deberían adaptarse o desarrollarse para orientar las respuestas políticas colaborativas ante futuras crisis mundiales. El Grupo hizo un llamamiento para que se adoptasen medidas colectivas con miras a lograr un comercio abierto y previsible de productos agropecuarios y para que los Miembros de la OMC “predicasen con el ejemplo” y retirasen las medidas restrictivas del comercio relacionadas con la COVID-19 lo más rápidamente posible. Varios Miembros se hicieron eco de ese llamamiento y dijeron que había llegado el momento de que la OMC adoptase medidas concretas, tal como se describía en el plan de acción de Ottawa.

El Japón y la Unión Europea formularon declaraciones en las que intensificaban su impulso para lograr una mayor transparencia. El Japón señaló la acumulación de notificaciones pendientes sobre las medidas de restricción de las exportaciones relacionadas con la COVID-19. Instó a los Miembros a que presentasen sus notificaciones dentro de los plazos establecidos, aclarasen los motivos de los retrasos y retirasen las medidas temporales de restricción de las exportaciones relacionadas con la COVID-19 lo antes posible.

La UE describió en líneas generales su informe ad hoc (G/AG/GEN/159), que abarcaba todas las medidas destinadas específicamente al sector agrícola y relacionadas con la COVID-19, e instó a los Miembros a que siguiesen su ejemplo y notificasen sus medidas de restricción de las exportaciones. La UE dijo que “la transparencia y las disciplinas sobre las restricciones a la exportación serían un elemento fundamental para hacer avanzar nuestras negociaciones con miras a la Duodécima Conferencia Ministerial”. La UE subrayó también la necesidad de que los Miembros respetasen los compromisos vigentes en el marco de la OMC y advirtió contra el riesgo de los importantes paquetes de subvenciones que se estaban aplicando durante la crisis de la COVID-19, ya que “se corría el riesgo de incumplir los límites de ayuda interna vigentes”. La UE también hizo referencia a un grupo de trabajo conjunto constituido con la Unión Africana y con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura destinado a apoyar al sector agroalimentario de África y ayudarlo a sobrellevar los efectos de la COVID-19.

Varios Miembros tomaron la palabra para compartir información acerca de las medidas relacionadas con la COVID-19 que habían adoptado para hacer frente a los efectos de la crisis en el sector agrícola. No obstante, un país en desarrollo Miembro previno contra el discurso impulsado por algunos Miembros que trataba de prohibir el uso de restricciones a la exportación de productos médicos y agropecuarios o de promover una liberalización arancelaria permanente en respuesta a una crisis “temporal”. Insistió en que, para los países en desarrollo, las restricciones a la exportación eran un instrumento de política compatible con la OMC, el cual era importante para prevenir una escasez aguda de suministros esenciales en el mercado interno. Pidió a los Miembros que formulasen una respuesta “equilibrada, inclusiva y calibrada” a la COVID-19 y se centrasen en abordar las asimetrías históricas de los niveles autorizados de la medida global de la ayuda (MGA).

Los paquetes de ayuda a la agricultura en el contexto de la COVID-19, en entredicho

Se plantearon cerca de 60 preguntas con respecto a las medidas relacionadas con la agricultura adoptadas por los Miembros en el contexto de la COVID-19 (G/AG/W/206). Además de solicitar aclaraciones sobre las medidas de restricción de las exportaciones, se plantearon muchas preguntas acerca de los importantes paquetes de ayuda a la agricultura ofrecidos por las principales economías.

Un gran número de preguntas iban dirigidas a los Estados Unidos y su Programa de Asistencia Alimentaria relacionada con el Coronavirus de USD 19.000 millones, que había sido puesto en marcha el 17 de abril de 2020 y que incluía una partida de USD 16.000 millones en concepto de ayuda directa a los agricultores y ganaderos. Los Estados Unidos dijeron que habían cargado todas las respuestas al Sistema de Gestión de la Información sobre la Agricultura de la OMC (consultable por el público), y que los programas se notificarían en sus notificaciones 2019-2020 y 2020-2021, “de conformidad con las normas de la OMC”. Los Estados Unidos alegaron que el Programa no distorsionaba las decisiones de plantación de los productores, ya que se aplicaba a la producción (o a las existencias) en un período anterior.

Los Miembros acogieron con satisfacción las respuestas de los Estados Unidos y pusieron de relieve su profunda preocupación por la magnitud del paquete. Algunos Miembros solicitaron más aclaraciones sobre la categoría de subvenciones que se especificaría para ese importante volumen de presupuesto. Otros Miembros sugirieron que los Estados Unidos desmantelasen las medidas, puesto que eran “temporales”, según habían indicado. Los Estados Unidos dijeron que aún se encontraban en pleno proceso y no podían prever cómo se notificaría el Programa. Dijeron que examinarían todas las nuevas preguntas y responderían en consecuencia.

El Canadá respondió a preguntas acerca de sus diversas medidas relacionadas con la COVID-19. Con respecto al Programa de Compra de Excedentes de Alimentos, por valor de CAD 50 millones, afirmó que su finalidad era disponer de alimentos que constituyesen excedentes. Con miras a detener la eliminación de los excedentes de leche cruda, el Canadá había aumentado también el límite de empréstito de la Comisión de Productos Lácteos del Canadá de CAD 300 millones a CAD 500 millones para dar una mayor flexibilidad a sus operaciones. Declaró que los productos adquiridos en el marco de esa iniciativa se volverían a vender a los transformadores al mismo precio. Con respecto a las medidas de ayuda de la UE relacionadas con la COVID-19, la UE reiteró que sus medidas de mercado estaban bien orientadas dentro de un presupuesto limitado (menos de EUR 80 millones), con el único objetivo de garantizar que el sector agrícola dispusiese de suficiente liquidez. La UE dijo que todos los nuevos paquetes de ayuda seguían respetando los compromisos en materia de ayuda interna que había contraído en el marco de la OMC. El apoyo al desarrollo rural había sido diseñado de manera que se considerase como subvenciones del compartimento verde. Las exenciones temporales a la ley de defensa de la competencia se habían adoptado para permitir que los operadores colaborasen para estabilizar los mercados.

Australia, Nueva Zelandia y el Japón también respondieron a preguntas relativas a sus respectivos programas internacionales de apoyo al transporte aéreo. Los países en cuestión destacaron que la medida trataba de apoyar a las empresas de aviación ante la drástica reducción de la capacidad del transporte aéreo provocada por la pandemia de COVID-19, a fin de mantener en funcionamiento algunas de las cadenas de suministro mundiales esenciales. También se aclaró que el apoyo no se canalizaba a cada exportador.

Medidas de restricción de las exportaciones, a examen

Los Miembros expresaron su gratitud a cuatro Miembros (la República Kirguisa, Macedonia del Norte, Tailandia y Ucrania), que habían notificado sus medidas de restricción de las exportaciones a la OMC, y formularon preguntas complementarias.

Tailandia dijo que sus restricciones a la exportación de arroz se aplicaron del 26 de marzo al 30 de abril. Se trataba de una medida destinada a tener un carácter temporal y que se había notificado a la OMC. Ucrania aclaró que no había aplicado ninguna restricción a la exportación de trigo desde 2011-2012, y que el memorándum de entendimiento para 2019-2020 del 30 de marzo de 2020 entre el Ministerio de Desarrollo Económico y las empresas cerealistas del sector privado no era vinculante. En cuanto a las prohibiciones a la exportación aplicadas al alforfón, Ucrania mantuvo que no estaba sujeta a la obligación de notificar por adelantado prevista en el artículo 12 del Acuerdo sobre la Agricultura, ya que era un país en desarrollo y no era un exportador neto de alforfón. Macedonia del Norte también explicó que, como importador neto de trigo, había adoptado restricciones a la exportación de trigo y morcajo en respuesta las prohibiciones a la exportación de harina de trigo adoptadas por su vecino, Serbia, y para impedir una escasez aguda de esos productos.

Los Miembros también examinaron las medidas de restricción de las importaciones de otros Miembros, entre ellas las de Camboya, Egipto, El Salvador, Honduras, Kazajstán, Myanmar, Rumania, Rusia, Tayikistán, Turquía y Viet Nam. Las preguntas se referían principalmente a la falta de notificaciones y a la justificación para invocar las medidas en cuestión

Nonagésima tercera reunión del Comité y sesión informativa sobre la COVID-19

La Presidenta dio las gracias a los Miembros por el debate animado y constructivo que habían mantenido y destacó la importancia de la función de examen del Comité. De cara al futuro, los Miembros convinieron en que la nonagésima tercera reunión del Comité de Agricultura, que se había suspendido, se reanudaría el 28 de julio de 2020, cuando se suavizara el confinamiento debido a la pandemia. Por otra parte, se pidió a la Secretaría de la OMC que organizase una sesión informativa sobre la COVID-19 y la agricultura, e invitase a las organizaciones internacionales pertinentes encargadas de la vigilancia de las políticas agrícolas durante la pandemia, para que presentasen su labor a los Miembros. Se señaló también que la cuestión de la COVID-19 y la agricultura se incluiría con carácter permanente en el orden del día de las futuras reuniones.

Los Miembros elogiaron la labor realizada por la Secretaría de la OMC para efectuar el seguimiento de todas las medidas relacionadas con el comercio en su página web dedicada a la COVID-19. La Secretaría tomó nota asimismo de la propuesta de algunos Miembros de facilitar la identificación de las medidas relativas a la agricultura a través de mejoras de la labor de vigilancia del comercio de la OMC relacionadas con la base de datos consolidada sobre la COVID-19.

Más información

Más información sobre el Comité de Agricultura de la OMC
https://bit.ly/2YdyXXq

Glosario de negociaciones sobre la agricultura
https://bit.ly/2AWrOBu

Grupos de la OMC
https://bit.ly/37VV8of

Compartir

Paquetes de ayuda a la agricultura y medidas de restricción de las exportaciones en el contexto de la COVID-19 bajo examen

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.