MICROEMPRESAS Y PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS (MIPYMES)

Más información

  

El informe señala que las perturbaciones de las cadenas de suministro pueden tener un impacto especialmente grave en las mipymes porque el abastecimiento con nuevos proveedores la absorción de las subidas de los precios es más difícil para una empresa pequeña cuyas opciones de suministro y capital son limitadas.  

El informe examina una amplia gama de medidas adoptadas por los gobiernos en apoyo de las mipymes, que incluyen medidas destinadas a resolver problemas de flujo de efectivo y a ampliar las oportunidades comerciales para las mipymes y hacerlas más resilientes. Según el informe, a finales de abril, 44 Miembros de la OMC habían introducido medidas de este tipo.

La nota describe cómo el comercio internacional proporciona a las mipymes oportunidades para diversificar las corrientes de ingresos y reaccionar mejor frente a la crisis de la COVID-19.

Destaca que la la labor que se realiza en la OMC puede apoyar a las pequeñas empresas promoviendo la importancia de la transparencia, facilitando el intercambio de prácticas óptimas, subrayando la necesidad de un mejor acceso a la financiación del comercio y alentando la plena aplicación del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC.

El informe puede consultarse aquí.

Aspectos fundamentales

  • La microempresas y las pequeñas y medianas empresas (mipymes) son la columna vertebral de muchas economías; representan el 95% del total de empresas de todo el mundo y generan el 60% del empleo. Muchas mipymes dependen del comercio internacional para realizar sus actividades, ya sea porque exportan sus productos por canales directos o indirectos, o porque importan insumos para fabricar los productos vendidos en el mercado nacional. Son grandes empleadoras de mujeres y jóvenes, y uno de los principales motores de la innovación
  • Las mipymes están especialmente expuestas al impacto económico de la pandemia de COVID-19 debido a los recursos financieros y la capacidad de préstamo limitados, y a causa de su presencia desproporcionada en sectores económicos afectados por las medidas de distanciamiento social y por las perturbaciones del transporte. Las mipymes también están especialmente expuestas a las restricciones al comercio que afectan a los productos agropecuarios.
  • En los casos en que las mipymes están muy integradas en las cadenas de valor mundiales, las perturbaciones de las cadenas de suministro pueden amenazar la existencia de las mipymes importadoras y exportadoras, ya sea por la escasez de las partes necesarias, o por las perturbaciones de la demanda.
  • Las dificultades ligadas a la pandemia se suman a los obstáculos al comercio existentes y bien conocidos con que tropiezan las mipymes, y por tanto socavan el progreso hacia un comercio más inclusivo.
  • Los gobiernos han introducido principalmente medidas de estímulo y de apoyo urgentes para las mipymes, como aportes de liquidez para resolver problemas de flujo de efectivo, con el objetivo de preservar empleos y asegurar la continuidad de las actividades comerciales, así como medidas destinadas a ampliar las oportunidades comerciales para las mipymes. Algunos gobiernos han introducido también medidas destinadas a desarrollar la resiliencia de las mipymes y a reforzar su capacidad para superar futuras perturbaciones de la demanda y de las cadenas de suministro.
  • Para limitar el impacto de la crisis actual sobre las mipymes e incrementar su resiliencia, es vital que estas empresas tengan un mejor acceso a la información sobre la reglamentación y los mercados y a una financiación del comercio asequible, así como a procedimientos y prescripciones aduaneros simplificados. También beneficiaría a las mipymes un mayor uso de las herramientas digitales y el comercio electrónico.
  • La OMC puede contribuir a apoyar a las mipymes de varias maneras, por ejemplo: mediante los mecanismos de transparencia existentes en el marco de los comités y órganos de la OMC, así como del Grupo de Trabajo Informal sobre las MIPYME; mediante intercambios de buenas prácticas en materia de medidas de apoyo a las mipymes; mediante la plena aplicación del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio; mediante la continuación de los esfuerzos por mejorar el acceso de las mipymes a la financiación del comercio; promoviendo mercados de contratación pública transparentes, equitativos y abiertos; y apoyando los esfuerzos de digitalización del comercio, entre otras cosas mediante la elaboración de normas relativas al comercio electrónico.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.