ADPIC

Más información

  

En su discurso de apertura de la sesión inaugural del simposio, el Director General Adjunto Yi Xiaozhun dijo que el Acuerdo sobre los ADPIC sigue siendo el instrumento multilateral más amplio en lo que a la propiedad intelectual se refiere, y que ha contribuido al extraordinario crecimiento del comercio y la economía en los últimos 25 años, no solo en términos cuantitativos, sino también en términos de conocimiento y diversidad.

El DDG observó que, en los últimos 25 años, el comercio de bienes y servicios con alto contenido de propiedad intelectual ha crecido exponencialmente. Las estadísticas del Fondo Monetario Internacional muestran que los pagos por la utilización de derechos de propiedad intelectual aumentaron un 1053%, de los USD 38.000 millones en 1995 a los USD 438.000 millones en 2019. Este aumento supera en gran medida la tasa de crecimiento del comercio convencional de mercancías, lo que ilustra el éxito del comercio en el ámbito de la propiedad intelectual.

“La propiedad intelectual está integrada en nuestra vida. Es un componente importante de las cadenas de valor mundiales y forma parte del valor integrado incluso en los bienes tangibles con los que se comercia”, señaló. “Por ejemplo, según estudios hechos por la OMC, el 91% del precio de una chaqueta está vinculado a activos intangibles, de los cuales los derechos de propiedad intelectual son un componente importante.”

En cuanto a los aspectos más generales, el DDG Yi señaló que las reglas del comercio y las normas de propiedad intelectual no son algo que esté aislado de otras cuestiones de política pública, como se observa especialmente en el ámbito de la salud pública. “Hace 20 años, fue una cuestión candente que llevó a los Miembros de la OMC a unirse para adoptar en Doha la Declaración relativa al Acuerdo sobre los ADPIC y la Salud Pública, que constituyó todo un hito. Y hoy en día, como es obvio, es una cuestión urgente y todo un desafío para nosotros” en el contexto de la COVID-19.

A juicio del DDG Yi, es hora de reconocer los esfuerzos por construir, modernizar y reformar los fundamentos legislativos, administrativos y de observancia de los sistemas nacionales de propiedad intelectual. También es el momento de reflexionar sobre el considerable alcance y repercusión de la cooperación técnica y la colaboración en la que se ha basado la aplicación del Acuerdo sobre los ADPIC, en la que destaca la cooperación con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). El DDG Yi señaló que el próximo mes se cumplirá el 25º aniversario del acuerdo bilateral entre la OMC y la OMPI, “que aún sirve de fundamento y guía a esta indispensable y fructífera asociación”.

El Sr. Stuart Harbinson, antiguo Representante Permanente de Hong Kong, China, y primer Presidente del Consejo de los ADPIC (1995-1996), compartió unas reflexiones personales y dijo que había sido testigo de primera mano de la intensísima labor y la atmósfera constructiva que desembocaron en el establecimiento de la OMC en 1995 y en la entrada en vigor del Acuerdo sobre los ADPIC. “A ojos de los Miembros y de la Secretaría, estábamos creando un nuevo instrumento de gobernanza global de características únicas, y en efecto, eso es lo que estábamos haciendo”, señaló.

Según el Sr. Harbinson, en su primer año el Consejo de los ADPIC se dedicó a “sentar las bases para implementar el Acuerdo. … El ambiente general era de gran cooperación, a pesar de que teníamos nuestros desacuerdos. Todos teníamos la sensación de tener un deber colectivo de hacer que todo funcionase”, en un momento en que la División de los ADPIC solo contaba con dos profesionales de plantilla, y coincidiendo con la elaboración de un acuerdo de cooperación entre la OMC y la OMPI.

El Sr. Harbinson rindió tributo al fallecido Director General de la OMC Mike Moore. “Estaba convencido de que la OMC tenía que ofrecer resultados en esta esfera. Sé, porque por aquel entonces estábamos en estrecho contacto, que siempre estaba al teléfono con ministros y consejeros delegados de las principales empresas farmacéuticas, y al final lo consiguió”, dijo.

Xolelwa Mlumbi-Peter, Embajador de Sudáfrica ante la OMC y actual Presidente del Consejo de los ADPIC, subrayó la importancia de celebrar los 25 años del Acuerdo sobre los ADPIC en un momento en que el mundo se enfrenta a una crisis excepcional que está poniendo a prueba los sistemas de salud de todo el mundo, en particular en los países en desarrollo. “No cabe duda de que los países en desarrollo se verán afectados de manera desproporcionada, no solo en lo que respecta a la salud, sino especialmente desde un punto de vista económico y socioeconómico.”

El actual debate en el Consejo de los ADPIC acerca de una propuesta formulada por determinados países en desarrollo para establecer excepciones a determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC en el contexto de la COVID-19 ha puesto de manifiesto que dicho Acuerdo debe formar parte de la respuesta nacional e internacional a la pandemia. “Soy optimista y creo que los Miembros son conscientes de la urgencia y gravedad del problema y de la necesidad de trabajar conjuntamente para encontrar una solución equilibrada que haga posible alcanzar el objetivo común de garantizar un acceso equitativo, asequible y rápido a las vacunas, los medicamentos y las terapias necesarias para prevenir, contener y tratar la COVID-19.”

Con miras al futuro, el Embajador Mlumbi-Peter hizo un llamamiento a preservar los objetivos y principios del Acuerdo sobre los ADPIC, en particular en lo relativo a la protección de la salud pública y la nutrición, el interés público y la transferencia internacional de tecnología. “Debemos hacer que el debate sobre la reforma de la OMC preserve los objetivos establecidos en el Acuerdo sobre los ADPIC y sirva para analizar cómo puede la propiedad intelectual facilitar un crecimiento y un desarrollo inclusivos, lo que, entre otras cosas, incluye la contribución de la propiedad intelectual a los objetivos de Desarrollo Sostenible.”

Antony Taubman, Director de la División de Propiedad Intelectual, Contratación Pública y Competencia de la OMC, dijo que las enseñanzas de los últimos 25 años deben contribuir a enriquecer el debate actual y a orientarlo al futuro. “Es imprescindible desarrollar una perspectiva global inclusiva de esa experiencia diversa, incluso en un momento de crisis, ya que están en juego cuestiones fundamentales que afectan a las relaciones internacionales y al desarrollo económico y social.”

Según el Sr. Taubman, los contextos tecnológico, económico, cultural y social del sistema de la propiedad intelectual han experimentado una transformación profunda; las negociaciones sobre los ADPIC se convocaron pensando en el comercio de mercancías, en un momento en que los negociadores comerciales concebían la propiedad intelectual básicamente como parte del valor añadido de las mercancías físicas. “Hoy en día es muy diferente. Los derechos de propiedad intelectual son objeto de un comercio internacional por derecho propio, como mercancías objeto de comercio por sí mismas, por así decirlo. Valgan como ejemplo los miles de millones de transacciones en plataformas centradas en aplicaciones de software y contenidos creativos”, señaló.

El sistema ha reaccionado en consonancia, y los Miembros se han podido adaptar. En los últimos 25 años, la comunidad internacional ha sido testigo de un proceso extraordinario y sin precedentes de modernización y actualización del derecho que regula la propiedad intelectual, y ha asistido a la creación de oficinas de propiedad intelectual en todo el mundo; muchos países en desarrollo han emprendido programas fundamentales de desarrollo legislativo e institucional acordes a sus necesidades y prioridades nacionales.

Tres sesiones específicas del simposio se dedicaron a analizar en detalle diferentes aspectos de la implementación y el funcionamiento del Acuerdo sobre los ADPIC desde sus inicios, con la participación de personal de la Secretaría de la OMC y representantes del mundo académico y de oficinas de propiedad intelectual. En la primera sesión, funcionarios de la OMC analizaron el desarrollo jurídico e institucional de los sistemas de propiedad intelectual en los últimos 25 años.

En la segunda sesión se abordaron los efectos actuales y futuros del Acuerdo sobre los ADPIC en los sistemas nacionales de propiedad intelectual. En ella participaron Susan Isiko Strba, Investigadora Principal de International Lawyers and Economists for Development; Jayashree Watal, ex Consejero de Propiedad Intelectual de la OMC y Profesor Honorario de la Universidad Nacional de Derecho de Delhi; Martin Senftleben, Director del Instituto de Derecho de la Información; Xavier Seuba, Director de la Academia de Patentes de la Oficina Europea de Patentes; y Ryan Abbott, Profesor de Ciencias del Derecho y la Salud en la Universidad de Surrey.

Por último, el evento incluyó una mesa redonda que se centró en el Acuerdo sobre los ADPIC como marco para el desarrollo en la economía del conocimiento, en la que participaron: Susan Sell, Profesora de la Facultad de Reglamentación y Gobernanza Global de la Universidad Nacional de Australia; Pippa Hall, Directora de Innovación y Economista Jefe de la Oficina de la Propiedad Intelectual del Reino Unido; Daniel Gervais, Profesor en la Universidad Vanderbilt; y Maximiliano Santa Cruz, Consejero Delegado de Santa Cruz IP y ex Director Nacional del Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Chile.

El programa del simposio virtual ADPIC@25 se puede consultar  aquí.

La serie completa de actos previstos para conmemorar el 25º aniversario del Acuerdo sobre los ADPIC se puede consultar aquí.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.