DIRECTOR GENERAL ADJUNTO JEAN-MARIE PAUGAM

Más información

  

Buenos días, Ministros, Excelencias, colegas y todos aquellos que hoy nos siguen a distancia. Me gustaría dar las gracias a los coordinadores de las iniciativas de los Debates Estructurados, el Diálogo Informal sobre los Plásticos y la Reforma de las Subvenciones a los Combustibles Fósiles por su invitación a formular observaciones a modo de conclusión.

Como dijo nuestra Directora General esta mañana, es un momento histórico para la OMC y un importante punto de referencia para que el sistema multilateral de comercio reconozca que puede y debe actuar en relación con el cambio climático y la degradación del medio ambiente.

El hecho de que más de 80 copatrocinadores de las tres comunicaciones representen el 86% del comercio mundial demuestra que la OMC puede y debe participar en las cuestiones ambientales (1).

Si bien hoy celebramos la presentación de las tres Comunicaciones Ministeriales, es importante ser conscientes de que la labor acaba de empezar.

Dado que estas fechas nos brindan la oportunidad, quisiera formular tres deseos respecto de su futuro.

Mi primer deseo es que los tres compromisos se basen en gran medida en las contribuciones de sus partes interesadas, a quienes hemos escuchado hoy: los interlocutores comerciales de las organizaciones internacionales, la sociedad civil, el mundo académico y el sector privado.

┐Por qué es importante? Porque a lo que nos estamos comprometiendo hoy no es simplemente a corregir de manera marginal algunos efectos negativos del comercio sobre el medio ambiente. 

A lo que nos estamos comprometiendo es a convertir el comercio internacional en una fuerza que apoye la transición básica de la economía mundial hacia la sostenibilidad. Se trata de una reorganización de las prácticas comerciales y de la propia economía de mercado. En las empresas, la eliminación de la contaminación de los plásticos o la reducción de las emisiones de carbono exigirá una transformación básica de todas las funciones empresariales: el diseño de bienes y servicios, la financiación, la regulación de la oferta, la producción y la distribución….    

El sector privado ya se está preparando para esta transformación. Las organizaciones internacionales y las coaliciones también están aportando muchas soluciones innovadoras. Sus iniciativas deberán diseccionar estas contribuciones y convertirlas en medidas comerciales.

Mi segundo deseo es que las tres Comunicaciones Ministeriales pronto den lugar a resultados ingeniosos y pragmáticos.

El ingenio será necesario, porque los negociadores tal vez tengan que ir más allá de la clásica técnica negociación del “toma y daca” que la OMC ha heredado del GATT. El suministro de bienes públicos exigirá que cambiemos nuestra manera de ver las negociaciones y que busquemos el “beneficio” común. Además del mero intercambio de concesiones comerciales, para conseguir un bien público mundial, los miembros tendrán que agrupar nuevas formas y configuraciones de contribuciones positivas.

Será necesario actuar con pragmatismo para conseguir resultados no solo en términos de acuerdos comerciales clásicos, sino también teniendo en cuenta toda la gama de herramientas que pueden contribuir a la configuración de unos resultados comerciales sostenibles: la difusión de las mejores prácticas, las directrices voluntarias, la asistencia técnica, los compromisos jurídicos, las asociaciones público-privadas, etc.  

Mi tercer deseo es que los tres compromisos se beneficien plenamente de la diversidad de sus miembros.

Aunque su razón de ser es la búsqueda y el suministro de bienes públicos mundiales, es importante reconocer que no todos los Miembros de la OMC tienen la misma capacidad de avanzar al mismo ritmo. Por su propia naturaleza, el objetivo del Desarrollo Sostenible implica una “transición justa”.

Al sumarse a estos tres esfuerzos ambientales, los países en desarrollo y los países desarrollados pueden concebir soluciones comerciales nuevas y constructivas que funcionen para todos y que salven la brecha geopolítica o la falta de confianza.  

De esta forma, los progresos realizados también beneficiarán a los Miembros que aún no han participado en esta etapa, lo que ayudará a convencerlos de que sumen a nosotros.

Como pueden ver por mis tres deseos, creo que los tres debates que se están llevando a cabo hoy tienen el gran potencial de convertirse en un laboratorio a tamaño real para algunos aspectos de la OMC del futuro.

┐Poco realista? En realidad no si se tiene en cuenta el camino que ya hemos recorrido para cambiar el paradigma. Hemos pasado de preguntar: "┐cómo apartarse de las normas comerciales para perseguir objetivos ambientales?" a preguntar: ┐Cómo puede el comercio contribuir de manera positiva al medio ambiente?"

Así pues, con esta inspiradora idea para el futuro, permítanme felicitar una vez más a los copatrocinadores de las tres Comunicaciones Ministeriales. Constituyen un fundamento inestimable para la importante labor que tenemos por delante. Gracias por su atención.


Nota

  1. En total, 81 Miembros son copatrocinadores de al menos una de las tres iniciativas, y representan el 86% del comercio mundial de bienes y servicios.
    Debates Estructurados: 70 Miembros que representan el 82% del comercio mundial
    Diálogo Informal sobre los Plásticos: 67 Miembros que representan el 68% del comercio mundial (alrededor del 75% del comercio de plásticos)
    Reforma de las Subvenciones a los Combustibles Fósiles: 44 Miembros que representan el 38% del comercio mundial
    Vuelta al texto

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con [email protected], y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.