OMC Y OTRAS ORGANIZACIONES

Más información

  

La reunión anual celebrada hoy, que suele organizar Suiza en Davos coincidiendo con el Foro Económico Mundial, este año se celebró en formato virtual.

El Director General Adjunto Wolff subrayó que “la cooperación en el ámbito del comercio puede acelerar el acceso a las vacunas” e instó a que se adopten medidas enérgicas e inmediatas en materia de comercio y salud, comenzando con deliberaciones sobre las propuestas existentes. En la reunión de hoy, la Ministra del Canadá, el Ministro de la Unión Europea y otros oradores hicieron referencia a un documento del Grupo de Ottawa,(1) en el que se insta a los Miembros de la OMC a que firmen una “Iniciativa sobre Comercio y Salud” para reducir al mínimo las perturbaciones de la cadena de suministro de productos esenciales durante las pandemias. Los Ministros de la India y Sudáfrica y otros participantes en la reunión pidieron que se considerase favorablemente una propuesta de que los Miembros eximan de protección la propiedad intelectual de las tecnologías médicas relacionadas con la COVID-19.

Al final de la reunión, su presidente, Sr. Guy Parmelin, Presidente de la Confederación Suiza y Jefe del Departamento Federal de Economía, Formación e Investigación, publicó un resumen de los debates, bajo su propia responsabilidad. El documento puede consultarse aquí.

A continuación figura el texto íntegro de la alocución del Director General Adjunto Wolff:

Mi agradecimiento a nuestros anfitriones suizos y al Presidente Parmelin, tanto por sus observaciones de hoy como por su juicioso discurso con motivo de la celebración del 25º aniversario de la OMC el pasado mes de noviembre.

Señoras y señores Ministros, está en sus manos que en 2021 se alcancen logros sustanciales en la OMC.

Ya hemos visto los primeros logros. En la primera medida del año, un conjunto de Miembros que representan la mayor parte de las exportaciones agropecuarias del mundo se comprometieron a abstenerse de imponer restricciones a la exportación a las compras realizadas por el Programa Mundial de Alimentos.

El nombramiento previsto de una nueva Directora General aportará el liderazgo necesario para avanzar hacia la consecución de resultados concretos. Pero solo lo logrará con su participación activa.

Les exhorto a que no esperen a la Duodécima Conferencia Ministerial, retrasada por la pandemia, para hacer avanzar las negociaciones persiguiendo resultados positivos.

No hay razón para que las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca, en curso desde hace 20 años, no puedan concluirse satisfactoriamente en los próximos meses, sin sacrificar los objetivos ambicionados. El éxito depende de la disposición de los Miembros a aceptar disciplinas significativas respecto de sus propias subvenciones. Para culminar las negociaciones satisfactoriamente deberán tomarse decisiones a nivel político y se necesitará su participación activa.

Les insto a que aborden la cuestión del comercio y la salud de manera enérgica e inmediata. El año pasado, el comercio contribuyó de forma crucial al suministro del material sanitario necesario para hacer frente a la COVID-19. Ahora deben debatirse propuestas para potenciar esa contribución. La cooperación en materia de comercio puede acelerar el acceso a las vacunas. No puede haber otra prioridad mayor.

Reflexionen sobre el modo en que la OMC puede potenciar su contribución a la recuperación económica. Los Miembros pueden adoptar medidas para garantizar una mayor transparencia, trabajar para eliminar obstáculos innecesarios y acordar que no se impongan nuevas restricciones. Es preciso restablecer la financiación del comercio. La OMC convocó a los principales bancos y organizaciones financieras internacionales y para atender esta necesidad después de la crisis financiera y puede volver a hacerlo ahora.

La cuestión del comercio y el clima debe figurar en el programa de trabajo de la OMC. Las medidas de ajuste en frontera de las emisiones de carbono probablemente sean fruto de conflictos, a menos que los Miembros colaboren para encontrar soluciones mutuamente beneficiosas. El creciente interés de los Miembros en otras muchas cuestiones ambientales diversas, como la contaminación por plásticos y la economía circular, puede reflejarse en nuevos acuerdos. La revitalización y la conclusión del Acuerdo sobre Bienes Ambientales puede contribuir a fomentar la visibilidad de la OMC como defensor del planeta.

Este año pueden obtenerse resultados en los ámbitos de las iniciativas relativas a las Declaraciones Conjuntas sobre el comercio electrónico, la facilitación de las inversiones y la reglamentación nacional en la esfera de los servicios, unos logros que se sumarían al alcanzado el año pasado en el ámbito de las pequeñas empresas. Además, se puede continuar progresando en el ámbito de la promoción económica de las mujeres a través del comercio internacional.

Hay una preocupación creciente por la desigualdad de los ingresos. Tanto a nivel de los distintos países como en el seno de cada país, el sistema basado en normas de la OMC se debe ser percibir como sensible a las necesidades de los trabajadores, los agricultores y todos los interesados en participar en el comercio internacional. Pero las normas del comercio internacional no pueden sustituir a las medidas de política internas para propiciar un crecimiento más inclusivo. Cuando numerosas personas consideran que la evolución de la economía los perjudica, a menudo se culpará, inmerecidamente, al comercio. La OMC se basa en la equidad. Su labor en pro de ese objetivo no terminará nunca, pero este año se podrán lograr nuevos avances.

Puede lograrse un resultado en la esfera de la agricultura, al menos una aportación inicial y un programa de trabajo definido para el futuro.

En 2021, es probable que la OMC dé la bienvenida a nuevos Miembros, en su avance hacia una cobertura universal. Las Comoras y Bosnia y Herzegovina pueden estar preparados, y más de una docena de Gobiernos están avanzando en el proceso.

Por último, pero no por ello menos importante, la “reforma de la OMC” puede convertirse en realidad, con la adopción de medidas para:

  • facilitar la elaboración de normas con una participación amplia,
  • lograr una mayor observancia mediante un mecanismos de solución de diferencias vinculante y consensuado, y
  • establecer un mandato firme para que la Secretaría preste toda la ayuda necesaria a los Miembros y lleve a cabo la misión de la OMC. 

Debemos recibir este año con optimismo y dedicación renovada. Gracias a su firme compromiso, en 2021 pueden alcanzarse logros dignos de recordar.

Muchas gracias.

 

Notas

  1. Australia, Brasil, Canadá, Chile, Japón, Kenya, México, Noruega, Nueva Zelandia, República de Corea, Singapur, Suiza y Unión Europea volver al texto

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.