Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS:  COMUNICADOS DE PRENSA 1997

PRESS/70
27 de marzo de 1997

La instauración del libre comercio de los productos informáticos facilitará la vida cotidiana de los consumidores y las empresas, dice Ruggiero

El 26 de marzo 40 gobiernos acordaron poner en aplicación la Declaración Ministerial de la OMC sobre el Comercio de Productos de Tecnología de la Información - o Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ATI) en virtud de la cual los derechos de aduana que adeudan los productos informáticos y de telecomunicaciones se reducirán a partir del 1. de julio de 1997 y se suprimirán por completo antes del año 2000. Estas reducciones arancelarias se aplicarán a todos los Miembros de la OMC.

El Director General de la OMC, Sr. Renato Ruggiero, declaró complacido que el ATI “representa otro éxito muy importante para el sistema multilateral de comercio. Dijo así:

“Este Acuerdo, que abarca productos cuyo comercio mundial representa casi 600.000 millones de dólares EE.UU., supondrá una disminución de los precios para el consumidor y menos obstáculos a la difusión de la tecnología, que es de importancia tan crítica para el desarrollo de todos nuestros Miembros.

Los 40 gobiernos han acordado suprimir progresivamente todos los aranceles aplicados a los ordenadores, los soportes lógicos, los productos de telecomunicaciones y los semiconductores. Todos estos productos representan el 92,5 por ciento del comercio mundial de productos de tecnología de la información, pero los beneficios que se deriven de este Acuerdo no sólo se percibirán en los 40 gobiernos en cuestión sino que alcanzarán a prácticamente todos los países del mundo.

Junto con el acuerdo histórico del mes pasado sobre el comercio de servicios de telecomunicaciones, el ATI es un trampolín para el crecimiento y desarrollo económico en el Siglo XXI. Los acuerdos de la OMC destinados a liberalizar el comercio en estos dos sectores, que juntos forman una parte vital de la economía mundial, equivalen, desde el punto de vista cuantitativo, a una nueva ronda de negociaciones comerciales.

Desde el punto de vista estadístico, estos dos acuerdos abarcan actividades comerciales internacionales cuyo valor supera el billón de dólares de los Estados Unidos, cifra aproximadamente equivalente al total del comercio mundial de productos agropecuarios (444.000 millones de dólares EE.UU. en 1995), automóviles (456.000 millones de dólares EE.UU.) y textiles (153.000 millones de dólares EE.UU.). Es ciertamente un resultado impresionante.

Pero la importancia del Acuerdo va más allá de las simples estadísticas. En efecto, no debe subestimarse la incidencia de estos acuerdos en el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos del mundo. Los ordenadores, semiconductores, soportes físicos de telecomunicaciones y soportes lógicos de ordenadores que están incluidos en el ATI son los medios por los que se transmite la información. Al hacer que estos productos sean más asequibles, nos acercamos un paso más al objetivo de un teléfono en cada pueblo del mundo. Son evidentes las consecuencias de una realización de esa envergadura para la salud y la educación de los habitantes de los países más pobres.

Ahora tenemos que centrar nuestra atención en la tercera de las grandes negociaciones que hemos previsto para 1997: la de los servicios financieros. Pero dado el espíritu de buena voluntad y compromiso que han mostrado nuestros Miembros durante el año, confío en que llegaremos a un resultado satisfactorio”

Nota para las redacciones:

La Declaración Ministerial de la OMC sobre el Comercio de Productos de Tecnología de la Información (ATI) se acordó en el momento de la conclusión de la primera Conferencia Ministerial de la OMC, el 13 de diciembre de 1996 en Singapur. El ATI prevé que los participantes eliminen, antes del año 2000 y sobre una base n.m.f. (para todos los Miembros de la OMC) los derechos de aduana y demás derechos y cargas que gravan los productos de tecnología de la información (contenidos en los anexos del Acuerdo).

Sin embargo, en la Declaración se precisa que la aplicación del Acuerdo está condicionada a que los participantes en él el 1. de abril de 1997 representen aproximadamente el 90 por ciento del comercio mundial de productos de tecnología de la información.

El 26 de marzo, los participantes en el ATI consideraron que se había satisfecho este criterio. También establecieron un Comité sobre la expansión del comercio de productos de tecnología de la información, que vigilará la aplicación del ATI, debatirá y aprobará la inclusión de nuevos productos en el Acuerdo y tratará las solicitudes de adhesión de otros países.

Participantes

40 - Los 29 participantes de Singapur (Australia, Canadá, los 15 miembros de las Comunidades Europeas, Corea, Estados Unidos, Hong Kong, Indonesia, Islandia, Japón, Liechtenstein, Noruega, Singapur, Suiza, Taipei Chino y Turquía) más otros 11 países que se han adherido desde entonces (Costa Rica, Estonia, India, Israel, Macao, Malasia, Nueva Zelandia, Rumania, la República Checa, la República Eslovaca y Tailandia). Los 29 participantes de Singapur representaban aproximadamente el 83 por ciento del comercio mundial de productos de tecnología de la información; los 40 participantes actuales representan el 92,5 por ciento del comercio mundial en este sector. Las listas de concesiones arancelarias de estos Gobiernos anexas al ATI se han aprobado por consenso. La aprobación en el caso de Panamá y Polonia se ha demorado, pues no ha sido posible concluir las negociaciones con los interlocutores comerciales. Otros dos Miembros de la OMC, Filipinas y El Salvador, han indicado su intención de participar en un futuro próximo.

Calendario de las reducciones arancelarias

El ATI prevé que la reducción escalonada de los aranceles se lleve a cabo en cuatro tramos iguales (cada uno del 25 por ciento):

1. reducción        1. de julio de 1997

2. reducción        1. de enero de 1998

3. reducción        1. de enero de 1999

4. reducción        eliminación completa de los derechos no más tarde del 1. de enero del año 2000.

Además de la supresión de los derechos de aduana propiamente dichos, el ATI también prevé la eliminación de los demás derechos y cargas para el 1. de julio de 1997 (salvo que los participantes especifiquen otra cosa en su lista).

A Corea, Costa Rica, Indonesia, India, Malasia, Tailandia y el Taipei Chino se les ha concedido cierta flexibilidad para reducir a cero después del año 2000 pero no más tarde del año 2005 los aranceles que aplican a unos pocos productos.

Los aranceles aplicados a los productos de tecnología de la información en los países de la Cuadrilateral suelen ser bajos pero algunos alcanzan hasta el 17 por ciento. Los aranceles relativamente elevados afectan sobre todo al sector de las telecomunicaciones en los Estados Unidos y el Canadá, y principalmente al sector de los semiconductores en las Comunidades Europeas. Muchos países en desarrollo participantes aplican aranceles elevados a los productos de tecnología de la información, incluso superiores al 50 por ciento en algunos casos.

Productos comprendidos

El comercio mundial de productos de tecnología de la información es considerable -aproximadamente 600.000 millones de dólares EE.UU. anuales, es decir alrededor del 10,2 por ciento del comercio mundial de mercancías. El Acuerdo abarca seis categorías principales de productos:

1.    Ordenadores (con inclusión de sistemas completos de ordenador y ordenadores portátiles, así como sus componentes, por ejemplo unidades centrales de proceso, teclados, impresoras, visualizadores (pantallas de control), escáneres, unidades de memoria de disco duro, fuentes de alimentación, etc.).

2.    Productos de telecomunicaciones (con inclusión de teléfonos de abonado, videófonos, telefax, aparatos de conmutación, módems, y sus partes, auriculares de teléfono, contestadores telefónicos, emisores y receptores de radiodifusión y televisión, y buscapersonas).

3.    Semiconductores (incluidos las microplaquitas, los discos obleas, etc., de diversos tamaños y capacidades).

4.    Equipo para la fabricación de semiconductores (con inclusión de una gran variedad de equipo y aparatos de prueba empleados en la fabricación de semiconductores, por ejemplo, aparatos de deposición de vapor, secadoras centrífugas, aparatos para atacar químicamente y desnudar discos (obleas), cortadoras por haz de láser, máquinas para cortar y de fragmentación, máquinas de deposición, rotores, equipos de encapsulación, hornos, aparatos para calentamiento, aparatos de implantación iónica, microscopios, equipo para la manipulación y transporte, aparatos para la medida o detección, y partes y accesorios).

5.    Soporte lógico (contenido en los disquetes, cintas magnéticas, CD-ROM, etc.).

6.    Instrumentos científicos (con inclusión de instrumentos y aparatos para la medida o el control, cromatógrafos, espectrómetros, aparatos que utilicen radiaciones ópticas, y aparatos de electroforesis).

Además, el ATI abarca otros productos de interés como máquinas para tratamiento de textos, calculadoras, cajas registradoras, cajeros automáticos, ciertos convertidores estáticos, tableros indicadores, condensadores, resistencias, circuitos impresos, ciertos conmutadores electrónicos, conexiones, ciertos conductores eléctricos, cables de fibras ópticas, ciertas fotocopiadoras, equipo de red de ordenador (equipo LAN y WAN), visualizadores de panel plano, trazadores y equipos de perfeccionamiento multimedia. El ATI no abarca los productos de electrónica de gran consumo.

Los participantes, tras finalizar el 31 de enero de 1997 las conversaciones técnicas sobre los productos comprendidos, acordaron que la primera serie de consultas sobre la ampliación de la cobertura del Acuerdo se iniciaría el 1. de octubre de 1997. Estas consultas se concluirán en 1998 con miras a la entrada en vigor de las listas revisadas (en que se incorporen los nuevos productos comprendidos como resultado del examen inicial) no más tarde del 1. de enero de 1999.

Principales exportadores de productos de tecnología de la información en 1995 Principales importadores de productos de tecnología de la información en 1995
1.    Japón

106.600 millones de dólares EE.UU.

1.    Estados Unidos

139.930 millones de dólares EE.UU.

2.    Estados Unidos

    97.990 millones

2.    Unión Europea     (importaciones extracomunitarias)

    104.840 millones

3.    Unión Europea-15     (exportaciones extracomunitarias)

    57.070 millones

3.    Japón

    37.680 millones

4.    Singapur
(excluidas las reexportaciones)

    41.270 millones

4.    Singapur
(importaciones no reexportadas)

    24.720 millones

5.    Corea

    33.220 millones

5.    Malasia

    22.220 millones

6.    Malasia

    32.840 millones

6.    Canadá

    19.810 millones

7.    Taipei Chino

    28.710 millones

7.    Taipei Chino

    16.530 millones

8.    China

    14.510 millones

8.    Corea

    16.470 millones

9.    México

    11.670 millones

9.    China

    14.350 millones

10.    Canadá

    11.550 millones

10.    Hong Kong (importaciones no reexportadas)

    12.100 millones

Total: 435.430 millones de dólares EE.UU. Total: 408.650 millones de dólares EE.UU.