DISCURSOS — DG NGOZI OKONJO-IWEALA

Más información

  

Muchas gracias, Santiago, por haberme invitado a esta reunión. Es un placer estar con ustedes. Quiero sumarme a Santiago y darles las gracias a todos por dedicarle tiempo esta mañana y esta semana a la cuestión de las subvenciones a la pesca. Sé que tienen por delante una intensa semana, pero creo que es algo sumamente necesario si queremos lograr un resultado lo antes posible este año.

Probablemente me habrán escuchado decir y lo seguiré diciendo que la conclusión de estas negociaciones es una prioridad máxima de esta Organización, no solo para la pesca, sino también para el sistema de la OMC. Sencillamente no nos podemos permitir un fracaso en esta cuestión. Así lo he señalado en todos mis contactos y conversaciones con Ministros, Jefes de Gobierno y otros altos funcionarios. Creo que todo el mundo está de acuerdo conmigo en que si hay algo que pueda demostrar que la OMC ha vuelto y es capaz de obtener resultados positivos es la conclusión satisfactoria, lo suficientemente pronto este año, de las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca. Regresé ayer de los Estados Unidos y pude verme con la Embajadora Katherine Tai, la Representante de los Estados Unidos para las Cuestiones Comerciales Internacionales (USTR), y hablamos también de cuestiones relacionadas con las subvenciones a la pesca. Me complace informar de que mantuvimos un debate muy fructífero y los Estados Unidos han expresado su firme apoyo, al igual que casi todos los demás Ministros y líderes con los que me he reunido. Por tanto, tengo la sensación de que existe un sentimiento universal de que se trata de una prueba para el sistema de la OMC, de que tenemos que trabajar mucho aquí en Ginebra para lograr esos resultados.

Creo que estamos más cerca que nunca de un acuerdo, pero soy consciente de que también hay muchas cuestiones que siguen distanciándonos considerablemente. Sin embargo, tengo la sensación de que hasta ahora no habíamos alcanzado un grado considerable de madurez en las negociaciones, y debemos hacer todo lo posible por concluirlas.

Sé que las cuestiones que nos separan parecen estar encalladas en debates técnicos que se han vuelto circulares si se quiere usar esa palabra. Para romper esos círculos, necesitamos una participación de más alto nivel (es decir, la participación de ustedes), esto es lo verdaderamente importante esta semana. La falta de avances esta semana sería un golpe importante a nuestro objetivo de lograr un resultados para mediados de año. Pero no quiero entrar en eso porque no creo que debamos contemplar la posibilidad de que no consigamos cerrar este acuerdo en Ginebra.

Es por este motivo que toda la semana de reuniones sobre la pesca se ha organizado a nivel de Jefes de Delegación. Les doy las gracias por su disposición a trabajar intensamente en este proceso.

Dicho esto, si queremos realmente cumplir lo que he escuchado decir a nuestros Ministros y líderes, esto es, obtener un acuerdo, esta participación de alto nivel de todos ustedes es muy valiosa y solo funciona si abordamos estos debates con flexibilidad y espíritu de avenencia. Si reiteramos posiciones bien conocidas no llegaremos muy lejos. Se trata de lograr un resultado que quizás no sea el mejor para ustedes, como delegación, pero sí algo bueno en general, un resultado que podemos aceptar. Me gusta citar a Santiago sobre este enfoque particular porque me parece que tiene lógica.

Para poder avanzar, será importante que centren su atención en el texto: que propongan ajustes que atiendan sus preocupaciones y respondan a las propuestas de los demás Miembros. Las 27 horas previstas para los debates de esta semana pueden parecer mucho tiempo para los trabajos de los Jefes de Delegación, pero en realidad es poco tiempo para resolver las cuestiones que tienen ante sí. Les ruego que utilicen el tiempo de forma productiva.

Para que los progresos continúen después de esta semana, este nivel de participación a nivel de Jefes de Delegación tiene que seguir siendo alto. Sé que el Presidente está estudiando la mejor manera de estructurar los trabajos futuros después de esta semana.

Pido a todos los Miembros, y en particular a todos los Jefes de Delegación, que en los próximos meses den prioridad a las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca, y que sean flexibles y estén disponibles cuando sea necesario.

También le he dicho a Santiago que estoy a su disposición, y a disposición de ustedes, cuando sea necesario. Ya he participado en una reunión con algunos Miembros, no con el objetivo de lograr resultados concretos, sino para obtener mayor claridad sobre algunas de las cuestiones clave y opiniones. Me pareció muy útil y tengo entendido que Santiago informará la próxima semana sobre esa reunión y otros elementos de la labor del Grupo desde el último bloque de reuniones.

Por tanto, las delegaciones deben saber que habrá más reuniones, y en diferentes configuraciones, todas ellas con el objetivo de encontrar soluciones y avanzar. He hablado con muchos de ustedes durante mis visitas y en otras ocasiones sobre la necesidad de avanzar, y me gustaría escuchar sus opiniones sobre esta cuestión, y lo seguiré haciendo. Tal vez incluso convoque yo misma algunas reuniones en mi capacidad de Presidenta del CNC para ayudar a hacer avanzar las cosas. Estoy preparada para utilizar este proceso a fin de ayudar. Es fundamental que sean flexibles en cuanto a la forma de llevar a cabo los trabajos. Quiero garantizar a todo el mundo que se respetarán los principios de transparencia e inclusión, y que no se adoptará ninguna decisión a puerta cerrada. Llevo en este puesto solo cinco semanas, quizás seis, aunque parece una eternidad. Espero haber demostrado en este tiempo que estoy dispuesta a trabajar de manera muy transparente, a escuchar, a ser inclusiva, y lo seguiré haciendo para apoyar al Presidente en este proceso.

Solo quería transmitirles estos mensajes. Creo que se habrán dado cuenta de que en mi discurso hay un doble común denominador: en primer lugar, tenemos que llegar a un resultado. Veo voluntad en las capitales de que así sea. Incluso percibo que hay la sensación de que si no lo conseguimos, habrá consecuencias negativas para la Organización. En segundo lugar, la “flexibilidad”. Para conseguirlo tenemos que ser flexibles. Tenemos que ver dónde estamos, dónde converge la mayoría. Por ejemplo, este enfoque híbrido que se ha formulado, apoyémoslo, seamos flexibles con el proceso y nuestras posiciones para concluir la negociación. Pero esto no quiere decir que tengamos que llegar a un acuerdo sobre las subvenciones a la pesca poco ambicioso. Espero que podamos conseguir algo para que el mundo lo observe y diga: “Sí, esto sirve para la meta 14.6, para la sostenibilidad de nuestra pesca.”

No quiero quitarles más tiempo porque tienen una intensa semana por delante, pero les prometo que me van a ver una y otra vez. Tal vez regrese en algún momento durante la semana en función de cómo vayan las cosas. Más adelante, como he dicho, tal vez convoque algunas reuniones para ayudarles. Deseo al Presidente y a todos los Miembros una semana muy productiva y tengo ganas de saber si han conseguido acercar posiciones sobre el proyecto de texto y qué más puedo hacer para llevar el proceso adelante. Les ruego que tengan en mente que el plazo para concluir definitivamente estas negociaciones es el mes de julio. Muchas gracias de nuevo por su disposición. Muchas gracias, Santiago.

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.