DISCURSOS — DG ROBERTO AZEVÊDO

Más información

  

Observaciones del Director General Roberto Azevêdo

Gracias Señor Presidente,
Excelencias,
Señoras y señores:

Buenas tardes.

Estamos aquí para hacer balance de los principales acontecimientos que han tenido lugar en el sistema internacional de comercio durante los 12 últimos meses.

Esos acontecimientos se relatan en mi Informe Anual, que se distribuyó a los Miembros el 27 de noviembre en el documento WT/TPR/OV/21. Como siempre, este Informe se publica bajo mi responsabilidad.

La transparencia es esencial en todo lo que hacemos en la OMC. Es fundamental para mantener la previsibilidad y la estabilidad del sistema multilateral de comercio. El Informe y la revista general anual son muy importantes en ese sentido.

En el Informe se hace balance de las medidas comerciales y relacionadas con el comercio aplicadas por los Miembros de la OMC entre mediados de octubre de 2017 y mediados de octubre de 2018.

En él se exponen las tendencias importantes en la formulación de las políticas comerciales a escala mundial y se hace una evaluación global de los principales acontecimientos observados durante ese período.

En el Informe también se da cuenta en detalle de la situación en lo que respecta a las notificaciones de los Miembros de la OMC.

Este ejercicio se centra en la transparencia, la objetividad y los hechos. No tiene efectos jurídicos en los derechos y obligaciones de los Miembros de la OMC. No se trata de emitir juicios sobre el carácter proteccionista o no de una medida comercial, ni se pone en duda el derecho explícito de los Miembros a adoptar determinadas medidas comerciales.

Antes de presentar las principales conclusiones del Informe, expondré brevemente los antecedentes del proceso de elaboración del documento.

Doy las gracias a las delegaciones que participaron activamente en la labor facilitando la información pertinente a su debido tiempo y permitiendo la verificación ulterior de las medidas comunicadas.

Han contribuido a esta revista unos 80 Miembros y 2 observadores, lo que representa el 49% del total de Miembros y abarca alrededor del 93% de las importaciones mundiales.

Si bien esto es positivo, la participación de los Miembros aún puede mejorar. Insto encarecidamente a todos los Miembros a que participen en el futuro.

Por supuesto, la Secretaría sigue a disposición de los Miembros para ayudarlos a entender este ejercicio y facilitar su participación.

Permítanme ahora destacar algunas de las principales conclusiones del Informe.

En el período objeto de examen se adoptaron 137 nuevas medidas restrictivas del comercio, cifra ligeramente superior a la registrada cuando se hizo la anterior revista general anual.

Los Miembros también aplicaron 162 nuevas medidas que facilitan el comercio. En este caso también, la cifra es superior a la del año anterior.

Para tener una idea más precisa de la incidencia de esas medidas, hay que fijarse en el valor del comercio afectado.

El valor del comercio abarcado por las medidas restrictivas de las importaciones se estima en 588.000 millones de dólares. Esta cifra es más de siete veces mayor que la registrada cuando se hizo la anterior revista general anual. En realidad, se trata del mayor valor registrado en el marco del ejercicio de vigilancia del comercio, y esto debería ser motivo de gran preocupación para los Miembros de la OMC.

No obstante, quiero aclarar que esas cifras no arrojan luz sobre el grado de restrictividad de las medidas adoptadas. Por lo tanto, nuestro Informe no mide los efectos de las medidas adoptadas; simplemente cuantifica el valor del comercio afectado, sin ningún análisis cualitativo.

El valor del comercio abarcado por las medidas de facilitación de las importaciones se estima en 295.000 millones de dólares. Esta cifra, aunque es casi 1,8 veces mayor que la registrada cuando se hizo la anterior revista general anual, solo representa la mitad del valor abarcado por las medidas restrictivas del comercio durante el período considerado.

Por supuesto, esos resultados no son sorprendentes. Todos nos hemos podido percatar de las tensiones que hay en el comercio mundial desde hace unos meses.

La proliferación de medidas restrictivas del comercio y la incertidumbre creada por esas medidas podrían poner en peligro la recuperación económica.

La escalada de esas medidas podría acarrear grandes riesgos para el comercio mundial, lo que a su vez podría repercutir en el crecimiento económico, el empleo y los precios al consumo en todo el mundo.

El crecimiento del comercio mundial es más lento. Según el último Indicador de las Perspectivas del Comercio Mundial, publicado el 26 de noviembre de 2018, el crecimiento del comercio seguirá perdiendo impulso en el último trimestre de 2018.

La Secretaría de la OMC seguirá vigilando la evolución de este y otros factores e informará regularmente a los Miembros.

Insto a los Miembros a que utilicen todos los medios a su disposición para distender la situación. Es posible que estemos empezando a ver algunos avances; aunque está claro que todavía nos queda camino por recorrer. Es necesario que todos nos esforcemos por buscar soluciones para disipar esas tensiones.

Permítanme ahora pronunciar unas palabras sobre las otras conclusiones del Informe.

Las medidas comerciales correctivas siguen siendo un instrumento de política comercial muy importante para los Miembros de la OMC.

Representaron alrededor del 63% de todas las medidas comerciales registradas. Los principales sectores afectados por la iniciación de medidas comerciales correctivas fueron los del hierro y el acero, en los que se iniciaron algo más del 50% de esas medidas.

El valor del comercio abarcado por las investigaciones iniciadas en relación con medidas comerciales correctivas se estimó en 96.300 millones de dólares, cantidad que supera en más de 17.000 millones de dólares a la registrada cuando se hizo la anterior revista general anual.

Por otra parte, el valor del comercio abarcado por la terminación de medidas comerciales correctivas se estima en 18.300 millones de dólares, es decir, 6.000 millones más que cuando se realizó la última revista general anual.

Debo subrayar de nuevo, en particular por lo que se refiere a las medidas correctivas, que en el Informe no se cuestiona la compatibilidad de las medidas enumeradas con las normas de la OMC. Tampoco se determina si se han producido, ni dónde, ni cuándo, las prácticas comerciales supuestamente causantes de distorsión a las que responden esas medidas.

Quisiera referirme ahora a las conclusiones del Informe en lo que respecta a las medidas de ayuda económica de carácter general y las subvenciones.

En el Informe la Secretaría ha adoptado un enfoque más amplio al incluir las medidas y los programas de ayuda económica de carácter general.

Lo que se ha observado en ese enfoque es que la naturaleza de las medidas de ayuda económica ha evolucionado considerablemente en el último decenio. Las subvenciones se utilizan ahora de forma más amplia y más estratégica.

En este caso, la Secretaría solicitó la verificación de 248 medidas de ayuda económica adoptadas por los Miembros de la OMC, pero el número de respuestas fue bastante bajo.

Además, en respuesta a la solicitud de verificación de las medidas, muchos Miembros solicitaron que los datos correspondientes se omitieran del Informe; en consecuencia, tampoco fue posible elaborar un anexo equilibrado y completo. Tal vez los Miembros deseen examinar la mejor manera de abordar esta cuestión en el futuro.

Permítanme referirme ahora al comercio de servicios. En este caso la mayor parte de las nuevas medidas aplicadas durante el período objeto de examen se encaminaban a facilitar el comercio, aunque algunas parecían tener efectos de restricción del comercio.

El Informe también pone de manifiesto el continuo esfuerzo de los Miembros por notificar las medidas MSF y OTC.

En realidad, en los Comités MSF y OTC los Miembros han dedicado bastante tiempo al examen de preocupaciones comerciales específicas, lo que muestra que los Miembros utilizan cada vez más los Comités como foros para resolver las preocupaciones comerciales de manera no litigiosa.

El Informe también pone de manifiesto que durante el período objeto de examen se plantearon igualmente en los órganos de la OMC un número cada vez mayor de preocupaciones comerciales, aparte de las medidas sanitarias y fitosanitarias y los obstáculos técnicos al comercio.

Además, varias preocupaciones comerciales se plantearon en más de un órgano de la OMC, lo que indica que se refieren a cuestiones técnicamente complejas y transversales. Esto demuestra que los Comités de la OMC son plataformas que facilitan un diálogo constructivo.

En el Informe se ofrece también un panorama general del cumplimiento de las obligaciones y los plazos de notificación por los Miembros de la OMC.

Y se ve que los Miembros aún tienen mucho margen para mejorar la situación.

A este respecto suscribo las observaciones del Presidente. La puntualidad en la presentación de las notificaciones constituye un elemento esencial de la transparencia. Debemos seguir buscando cómo mejorar el cumplimiento de las obligaciones de notificación y tratar de entender las dificultades que encuentran algunos Miembros en esta esfera.

Por último, el Informe también presenta a los Miembros una visión general de las cuestiones planteadas en los distintos exámenes de las políticas comercialesY, como nota positiva, pone de relieve los progresos realizados en la aplicación del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio y del Acuerdo sobre Tecnología de la Información de la OMC, así como los últimos acontecimientos en el ámbito de la propiedad intelectual.

Estas son, pues, algunas de las principales conclusiones que quería darles a conocer.

Espero que esta síntesis les proporcione algunos elementos de reflexión para el debate de esta tarde. Deseo expresar de nuevo mi agradecimiento a todos los participantes. También quiero agradecer a la Secretaría la excelente labor que ha realizado.

El mensaje que transmite el Informe que hoy nos ocupa es serio. Debemos trabajar juntos para superar las dificultades y asegurarnos de que el comercio siga desempeñando una función positiva para las economías de todo el mundo.

Para ello, debemos seguir fortaleciendo este ejercicio de balance y velar por que la transparencia continúe siendo una piedra angular de nuestra labor.

Gracias por su atención. Les deseo una reunión muy productiva.

Compartir


Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.