Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

Singapur: Abril de 2000
COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/131
3 de Abril de 2000

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: SINGAPUR
EVALUCIÓN DEL OEPC

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su primer Examen de las Políticas Comerciales de Singapur los días 29 y 31 de marzo de 2000. Adjunto figura el texto de las observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión, en las que se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante el debate.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
> Resumen del informe de la Secretaría
> Resumen del informe del Gobierno


Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Oportunamente se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales de Singapur, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bangladesh (1992), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992 y 1996), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996 y 1998), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995 y 1997), Corea, Rep. de (1992 y 1996), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995 y 1998), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991 y 1996), Nueva Zelandia (1990 y 1996), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994), Polonia (1993), República Checa (1996), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991 y 1996), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
   
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: SINGAPUR
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

El Examen de las Políticas Comerciales de Singapur, que ha generado gran entusiasmo entre los países Miembros, ha sido sumamente útil para todos los participantes de distintas maneras. Para la delegación de Singapur, tan competentemente presidida por el Secretario Permanente Khaw Boon Wan, ha representado una valiosa indicación de cómo percibimos nosotros sus políticas comerciales y de inversión; para todos los demás, ha demostrado cómo unos fundamentos macroeconómicos sólidos, una gestión socioeconómica prudente, un proceso continuado de liberalización y unas reformas reglamentarias audaces ayudaron a mantener el crecimiento durante un par de años después del último Examen y, posteriormente, contribuyeron a la recuperación después de la crisis económica que sacudió a la región de Asia en 1997. Singapur ha crecido; todos sabemos que con la marea baja Singapur es mayor que con la marea alta, pero Singapur ha demostrado que lo pequeño puede ser bello.

Varios miembros han reconocido que el ejemplo de Singapur es digno de emulación. Muchos otros han visto las enseñanzas que se pueden aprender. Se ha mencionado especialmente la respuesta rápida y flexible de Singapur a la crisis, sin necesidad de adoptar medidas proteccionistas, acompañada de la liberalización acelerada de servicios fundamentales como los financieros y los de telecomunicaciones, y de la planificación de esas medidas en el sector de la energía. Han observado que Singapur es una de las economías más abiertas del mundo, con aranceles cero en la mayor parte de las líneas, un régimen liberal de inversión extranjera y programas continuados de reforma en el sector de los servicios que van más allá de sus compromisos en el marco del AGCS. La firme creencia de Singapur en el sistema de comercio multilateral ha sido acogida con satisfacción, lo mismo que su puntual aplicación de los Acuerdos de la OMC, incluidos aquellos para los que tiene un período de transición. Los Miembros han observado también la activa participación de Singapur en los acuerdos regionales en virtud de una política de regionalismo abierto.

Se han manifestado algunas preocupaciones. Una de ellas se refiere al aparente descenso, o amenaza de descenso, de la competitividad externa de Singapur en ciertas actividades. Se ha sugerido que deben continuar los esfuerzos por alentar la innovación, así como una mayor liberalización y desreglamentación. Algunos Miembros han preguntado por qué Singapur ha dejado casi el 30 por ciento de sus líneas arancelarias sin consolidar y por qué mantiene una diferencia considerable entre los tipos consolidados y aplicados; ello provoca un cierto grado de imprevisibilidad e incertidumbre en su régimen arancelario. Se han solicitado detalles sobre los acuerdos de comercio bilateral actualmente en negociación con el Japón, México y Nueva Zelandia, y sobre su situación en lo que respecta a las notificaciones a la OMC.

Además, los Miembros han solicitado detalles sobre algunas áreas más concretas, en particular las siguientes:

  • la relación entre los compromisos multilaterales de liberalización de Singapur y los acuerdos regionales y bilaterales; en particular, las razones para la negociación de acuerdos preferenciales bilaterales, dado que Singapur es ya una economía de mercado sustancialmente abierta;

  • la razón por la cual se imponen aranceles, así como impuestos indirectos sobre el consumo, en el caso de algunos productos alcohólicos;

  • la prohibición de la importación de automóviles de tres años o más por razones ambientales, dadas las estrictas normas ambientales ya impuestas por Singapur sobre todos los vehículos;

  • la justificación de los incentivos para la inversión;

  • la armonización de las normas e información detallada sobre las nuevas directrices en preparación acerca del etiquetado de organismos genéticamente modificados;

  • la compatibilidad del Programa para Exportadores Importantes con el Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC;

  • la observancia de los derechos de propiedad intelectual, en particular en lo que se refiere a la venta al por menor, y el éxito del sistema de autocontrol de los presuntos quebrantamientos de los derechos de propiedad intelectual;

  • la función del Gobierno en la economía, en particular a través de la empresa Temasek Holdings y las empresas vinculadas al Gobierno;

  • las intenciones de elaborar una política de competencia para toda la economía;

  • la transparencia en la contratación pública y la preferencia del 2,5 por ciento otorgada a los miembros de la ASEAN;

  •  la posibilidad de incrementar los compromisos de Singapur en relación con los servicios en el marco del AGCS y la inclusión de servicios no incluidos ya en la lista presentada por Singapur en el marco del AGCS, y

  • el acceso a los mercados en algunos servicios, incluidos los servicios profesionales.

Los Miembros expresan su reconocimiento por la aclaración y las respuestas ofrecidas por la delegación de Singapur.

Los impresionantes resultados de Singapur, fruto de unas políticas prudentes, no necesitan demostración. Su deseo proclamado de convertirse en centro de algunas actividades económicas concretas, tanto a escala regional como mundial, cuenta con el apoyo de muchos esfuerzos bien orientados.

La constante dedicación de Singapur a la liberalización del comercio y el sistema de comercio multilateral es digna de encomio. En conclusión, no puedo menos que observar que lo que otra Ciudad-Estado, Atenas, fue hace tiempo para la Era de Pericles, Singapur es ahora, en nuestra época, para la Edad del “punto com”.