LA OMC Y OTRAS ORGANIZACIONES

Más información

  

En las observaciones que pronunció en la reunión, el Director General Adjunto Wolff hizo referencia a datos que demuestran que el comercio desempeña una útil función para mitigar la insuficiencia de suministros médicos esenciales observada al principio de la pandemia de COVID-19. Las cifras preliminares de los economistas de la OMC indican que el comercio mundial de productos tales como equipos de protección personal, antiséptico de manos y respiradores creció cerca del 30% en el primer semestre de 2020 en comparación con el año anterior. Esta expansión contrasta con una disminución aproximada del 18% del comercio total de mercancías: una disminución que, según señaló el Director General Adjunto Wolff, habría sido aún más pronunciada en ausencia de las medidas fiscales y monetarias que adoptaron los gobiernos para contrarrestar el descenso de la demanda.

A pesar de estos acontecimientos relativamente positivos, el Director General Adjunto Wolff advirtió a los Ministros del G-20 de que “la pandemia dista mucho de haberse terminado y las dificultades económicas persistirán”. El desmantelamiento en curso de las restricciones comerciales relativas a la COVID podría estar perdiendo impulso, dijo. De cara al futuro, los Miembros deberían evitar situaciones en las cuales “la ayuda estatal necesaria para luchar contra la recesión económica puede acabar distorsionando las condiciones de competencia y alimentando futuras tensiones comerciales”.

El Director General Adjunto Wolff subrayó la importancia de un comercio abierto y previsible para favorecer una sólida recuperación económica tras la pandemia, y dijo que los Miembros de la OMC tenían la oportunidad de trabajar con el próximo Director General para velar por que el sistema mundial de comercio siga siendo adecuado para sus fines y se “considere que garantiza condiciones de equidad para todos los que participan en el comercio mundial o que se ven afectados por este”.  

“El proceso de reforma sistémica, preconizado por los dirigentes del G-20 y los Ministros de Comercio, debería comenzar seriamente con el examen, por parte de los Miembros de la OMC, de propuestas concretas para restablecer a la OMC en el lugar que le corresponde, el de una instancia en la que se concluyen con éxito negociaciones; en que las diferencias se solucionan en el marco de una estructura universalmente aceptada; y a la que presta servicio activamente una Secretaría fuerte, especializada y profesional”, dijo.

El Director General Adjunto Wolff sugirió que las restricciones comerciales de urgencia deberían ser examinadas desde la óptica de los criterios establecidos por el G-20 en marzo, a saber, que esas medidas debían ser específicas, proporcionadas, transparentes y temporales. Ese examen sentaría las bases para la supresión de las medidas que ya no son absolutamente necesarias. 

También pidió a los Miembros de la OMC que concluyeran las conversaciones en curso en esferas como el comercio digital y las subvenciones a la pesca.

El texto de las observaciones formuladas por el Director General Adjunto Wolff en la reunión de los Ministros de Comercio del G-20 puede consultarse aquí.

El comunicado final de la reunión se encuentra disponible aquí.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.