AGRICULTURA

En las reuniones de los días 23 y 28 de abril, la Presidenta de las negociaciones de la OMC sobre la agricultura, Embajadora Gloria Abraham Peralta (Costa Rica), instó a los Miembros a determinar el nivel de ambición y los elementos prioritarios que darían forma al primer proyecto de texto de negociación de la Presidencia, para que pueda distribuirse antes de la pausa estival y en el período previo a la Duodécima Conferencia Ministerial, que se celebrará a finales de este año. La Presidenta alentó a los Miembros a hacer avanzar los debates técnicos en el tiempo que queda para el proceso dirigido por el Facilitador, antes de que el Comité pase a una fase de negociación de alto nivel en junio.

Más información

  

Los Miembros de la OMC examinaron la información actualizada de los facilitadores sobre la totalidad de los temas abarcados por las negociaciones sobre la agricultura, entre ellos, la ayuda interna, el acceso a los mercados, la competencia de las exportaciones, las restricciones a la exportación, el algodón, la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria y el mecanismo de salvaguardia especial propuesto. El proceso dirigido por los facilitadores es un método informal para el debate técnico y tema por tema puesto en marcha por la Presidenta el pasado mes de septiembre.

Nuevas comunicaciones y debates de los Miembros

Los Miembros examinaron dos nuevos documentos: el quinto documento de análisis del acceso a los mercados presentado por los Estados Unidos, centrado en las salvaguardias especiales para la agricultura (SGE, JOB/AG/192); y un documento conjunto del Japón y varios copatrocinadores (el Japón, Israel, Corea del Sur, Liechtenstein, Suiza y el Taipei Chino) sobre el alcance de los posibles debates sobre prohibiciones y restricciones a la exportación (JOB/AG/193). Los Estados Unidos manifestaron que la finalidad de su propuesta era que los Miembros comprendieran mejor las cuestiones relativas a las SGE y los nuevos debates que se requirieran. El Japón hizo hincapié en su intención de mejorar la transparencia de las medidas de restricción de las exportaciones, y no negar a los Miembros su derecho de recurrir a este instrumento temporal en situaciones de emergencia como la provocada por la actual pandemia.

En general, los Miembros estuvieron de acuerdo en que la Duodécima Conferencia Ministerial (CM12) podía producir una combinación de resultados inmediatos y de orientaciones para la labor posterior a la CM12, reflejada en un acuerdo marco o un programa de trabajo.  Muchos Miembros centraron sus intervenciones en dos temas esenciales: la reducción de los niveles autorizados de ayuda interna causante de distorsión del comercio (alcance, marco, principios, etc.) y la solución de los problemas de seguridad alimentaria, exacerbados por la actual pandemia.

Los Miembros pusieron de relieve varios temas, como la búsqueda de una solución permanente para los programas de constitución de existencias de alimentos de los países en desarrollo, la exención de las restricciones a la exportación para las compras de alimentos realizadas por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) con fines humanitarios y el aumento de la transparencia de las restricciones a la exportación de productos alimenticios, así como los resultados relativos a un mecanismo de salvaguardia especial para moderar los incrementos súbitos de las importaciones y las caídas de los precios, y la cuestión del algodón.

Otros posibles “resultados inmediatos” podían ser mejorar la transparencia de los derechos efectivamente aplicados por los Miembros, especialmente en el caso de los envíos en camino, y varios otros elementos de aumento de la transparencia en el marco de los tres pilares de ayuda interna, competencia de las exportaciones y acceso a los mercados.

Algunos Miembros, en vista de las divergencias persistentes sobre algunas cuestiones fundamentales, abogaron por obtener en la CM12 un resultado centrado en la transparencia, mientras que otros consideraron que este resultado estaría por debajo del nivel de ambición necesario con respecto a la agricultura. Varios países en desarrollo Miembros reiteraron su enorme preocupación por la posibilidad de que se impusieran nuevas prescripciones de transparencia, dadas sus limitaciones de capacidad. Algunos de ellos siguieron defendiendo la necesidad de realizar avances en materia de ayuda interna antes de emprender reformas en la esfera del acceso a los mercados.

La Presidenta dijo que los Miembros debían prepararse para las difíciles conversaciones que tenían por delante sobre la reducción de la ayuda interna causante de distorsión del comercio, que en general se consideraba una de las principales prioridades. Afirmó que los Miembros seguían debatiendo qué tipos de ayuda causan distorsión del comercio y los principios para reducir la ayuda, entre otras cuestiones.

Si bien los proponentes exhortaron a hallar una solución permanente a la constitución de existencias públicas, que consideraban que era un instrumento útil para hacer frente a problemas como el cambio climático y el hambre, otros pretendían aumentar la transparencia y varios propusieron buscar “otra solución”.  Algunos Miembros adujeron que la constitución de existencias públicas debía considerarse parte de la reforma global de las disciplinas relativas a la ayuda interna. 

Muchos Miembros reiteraron su apoyo a una decisión sobre la exención de las restricciones a la exportación para las compras de alimentos realizadas por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) con fines humanitarios y el aumento de la transparencia de las restricciones a la exportación de los productos alimenticios. Algunos países en desarrollo Miembros expresaron la esperanza de lograr este objetivo sobre la base de las negociaciones celebradas en diciembre de 2020, siempre y cuando las preocupaciones relativas a la seguridad alimentaria interna se abordaran adecuadamente.

Varios Miembros respaldaron el planteamiento del Japón y los copatrocinadores de examinar las formas de fomentar el cumplimiento de las prescripciones de notificación existentes y aumentar la transparencia de las medidas de restricción de las exportaciones, con miras a afianzar la previsibilidad y reducir la volatilidad de los precios en un momento de inseguridad alimentaria mundial. Algunos Miembros destacaron la importancia de este instrumento para paliar la escasez interna de alimentos de forma acorde con las disciplinas de la OMC. Varios países en desarrollo Miembros insistieron en la necesidad de encontrar un equilibrio entre el abordaje de la seguridad alimentaria de los países importadores y las limitaciones de capacidad de los países en desarrollo.

En cuanto al mecanismo de salvaguardia especial (MSE), el G-33 (un grupo de países en desarrollo Miembros) había estado examinando documentos anteriores sobre este mecanismo y el proyecto de modalidades para evaluar su nivel de ambición. Indonesia sugirió la idea de crear un MSE sobre la base de los elementos de las SGE existentes, debido a las limitaciones de tiempo para debatir antes de la CM12.

Los países del grupo de los Cuatro del Algodón (Benin, Burkina Faso, el Chad y Malí), con el apoyo de varios Miembros, celebraron los debates sobre la forma de aumentar la transparencia. El Grupo también insistió en que su prioridad seguía siendo la cuestión de la ayuda interna para el algodón, que debía abordarse de forma progresiva, con resultados a corto, mediano y largo plazo.

Dado que las negociaciones sobre la agricultura se acercaban gradualmente a una etapa decisiva, y solo faltaban cinco meses para la CM12, la Presidenta dijo que examinaría la posibilidad de que, en algún momento, los Jefes de Delegación participaran en los debates para generar un impulso político.

 

Informes de los facilitadores

En relación con la ayuda interna, los facilitadores, Sr. Greg MacDonald (Canadá), Sra. Fenny Maharani (Indonesia) y Sra. Elisa Olmeda (México), informaron sobre dos debates técnicos celebrados recientemente en las reuniones abiertas dedicadas a las ayudas causantes de distorsión del comercio y las disposiciones del artículo 6 y el Anexo 2 (compartimento verde) del Acuerdo sobre la Agricultura. También dieron información acerca de la exposición realizada por el Brasil sobre su labor relativa al artículo 6.2 (compartimento desarrollo) y el artículo 6.5 (compartimento azul).  Manifestaron que la activa participación de los Miembros reafirmaba el mantenimiento de su compromiso de abordar la cuestión de la ayuda interna causante de distorsión del comercio, a pesar de las divergencias. La siguiente reunión técnica de mayo abarcaría cuestiones transversales, como la transparencia, el trato especial y diferenciado para los países en desarrollo, la proporcionalidad y la ayuda por agricultor.  Añadieron que también se celebrarían en paralelo distintas formas de consulta con el fin de aclarar las opciones existentes para la CM12.

En lo que respecta al acceso a los mercados, la facilitadora, Mariya-Khrystyna Koziy (Ucrania), recordó los debates preliminares de los Miembros sobre el nuevo documento de análisis de las salvaguardias especiales para la agricultura (SGE) presentado por los Estados Unidos. Se habían programado más sesiones técnicas que se celebrarían en mayo con la finalidad, entre otras, de examinar la labor de un grupo de Miembros sobre un marco de reforma del acceso a los mercados. Si bien continuaría celebrando consultas, pidió a los Miembros que plantearan ideas y propuestas concretas para contribuir a la obtención de un resultado equilibrado en la CM12.

Respecto de la competencia de las exportaciones la facilitadora, Sra. Laura Gauer (Suiza), dio a conocer su intención de convocar una reunión con los países de África, el Pacífico y el Caribe, los coordinadores del Grupo Africano y el Grupo ACP y los proponentes para comprender mejor las solicitudes de los proponentes de aumentar la transparencia, así como las preocupaciones de los países en desarrollo Miembros por la carga de la notificación. Invitó a todos los Miembros interesados a unirse a la reunión. Señaló que el debate celebrado recientemente en la reunión ordinaria del Comité en el contexto del segundo examen trienal de la Decisión de Nairobi podía contribuir a una mayor comprensión de la forma de reforzar las prescripciones de transparencia.

El facilitador encargado de los debates sobre restricciones a la exportación, Sr. Leonardo Rocha Bento (Brasil), facilitó información actualizada sobre la cuestión de la transparencia y la propuesta de exención del PMA. Recapituló el debate sobre el documento conjunto del Japón y los copatrocinadores y sobre la forma de mejorar la transparencia de las restricciones a la exportación, incluso tras la pandemia. Instó a los proponentes de la iniciativa relativa al PMA y a otros Miembros a intensificar las conversaciones directas, con la finalidad de encontrar fórmulas de transacción para superar la situación de estancamiento.

Los facilitadores encargados de los debates sobre el algodón, Sr. Sergio Carvalho (Brasil) y Sr. Emmanuel Ouali (Burkina Faso), indicaron que se seguían celebrando debates sobre transparencia en la esfera del algodón y que examinarían la posibilidad de formular una propuesta concreta antes de finales de mayo.

El facilitador de los debates sobre la constitución de existencias públicas, Sr. Craig Douglas (Jamaica), informó a los Miembros acerca de los debates en profundidad celebrados en una reunión reciente sobre transparencia en la constitución de existencias públicas. Dijo que los Miembros habían examinado todos los aspectos de las prescripciones de notificación estipuladas en la Decisión Ministerial de Bali y contrapesado la importancia de la transparencia para alimentar el debate y lograr una solución permanente, y el firme llamamiento para prestar atención a los desafíos y las gravosas cargas impuestos a los países en desarrollo. El facilitador recordó que la siguiente reunión técnica se centraría en las disposiciones en materia de salvaguardia y antielusión

Sobre el tema del mecanismo de salvaguardia especial, la facilitadora, Sra. Renata Cristaldo Oviedo (Paraguay), dijo que organizaría una reunión temática en mayo basándose en los aportes de los Miembros sobre temas específicos identificados en anteriores debates sobre la cuestión. Dado que la conclusión del proceso dirigido por los facilitadores era inminente, y a falta de aportes concretos, afirmó que examinaría la posibilidad de fomentar el debate entre los Miembros en forma de preguntas y respuestas destinadas a identificar el nivel de ambición y los posibles puntos de encuentro para la CM12.

Evaluación global a cargo de la Presidenta

La Presidenta elogió la “estimulante” labor de todos los facilitadores. Señaló el considerable trabajo realizado para hacer avanzar el debate técnico sobre ayuda interna, tanto globalmente como en el análisis en profundidad de cada compartimento de ayuda. Invitó a los Miembros a presentar más documentos de análisis para estimular la creatividad y profundizar la comprensión mutua en este importante tema.

La Presidenta manifestó que apoyaba los esfuerzos de los facilitadores por buscar formas concretas de aumentar la transparencia en la esfera de la competencia de las exportaciones, respondiendo a las preocupaciones de los no proponentes por la imposición de más prescripciones gravosas. Señaló las novedades en el contexto de las reuniones ordinarias del Comité de Agricultura, que podían alimentar los debates en el foro de negociación. La Presidenta también dijo que veía con satisfacción los debates celebrados tras la presentación del documento del Japón y los copatrocinadores y respaldaba la labor de los facilitadores de colaborar con proponentes y no proponentes para llegar a fórmulas de transacción sobre la exención relativa al PMA. Reconoció el rumbo tomado en la cuestión del algodón para lograr un posible resultado de mejorar la transparencia en esta esfera y tomó nota de las observaciones de algunos Miembros sobre la necesidad de encontrar un equilibrio entre la utilidad de los datos y la carga de reunirlos.  

La Presidenta confirmó que la transparencia es un componente fundamental de cualquier solución posible sobre la constitución de existencias públicas y dijo confiar en que, a través de los esfuerzos concertados, “una solución mutuamente aceptable” era alcanzable. Con respecto al mecanismo de salvaguardia especial, la Presidente dijo que el impedimento político de vincularlo con el acceso a los mercados sigue sin superarse y que cualquier avance en este tema, cargado de connotaciones políticas, dependería de la madurez técnica lograda en los debates de los Miembros. Instó a los Miembros a deliberar en forma pragmática sobre los resultados de la CM12 y la orientación que esperaban obtener de los Ministros para la labor posterior a la Conferencia.

Hizo referencia al llamamiento de la Directora General Okonjo-Iweala para crear una “receta de éxito” y pidió a los Miembros que elaboraran esa receta modificando la naturaleza de su participación y evitando la repetición de posiciones inamovibles. Los instó a ser flexibles frente a las nuevas ideas y a movilizar la voluntad política. También señaló su intención de publicar dos documentos en los meses siguientes: un informe sobre la situación basado en los informes fácticos de los facilitadores y un primer proyecto de texto de negociación para un posible resultado en la CM12.

Próximas reuniones

Las próximas reuniones se han programado para los días 25 de mayo y la segunda mitad de junio de 2021.

Más información

La documentación básica relativa a la labor del Comité de Agricultura se puede consultar aquí

El glosario sobre la agricultura se puede consultar aquí.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.