NEGOCIACIONES SOBRE LAS SUBVENCIONES A LA PESCA

Más información

  

Como saben, al comienzo de las reuniones de jefes de delegación celebradas la semana pasada, la Dra. Ngozi instó a los Miembros a colaborar intensamente con miras a concluir las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca antes de julio. Me pareció que la semana de reuniones, cuya duración total fue de 27 horas repartidas en nueve sesiones, resultó, por lo general, constructiva. En estos debates de alto nivel hemos visto flexibilidad y verdaderos intentos por encontrar soluciones de transacción. Y, ahora que entramos en la etapa final de las negociaciones, necesitaremos la voluntad política de los Miembros para adoptar decisiones difíciles; en primer lugar, a nivel de jefes de delegación aquí en Ginebra, y después en una reunión ministerial, que prevemos celebrar virtualmente en algún momento antes de la pausa estival.

En cuanto a las reuniones que celebramos la semana pasada, organicé los debates a nivel de jefes de delegación en torno a tres cuestiones fundamentales sobre las que parecía que habíamos concluido los debates técnicos y necesitábamos una atención de más alto nivel para avanzar en la búsqueda de elementos de convergencia. Esas cuestiones eran las siguientes:

  • una posible exención de las subvenciones para la pesca de subsistencia, artesanal o en pequeña escala;
  • las prescripciones en materia de debido proceso para las determinaciones relativas a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada; y
  • el enfoque relativo a la prohibición de la sobrecapacidad y la sobrepesca.

En muchos aspectos, el enfoque de las disciplinas sobre la sobrecapacidad y la sobrepesca — la tercera cuestión que he mencionado — ocupa un lugar central en nuestras negociaciones. Creo que los debates de la semana pasada nos han acercado a lograr la convergencia con respecto a este pilar.

Permítanme que sea más concreto. Los debates sobre la sobrepesca y la sobrecapacidad se centraron en la estructura que figura ahora en el proyecto de documento refundido, lo que denominamos el enfoque “híbrido”. Al hacerlo, se intercambiaron opiniones sobre la lista de subvenciones que estarían presuntamente prohibidas en el marco de este pilar.

Además, los Miembros examinaron un párrafo en el que se prevé una flexibilidad en función de la sostenibilidad, de manera que un Miembro pueda conceder o mantener subvenciones en el marco del pilar de la sobrepesca si demuestra la aplicación de medidas encaminadas a promover la sostenibilidad de las poblaciones de peces. Algunos Miembros propusieron procedimientos de notificación para abordar esta demostración exigida. Se formularon otras propuestas para que este artículo resultara aceptable, como limitar esta disposición a una zona geográfica durante un período determinado y/o elaborar un mecanismo de asistencia técnica y creación de capacidad para ayudar a los Miembros en desarrollo a generar datos suficientes para aplicar las normas de sostenibilidad propuestas en el proyecto de texto.

Las opiniones de las delegaciones respecto a la forma de avanzar en nuestra labor de redacción sobre este elemento fundamental de las disciplinas siguen siendo distintas en determinados aspectos. No obstante, algunos Miembros dieron muestras de flexibilidad para examinar los resultados que podrían aceptar, y que no son necesariamente los que prefieren. Y, lo que es más importante, me complace enormemente que, en lugar de señalar únicamente las deficiencias observadas en el texto actual o en las opiniones de otros Miembros, se formularan propuestas constructivas para acercar posturas.

En cuanto a los debates sobre una posible exención de las subvenciones para la pesca de subsistencia, artesanal o en pequeña escala, he observado un verdadero avance en la voluntad de algunos Miembros para examinar una formulación distinta de sus preferencias. No obstante, aún quedan algunas cuestiones difíciles e interrelacionadas respecto al tema de la pesca de subsistencia, artesanal o en pequeña escala, y todas ellas han de sopesarse cuidadosamente a medida que seguimos analizando las opciones para alcanzar un resultado sobre esta cuestión que pueda ser acordado por los Miembros.

En lo referente a las prescripciones en materia de debido proceso para las determinaciones relativas a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, la conclusión que extraje de estos intercambios fue que los Miembros parecían tener preocupaciones comunes, pero que había divergencia de opiniones entre ellos en cuanto a la manera de abordarlas, aunque, de hecho, al final se formularon algunas nuevas propuestas en la sala que despertaron cierto interés. Por lo tanto, fue una dinámica positiva.

Además, en una reunión celebrada el 8 de abril sobre la prohibición de subvenciones relativa a las poblaciones sobreexplotadas quedó claro que todos tendremos que reflexionar más sobre la manera de abordar de forma coherente la cuestión de las poblaciones sobreexplotadas en el contexto general de las disciplinas.

En cuanto a las próximas etapas del proceso, he informado a la Dra. Ngozi acerca de los resultados del bloque de reuniones de la semana pasada, y hemos reflexionado sobre las próximas etapas para lograr la conclusión de las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca antes de julio.

Entre otras cosas, para poder alcanzar un resultado este verano necesitaremos que se adopte en breve una decisión de mayor nivel, por parte de las capitales. En particular, prevemos celebrar una reunión ministerial en algún momento antes de la pausa estival, que comienza dentro de tres meses. En su declaración dirigida a los Miembros esta mañana, la Dra. Ngozi explicó que ello significaba que pediríamos a los Ministros que se reunieran de manera virtual en julio para centrar el debate en las subvenciones a la pesca, y tal vez en uno o dos temas más. El objetivo de esa reunión será que los Ministros examinen un texto muy avanzado, que esperamos sea el definitivo.

Será conveniente, en un futuro próximo, plasmar en un texto nuevo o revisado los progresos que hayamos realizado desde la publicación de nuestro texto actual (que recordemos fue en diciembre del año pasado), y tratar de encontrar soluciones intermedias para las cuestiones pendientes. Me consta que muchos Miembros han hecho este llamamiento. El próximo texto será importante, ya que abarcará cinco meses de nuestra labor y constituirá la base de nuestro trabajo de redacción de una versión más depurada que será examinada por los Ministros.

Asimismo, tengo previsto reunirme en breve con los jefes de delegación en diversas configuraciones y agrupaciones, y de manera ininterrumpida hasta que concluyan las negociaciones.

La Dra. Ngozi comunicó a los Miembros que era el momento de abordar los últimos obstáculos a nivel político, incluso a nivel de los jefes de delegación en Ginebra. “Nuestro trabajo consiste en proteger a los peces y proteger a los muchos millones de pescadores y pescadoras que dependen directamente de la pesca”, dijo.

No puedo estar más de acuerdo en que se nos está acabando el tiempo y debemos hacer valer nuestro trabajo y lograr avances concretos.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.