NOTICIAS: COMUNICADOS DE PRENSA 2012

Press/667

COMUNICADO DE PRENSA

> Programa, con ficheros de audio
> Observaciones introductorias de Pascal Lamy

MÁS INFORMACIÓN:
> Comunicados de prensa 2012

  



En el Informe sobre el Comercio Mundial 2012 se examinan las razones por las que los gobiernos recurren a las medidas no arancelarias, incluida la reglamentación nacional en la esfera de los servicios, y la manera en que lo hacen.  Esas medidas pueden responder a objetivos legítimos de política pública, como la protección de la salud de los consumidores, pero también se pueden utilizar con fines proteccionistas.  El informe muestra el modo en que la expansión de las cadenas de producción mundiales y la importancia creciente de las preocupaciones de los consumidores en los países más ricos influyen en la utilización de medidas no arancelarias.  Revela asimismo que esas medidas son las que más preocupan a los exportadores.

El informe se centra en los obstáculos técnicos al comercio (OTC) relacionados con las normas aplicables a las manufacturas, en las medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) que atañen a la inocuidad de los alimentos y la sanidad animal y vegetal, y en la reglamentación nacional en la esfera de los servicios.

“Considero que es oportuno que la OMC examine más detenidamente las medidas no arancelarias (MNA)”, dijo el Director General de la OMC, Pascal Lamy, en la presentación del informe.  “Ha surgido una clara tendencia:  esas medidas se han utilizado no tanto para proteger a los productores de la competencia de las importaciones como para alcanzar diversos objetivos de política pública.  Las nuevas MNA, en particular las medidas sanitarias y fitosanitarias y las medidas OTC, aunque también la reglamentación nacional en la esfera de los servicios, responden a preocupaciones relativas a la salud, la seguridad, la calidad del medio ambiente y otros imperativos sociales.  La dificultad consiste en gestionar una gama más amplia de preferencias en materia de políticas sin socavar esas preferencias y sin permitir que se conviertan en problemas de competitividad que entorpezcan innecesariamente el comercio.”

Según se constata en el informe, en tanto que las normas de reglamentación restringen el comercio de productos agropecuarios, la existencia de normas suele tener un efecto positivo en el comercio de productos manufacturados, en particular en los sectores de alta tecnología.  Además, es probable que la armonización y el reconocimiento mutuo de normas conlleven un aumento del comercio.

En el informe se señalan varios retos para la cooperación internacional y, más concretamente, para la OMC.  En primer lugar, es preciso aumentar la transparencia de las medidas no arancelarias.  La nueva base de datos I-TIP de la OMC (Portal Integrado de Información Comercial) contribuirá a ello.  En segundo lugar, se requieren criterios más eficaces para determinar la razón por la que se utiliza una medida.  En tercer lugar, el incremento de las cadenas de producción mundiales requiere una integración más profunda y una convergencia normativa.  Por último, la creación de capacidad es fundamental para mejorar la cooperación internacional.

 

Principales cuestiones tratadas

Razones de la utilización de las MNA
Las medidas no arancelarias, como las medidas OTC/MSF, son con frecuencia los instrumentos óptimos para lograr objetivos de política pública, como corregir fallas del mercado derivadas de las asimetrías de información o de una competencia imperfecta, y para perseguir objetivos no económicos, como la protección de la salud pública.  Si bien muchas MNA tienen por fin la protección de los consumidores, los responsables de las políticas también pueden utilizarlas para proteger a los productores nacionales.

Las MNA en el siglo XXI
Los avances económicos, sociales y tecnológicos han dado por resultado una mayor demanda de inocuidad alimentaria por parte de los consumidores y han planteado nuevos desafíos en la gestión de las cadenas de suministro globalmente fragmentadas, en respuesta a los cuales han proliferado las medidas sobre inocuidad de los alimentos.  Como consecuencia de ello, están recibiendo amplia atención varios enfoques encaminados a mitigar los posibles efectos negativos en el comercio, como la armonización de las normas, la equivalencia y el compromiso de respetar un conjunto de normas.

Fuentes de información sobre las MNA y las medidas relativas a los servicios
La transparencia es una cuestión importante tanto para las MNA como para las medidas relativas a los servicios.  La escasez relativa de información sobre las medidas no arancelarias se debe en parte a la naturaleza de estas medidas, que son intrínsecamente más difíciles de medir que los aranceles.  La OMC y otras organizaciones internacionales han hecho esfuerzos importantes y logrado progresos considerables en la clasificación y recopilación de datos sobre las MNA en los últimos años, y esos esfuerzos empiezan a hacerse extensivos a las medidas relativas a los servicios.  No obstante, es preciso hacer más para obtener un panorama más claro y más completo de la situación de las políticas comerciales.

Efectos en el comercio
No todas las MNA tienen un efecto negativo en el comercio.  Las medidas de política pública como las medidas OTC/MSF y la reglamentación nacional en la esfera de los servicios, en particular, no aumentan o disminuyen de manera inequívoca el comercio.  Las medidas OTC/MSF y la reglamentación nacional en la esfera de los servicios afectan no sólo al volumen del comercio entre dos países sino también al número de países con los que comercian.  Asimismo, hay datos que indican que la evaluación de la conformidad es especialmente gravosa.  Los efectos negativos en el comercio se atenúan cuando disminuyen las divergencias entre las políticas, ya sea por la convergencia con normas internacionales, la armonización o el reconocimiento mutuo.  Si la armonización y el reconocimiento mutuo de las normas se realizan a nivel regional, puede haber importantes efectos de desviación del comercio para terceros países así como un efecto de “cerrojo” reglamentario.  Este parece ser el caso especialmente de los países en desarrollo.

La reglamentación de las MNA en los acuerdos comerciales
Los acuerdos comerciales tradicionales contienen disposiciones que se centran en el problema de la sustitución de los aranceles por medidas no arancelarias.  La naturaleza cambiante del comercio internacional y el uso de las normas privadas pueden dar lugar a la necesidad de formas más profundas de integración institucional.  Además, al aumentar el número de razones por las que los gobiernos recurren a MNA, entre otras, por consideraciones relativas a la salud, la seguridad y el medio ambiente, surge la necesidad de nuevas normas que faciliten la cooperación para identificar usos eficientes y legítimos de las MNA.

Los Acuerdos MSF y OTC son acuerdos “posdiscriminatorios”.  Aunque incluyen obligaciones de no discriminación, contienen también disposiciones que van más allá de un enfoque de “integración superficial”.  Promueven la armonización mediante el uso de normas internacionales e incluyen obligaciones que vienen a sumarse a la obligación de no discriminación, entre ellas, por ejemplo, la necesidad de asegurar que las prescripciones no restrinjan innecesariamente el comercio.  Algunos ponen en duda la idoneidad de estas obligaciones “posdiscriminatorias” aduciendo que es difícil evaluar la compatibilidad de una medida con esas prescripciones sin que los órganos resolutorios de la OMC “cuestionen” las decisiones sobre reglamentación nacional de un Miembro.

Desafíos para la cooperación internacional en materia de MNA.  En primer lugar, es preciso aumentar la transparencia de las MNA y la OMC, con sus múltiples mecanismos de transparencia, tiene una función primordial que desempeñar.  En segundo lugar, se requieren criterios más eficaces para determinar la razón por la que se utiliza una medida, lo que podría lograrse con una mayor integración del análisis económico y el análisis jurídico.  En tercer lugar, el mayor reparto mundial de la producción crea otros desafíos para el sistema multilateral de comercio, que requieren una integración más profunda.

Algunos desafíos se relacionan más específicamente con las políticas públicas.  Para remediar los efectos desfavorables en el comercio causados por las medidas OTC/MSF y la reglamentación nacional en la esfera de los servicios se requiere una convergencia normativa.  Parte de esa convergencia ocurre a nivel regional y parte a nivel multilateral, lo cual plantea la cuestión del nivel óptimo.  También es preciso aclarar la función de los gobiernos y de la OMC en lo que respecta a las normas privadas.  Ha resultado muy difícil concluir las negociaciones sobre la reglamentación nacional en la esfera de los servicios, principalmente debido a preocupaciones relacionadas con la autonomía reglamentaria.  Por último, la creación de capacidad podría contribuir en mayor grado a la mejora de la cooperación internacional en materia de políticas públicas.

 

Hechos destacados

Los datos de la OMC sobre las notificaciones muestran una utilización creciente de medidas OTC/MSF desde mediados de la década de los noventa.  Esta tendencia se refleja en un aumento del número de preocupaciones comerciales específicas planteadas por los Miembros de la OMC en los Comités OTC y MSF.

 

Sin embargo, en los últimos cinco años, el Acuerdo MSF sólo se citó en el 11% de las diferencias y el Acuerdo OTC, en el 12%.

Los datos procedentes de las encuestas empresariales realizadas por el Centro de Comercio Internacional (ITC) indican que las medidas OTC/MSF son las más gravosas para los exportadores de los países en desarrollo.  En 2010, esas medidas representaban casi la mitad (el 48%) de las MNA percibidas como gravosas por las empresas exportadoras.  La cifra es comparable en el caso de la UE.

El 94% de las preocupaciones comerciales específicas relativas a MSF y el 29% de las relativas a OTC afectan al sector agrícola.  Los datos que se desprenden de las diferencias de la OMC muestran también un mayor número de citas de los Acuerdos MSF y OTC en los asuntos relativos a productos agropecuarios que en otros asuntos.

Las encuestas empresariales del ITC muestran que para los exportadores más del 70% de las MNA gravosas plantean también obstáculos de procedimiento.

 

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.