LA OMC EN POCAS PALABRAS

En pocas palabras, la Organización Mundial del Comercio (OMC) es la única organización internacional que se ocupa de las normas de alcance mundial que regulan el comercio. Su principal función es velar por que las corrientes comerciales circulen con la mayor fluidez, previsibilidad y libertad posibles.


“Al reducir los obstáculos al comercio mediante negociaciones entre los Gobiernos Miembros, el sistema de la OMC también contribuye a eliminar otros tipos de barreras que se interponen entre los pueblos y las economías comerciales".


“En los últimos 70 años hemos asistido a un crecimiento excepcional del comercio mundial. Las exportaciones de mercancías han registrado, en promedio, un aumento anual del 6%".


“Todos los Miembros reciben garantías de que en los mercados de los demás Miembros se otorgará un trato equitativo y uniforme a sus exportaciones".

Mercancías

Todo empezó con el comercio de mercancías. Entre 1947 y 1994, el GATT fue el foro en el que se negociaba la reducción de los aranceles y de otros obstáculos al comercio; el texto del Acuerdo General establecía normas importantes, en particular la no discriminación. Desde 1995, el Acuerdo de Marrakech por el que se establece la OMC se ha convertido, junto con sus Anexos (entre los que se incluye el GATT actualizado), en el acuerdo básico de la OMC. Dichos Anexos se centran en sectores específicos relacionados con las mercancías, como la agricultura, y en cuestiones tales como las normas de productos, las subvenciones o las medidas antidumping. El Acuerdo sobre Facilitación del Comercio, que entró en vigor en 2017, ha sido una importante adición reciente.

Servicios

Los bancos, las compañías de seguros, las empresas de telecomunicaciones, los operadores turísticos, las cadenas de hoteles y las empresas de transporte que deseen desarrollar sus actividades comerciales en el extranjero pueden beneficiarse de los mismos principios de comercio más abierto que originalmente solo se aplicaban al comercio de mercancías. Esos principios se recogen en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS). Los Miembros de la OMC también han contraído compromisos individuales en el marco del AGCS en los que se especifican los sectores de servicios que están dispuestos a abrir a la competencia exterior y el grado de apertura de dichos mercados.

Propiedad intelectual

El Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC contiene normas que rigen el comercio en la esfera de las ideas y la creatividad. Esas normas establecen cómo se deben proteger en los intercambios comerciales el derecho de autor, las patentes, las marcas de fábrica o de comercio, las indicaciones geográficas utilizadas para identificar a los productos, los dibujos y modelos industriales y la información no divulgada, por ejemplo, los secretos comerciales; aspectos todos estos conocidos como "propiedad intelectual".

Solución de diferencias

El procedimiento de la OMC para resolver conflictos comerciales previsto por el Entendimiento sobre Solución de Diferencias es fundamental para la observancia de las normas y asegurar así la fluidez de los intercambios comerciales. Los Gobiernos someten sus diferencias a la OMC cuando estiman que se han infringido los derechos que les corresponden en virtud de los Acuerdos de la OMC. Los dictámenes de los expertos independientes designados especialmente para el caso se basan en la interpretación de los Acuerdos y de los compromisos contraídos por cada uno de los Miembros. El sistema alienta a los Miembros a solucionar sus diferencias mediante la celebración de consultas. Si no se obtienen resultados satisfactorios, pueden iniciar un procedimiento que consta de varias fases e incluye la posibilidad de que un grupo especial de expertos adopte una resolución al respecto y el derecho de recurrir contra tal resolución alegando fundamentos jurídicos. La confianza en este sistema ha quedado corroborada por el número de asuntos sometidos a la OMC, más de 500 desde el establecimiento de la Organización, frente a las 300 diferencias examinadas durante toda la vigencia del GATT (1947-1994).

Vigilancia del comercio

El Mecanismo de Examen de las Políticas Comerciales de la OMC tiene por objeto promover la transparencia, mejorar la comprensión de las políticas comerciales adoptadas por los Miembros de la OMC y evaluar su repercusión. Muchos Miembros ven en estos exámenes un análisis constructivo de sus políticas. Todos los Miembros de la OMC deben someterse a este escrutinio periódico; cada examen incluye el informe del Miembro en cuestión y el de la Secretaría de la OMC. De forma paralela, la OMC hace una vigilancia regular de las medidas a escala mundial que afectan al comercio. Este ejercicio global de vigilancia del comercio, realizado inicialmente a raíz de la crisis financiera de 2008, ha pasado a ser una función ordinaria de la OMC que tiene por objeto poner de relieve la aplicación por los Miembros de medidas de facilitación del comercio y de medidas que lo restringen.


“El Comité de Comercio y Desarrollo de la OMC examina las necesidades especiales de las economías en desarrollo".


“La OMC está integrada por 164 Miembros, que representan más del 98% del comercio mundial. Otros 22 países están negociando su adhesión a la Organización".


Secretaría de la OMC

La Secretaría de la OMC, con sede en Ginebra, tiene una plantilla de unos 630 funcionarios, encabezada por un Director General. No existen oficinas auxiliares fuera de Ginebra. Dado que son los Miembros de la OMC quienes adoptan las decisiones, la Secretaría no tiene facultades decisorias.

Los principales cometidos de la Secretaría son brindar apoyo técnico a los distintos Consejos y Comités y a las Conferencias Ministeriales, prestar asistencia técnica a las economías en desarrollo, analizar el comercio mundial y dar a conocer las actividades de la OMC al público y a los medios de comunicación.

La Secretaría también presta algunas formas de asistencia jurídica en los procedimientos de solución de diferencias y asesora a los Gobiernos que desean adherirse a la OMC. Las contribuciones de los Miembros al presupuesto anual de la OMC ascienden a unos 197 millones de francos suizos.