CONTRATACIÓN PÚBLICA

La OMC y la contratación pública

La contratación pública representa en promedio el 10-15% del PIB de una economía. Constituye un mercado significativo y un aspecto importante del comercio internacional. La labor de la OMC en materia de contratación pública tiene por objeto promover la transparencia, la integridad y la competencia en este mercado.


Noticias  volver al principio

 

Introducción    volver al principio

Para desempeñar sus funciones, los organismos gubernamentales necesitan a menudo comprar bienes y servicios con recursos públicos y para fines públicos. Generalmente esas compras se denominan contratación pública.

Uno de los principales objetivos de la mayoría de los regímenes de contratación es optimizar el uso de los recursos. Pero, ¿cómo hacerlo? En general, se considera que un régimen de contratación transparente y no discriminatorio es el mejor instrumento para alcanzar ese objetivo, ya que permite aprovechar al máximo la competencia entre los proveedores. Al mismo tiempo, existen objetivos de política contrapuestos: muchos gobiernos también utilizan la contratación pública para lograr otros objetivos de política nacionales, como la promoción de determinados sectores económicos o grupos sociales.

La concesión de trato preferencial a los bienes, servicios y proveedores nacionales discrimina a los proveedores extranjeros y actúa, por tanto, como un obstáculo al comercio en este sector. Esos obstáculos no están abarcados por las normas multilaterales de la OMC, ya que la contratación pública está expresamente exenta de las principales disciplinas del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT - véase el párrafo 8 a) del artículo III) y del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS - véase el párrafo 1 del artículo XIII).

La liberalización de los mercados de contratación pública tiene potencial para generar beneficios, tanto en lo que se refiere a la eficiencia de la contratación como a los intereses comerciales. Por consiguiente, los Miembros de la OMC han trabajado en esta cuestión desde tres frentes:

(i) el Acuerdo plurilateral sobre Contratación Pública (ACP)

(ii) el Grupo de Trabajo sobre la Transparencia de la Contratación Pública (actualmente inactivo) en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo (PDD)

(iii) las negociaciones sobre contratación pública en el marco del AGCS.

De esas tres esferas, la que registra mayor actividad es la labor relativa al ACP, que ha dado lugar a una importante liberalización del comercio. El 6 de abril de 2014 entró en vigor el ACP revisado, lo que marca un hito significativo en la OMC.

Además, la Secretaría de la OMC ha venido realizando actividades de cooperación técnica para ayudar a los países en desarrollo y a los menos adelantados a participar de manera efectiva en la labor de la OMC en materia de contratación pública.

  

Para más información, véase también    volver al principio

Acuerdo sobre Contratación Pública
Cooperación técnica
Publicaciones
La contratación pública y el Programa de Doha para el Desarrollo
La contratación pública y el AGCS
Instrumentos pertinentes adoptados por otras organizaciones

 

PUBLICACIONES DE LA SECRETARÍA SOBRE LA CONTRATACIÓN PÚBLICA

El régimen de contratación pública de la OMC: retos y reforma
 

   

  

> Documento de trabajo preparado por funcionarios:
Assessing the value of future accessions to the WTO Agreement on Government Procurement (GPA)