Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS: COMUNICADOS DE PRENSA 2002

PRESS/299
28 de junio de 2002

El director general de la OMC y el presidente de las negociaciones sobre los servicios de la OMC rechazan aseveraciones equivocadas según las cuales los servicios públicos se encuentran amenazados

150pxls.gif (76 bytes)
VER TAMBIÉN:
Comunicados de prensa
Noticias
Discursos: Mike Moore

Services negotiations offer real opportunities For all WTO members and more so for developing countries (de momento sólo en inglés)


Hacer clic aquí para pasar a la página del Programa de Doha para el DesarrolloEl Sr. Moore, Director General de la Organización Mundial del Comercio y el Embajador Alejandro Jara, de Chile, Presidente del Consejo del Comercio de Servicios en Sesión Extraordinaria, recalcaron hoy que las negociaciones de la OMC para liberalizar el comercio de los servicios no constituían una amenaza para los servicios públicos y que esos sectores de la economía en realidad se hallaban excluidos de las negociaciones.

Antes de una importante serie de reuniones sobre los servicios que se celebrarán el mes próximo, los dos representantes de la OMC destacaron que el impulso a la competencia a través de la liberalización ofrece un potencial de gran beneficio económico en particular en los países en desarrollo. Ahora bien, aclararon que los gobiernos tienen derecho a excluir los servicios públicos -como los de salud, educación y abastecimiento de agua- de las negociaciones y que corresponde a ellos decidir cuáles son los sectores de servicios que desean liberalizar y cuáles no.

“Estas negociaciones se están desarrollando en el marco jurídico del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) y las directrices de negociación adoptadas por los gobiernos Miembros en marzo de 2001. En el AGCS se excluyen explícitamente los servicios públicos de su ámbito de aplicación y no se trata de modificar esas normas. En las directrices de negociación se destaca explícitamente que cada gobierno Miembro tiene el derecho de elegir los sectores que desea liberalizar. Los servicios públicos prestados con carácter no comercial por cada uno de los 144 gobiernos Miembros de la OMC están explícitamente excluidos de las negociaciones. Se trata de un principio muy importante para todos los gobiernos Miembros y ninguno ha tratado de modificarlo,” dijo el Embajador Jara.

El Director General, Sr. Moore, declaró que en los próximos días los gobiernos harían sus peticiones iniciales de apertura de los mercados y que era posible que algunos gobiernos pidiesen a otros que abriesen los sectores de los servicios públicos a la competencia extranjera. Empero, explicó, esas peticiones no constituyen acuerdos para incluir esos sectores como parte de sus compromisos.

“En la etapa de las negociaciones en la que se realizan las peticiones podrá pedirse la luna, pero eso no significa que pueda conseguirse. En la OMC las decisiones son adoptadas sobre la base del consenso de todos los gobiernos Miembros. Los gobiernos no pueden ser obligados a abrir el sector de los servicios públicos,” dijo el Sr. Moore.

El Director General agregó que la liberalización de los segmentos públicos de sectores tales como el de salud y el de educación nunca se ha planteado en los debates realizados entre los gobiernos. Incluso la liberalización de los segmentos comerciales de esos sectores ha recibido poca atención en las negociaciones, dijo. Las negociaciones se han centrado en otros sectores de servicios.

“Lo importante de estas negociaciones”, manifestó, “es que ofrecen enormes posibilidades para elevar el nivel de vida en todo el mundo pero, en particular, en los países en desarrollo, muchos de los cuales son los que más se beneficiarán con una mayor apertura de los mercados de servicios. De hecho, hay 25 países en desarrollo que obtienen más de la mitad del total de sus ingresos de exportación del sector de los servicios”.

Al iniciarse la importante etapa de las negociaciones bilaterales sobre el acceso a los mercados, el Embajador Jara insistió en la necesidad de una comprensión pública basada en la claridad y la objetividad.

“Cada gobierno tiene el derecho inequívoco de elegir qué servicios desea abrir a la competencia extranjera y en qué condiciones, y el derecho de reglamentar la prestación de los servicios de acuerdo con los objetivos de política nacionales. Es más, incluso en el caso de los servicios que prestan los gobiernos con carácter comercial, no hay nada en las normas de la OMC que requiera que sean privatizados o liberalizados,” dijo.